Panorama: la India

Para una joven casada en la India, la educación es un sueño que se ha hecho realidad

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2006
Orgullosa de la autofianza recién adquirida, Buna Devi, casada a los 13 años y madre de dos hijos, asiste a clase en un centro gestionado por una ONG que recibe apoyo de UNICEF en el distrito de Bihar’ Patna

La principal publicación de UNICEF, el Estado Mundial de la Infancia, trata este año sobre el doble dividendo de la igualdad entre los géneros que ayuda a superar  la discriminación y la pobreza. Esta es una de las historias que presentaremos antes del lanzamiento del informe el 11 de diciembre.

BIHAR, India, 13 de noviembre 2006 - Cuando Buna Devi, 18 años, se dirige a pie al centro de aprendizaje de su poblado, en el distrito de Patna, ubicado en el estado de Bihar, en la India, escucha los murmullos de sus vecinos: “Mira esa mujer con dos niños, está estudiando ahora, ¡a su edad!”

Pero ella no les presta ninguna atención: está decidida a aprovechar la oportunidad que se le presenta de obtener una educación. Es una oportunidad muy poco usual, ya que creció en medio de la pobreza y se casó a los 13 años. Un año después tuvo su primer hijo, un varón, y otro cuando tenía 16 años.

“A mis padres nunca se les ocurrió que necesitaba una educación”, dice. “Ellos pensaban que la educación no era para los pobres”.

Una infancia interrumpida

Aunque los 18 años son la edad legal mínima para casarse, los matrimonios infantiles siguen siendo frecuentes en la India actual: alrededor de un 46% de las mujeres se casan antes de cumplir 18 años; en las zonas rurales, la proporción se acerca al 55%.

Una encuesta realizada en 1998 en el estado de Madhya Pradesh descubrió que cerca del 14% de las niñas se habían casado entre los 10 y los 14 años. Un problema para evaluar la incidencia del matrimonio temprano es que las fechas de nacimiento de la mayoría de las mujeres y los hombres nunca se llegaron a registrar, y por tanto sus edades no están documentadas en ningún registro oficial.

Para millones de niñas como Buna, el matrimonio temprano significa un final abrupto en su infancia y la necesidad repentina de asumir las responsabilidades de la vida adulta, para las cuales no están en absoluto preparadas. Para los varones, el matrimonio temprano supone una mayor responsabilidad financiera. Para las niñas como Buna, suele significar el fin de sus aspiraciones, y les obliga a entrar en un ciclo de embarazo temprano, mala salud y partos frecuentes.

También suele significar el fin de su educación, que es la mejor posibilidad que tiene una mujer de aumentar su influencia y su poder en el hogar, el mercado de trabajo y la comunidad en general.

Invertir en educación

Por eso cuando Nari Gunjan, una organización no gubernamental que defiende la autonomía de la mujer, abrió un centro de aprendizaje en su poblado, Buna se matriculó rápidamente.

En el centro de aprendizaje, la educación de Buna va más allá de la alfabetización básica: ha aprendido cuestiones sobre salud, higiene, crianza, costura, la posición de las mujeres y las niñas en la sociedad, el trabajo infantil y las consecuencias del matrimonio infantil.

Después de pasar unas horas en el centro, Buna acude a trabajar a los campos de arroz para contribuir a los ingresos familiares. “Es una vida dura, pero nunca renuncié a mi decisión de aprender a leer y escribir”, dice.

Educación: la verdadera joya

UNICEF apoya la inversión en la educación, especialmente en la educación de las niñas, la movilización social y la promoción de la autonomía de la mujer, son fundamentales no solamente para impulsar el desarrollo económico de la India, sino también, a un nivel más individual, asegurar que las niñas tengan la posibilidad de disfrutar de su infancia y adolescencia antes de asumir las responsabilidades del matrimonio y la maternidad.

“Nunca imaginé que un día podría leer y escribir”, dice. “Pero ahora lo sé, y estoy tan orgullosa que no puedo expresar con palabras lo que significa para mí este logro.

“Creo que las joyas que visten las mujeres son superficiales”, añade. “Nuestro mejor adorno es la educación”.


 

 

Política de UNICEF sobre igualdad de género y potenciación del papel de mujeres y niñas

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda