Panorama: la India

Fomentar la salud y la esperanza entre las futuras madres de las zonas rurales de la India

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ROSA/Ulrike Gilbert
Una madre joven en el Hospital Baran, Rajastán, India, que había dado a luz unos días antes.

26 de mayo de 2004—Cuando Shanta, de 26 años, acudió a un centro de salud para realizar una visita ordinaria prenatal, nadie se dio cuenta de la hinchazón que tenía en la cara y los brazos. Posteriormente sufrió graves complicaciones. Cuando llegó al hospital más cercano, era demasiado tarde; murió dando a luz gemelos, y los recién nacidos murieron 15 días después. La hinchazón en el rostro y los brazos era un síntoma de una elevada presión sanguínea, que puede ser muy peligrosa durante el embarazo.

La historia de Shanta es demasiado frecuente entre las mujeres de las zonas rurales de la India, donde las futuras madres a menudo corren riesgos excesivos durante el embarazo: mala salud, partos poco higiénicos en el hogar y un acceso inadecuado a la atención de la salud. Una mujer muere cada 5 minutos dando a luz. Más de 100.000 mujeres mueren todos los años debido a causas relacionadas con el nacimiento.

El UNICEF ha estado trabajando con el Gobierno de la India, con aliados en la esfera de la salud y con entidades donantes para abordar esta situación. El proyecto “Derecho de la mujer a la vida y la salud” trata de asegurar que todas las mujeres y sus hijos, especialmente en las comunidades más pobres, reciben una atención adecuada de la salud. El proyecto trata de proporcionar una detección a tiempo de riesgos para la salud y ofrecer un tratamiento inmediato para las complicaciones relacionadas con el embarazo por medio de un personal competente y cualificado.

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/Biswas
Una madre con su hijo en el hospital gubernamental de distrito Ernakulam, Kerala, India.

Durante los últimos cuatro años, el proyecto ha logrado resultados notables en los estados de Rajastán y Maharashtra. En Maharashtra, el número de nacimientos que se producen en las instalaciones médicas ha aumentado de un 18% a un 30%. El porcentaje de partos en los que participa un agente de la salud cualificado aumentó en más de un 30% en el distrito de Baran (Rajastán).  Las comunidades han respondido también de manera positiva y se ha incrementado el número de donaciones voluntarias de sangre para su uso durante las situaciones de emergencia obstétrica.

El proyecto ha conseguido atraer la atención de las principales personas encargadas de tomar decisiones en la India. La reducción de la mortalidad derivada de la maternidad no sólo se ha convertido en una prioridad estatal, sino también nacional. El compromiso del gobierno se refleja en las metas de la Política Nacional sobre la Población y la Política Nacional de Salud. Una promoción sostenida y una recaudación de fondos muy activa son ahora más importantes que nunca.

Los resultados positivos del proyecto “Derecho de la mujer a la vida y la salud” ofrecen esperanza a las nuevas madres. El objetivo es asegurar que todas las historias pueden concluir, no como lo hizo la de Shanta, sino con una madre bien cuidada que puede llevar a un hijo saludable a su hogar.


 

 

Búsqueda