Agua, saneamiento e higiene

Se lleva a cabo en la sede de UNICEF la primera reunión preparatoria del Año Internacional del Saneamiento Ambiental de 2008

Imagen del UNICEF
© © UNICEF/HQ07-0455/Markisz
Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, asiste en la sede de UNICEF en Nueva York a la primera reunión preparatoria del Año Internacional del Saneamiento Ambiental de 2008 que estableció ese organismo mundial a fines del año pasado.

Por Anwulika Okafor

NUEVA YORK, Estados Unidos, 7 de mayo 2007 – El saneamiento ambiental adecuado es algo aparentemente común y corriente que la mayoría de los pobladores del mundo en desarrollo da por sentado. Sin embargo, en el mundo hay por lo menos 2.600 millones de personas –el 41% de la población mundial y entre las que figuran 900 millones de niños y niñas– que carecen de acceso a letrinas y otras instalaciones de saneamiento ambiental básico.

La carencia de saneamiento ambiental adecuado y de fuentes de agua potable se relaciona con varias enfermedades como la diarrea, que con frecuencia causa desnutrición acelerada y neumonía. Esas enfermedades, a su vez, provocan anualmente un número sobrecogedor de muertes, especialmente de niños y niñas.

Con el propósito de llamar la atención del mundo hacia esta enorme crisis, las Naciones Unidas declararon en diciembre pasado que 2008 sería el Año Internacional del Saneamiento Ambiental. Durante la primera reunión preparatoria de las actividades de ese Año, que se llevó a cabo hoy en la sede de UNICEF en Nueva York, los participantes investigaron nuevas maneras de poner de relieve la importancia de la conquista del séptimo Objetivo Mundial del Milenio, de reducir a la mitad para 2015 la proporción de personas que carecen de acceso al agua potable y al saneamiento ambiental básico.

La planificación con vista a retos futuros

La reunión, que fue encabezada por el Presidente de la Junta Asesora sobre Agua y Saneamiento del Secretario General de las Naciones Unidas, Su Alteza Real el Príncipe de Orange, Willem-Alexander de Holanda, reunió a representantes de organizaciones no gubernamentales, organismos donantes, instituciones académicas y bancos de desarrollo, así como de los gobiernos de 29 naciones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ07-0452E/Markisz
Su Alteza Real el Príncipe de Orange, Willem-Alexander de Holanda, preside la reunión preparatoria del Año Internacional del Saneamiento Ambiental de 2008.

Todos ellos compartieron la meta de concertar un plan para hacer frente a este enorme reto pendiente. Para poder conquistar el séptimo Objetivo Mundial del Desarrollo, la comunidad internacional deberá suministrar anualmente acceso al agua potable y a las instalaciones de saneamiento ambiental a unos 164 millones de personas.

En su discurso inaugural, el Príncipe Willem-Alexander se refirió al Año Internacional del Saneamiento Ambiental diciendo que se trata de “una oportunidad excepcional para elevar el nivel de conciencia y galvanizar la voluntad política, especialmente en el plano nacional”.

“Esto”, agregó el Presidente de la Junta Asesora sobre Agua y Saneamiento, “reviste una importancia fundamental ya que los gobiernos nacionales –en colaboración con las comunidades, los municipios, las ONG y los organismos y organizaciones internacionales– serán quienes en definitiva amplíen los servicios de saneamiento ambiental”.

De importancia fundamental para el desarrollo infantil

Los debates e intercambios que se desarrollaron en la reunión preparatoria dejaron a las claras que la educación de la comunidad mundial acerca de la importancia del saneamiento y la higiene adecuada es apenas uno de los obstáculos que será necesario superar. Además de ello, el mejoramiento de los sistemas de suministro de agua potable y saneamiento ambiental a las comunidades es un proceso costoso, y en muchas regiones del mundo no se comprende claramente la relación entre esos costos y los beneficios que ofrecen los sistemas mejorados.

Asimismo, las desigualdades entre las comunidades ricas y pobres, y las urbanas y rurales, constituyen otros tantos obstáculos al progreso en materia de saneamiento ambiental.

Sin embargo, los beneficios que se desprenden de la aplicación de un programa mundial de acción para el tratamiento de esas cuestiones son innegables. Unos 1,5 millones de niños y niñas menores de cinco años mueren anualmente debido a la diarrea. Al mismo tiempo, millones de niños y niñas que contraen enfermedades crónicas debido al consumo de agua contaminada y al saneamiento ambiental inadecuado, faltan a la escuela en forma frecuente o permanente. El año pasado, el efecto acumulado mundial de ese problema significó unos 500 millones de jornadas escolares perdidas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ06-0717 /Georgina Cranston
En Darfur Septentrional, en el Sudán, tres niños emplean una simple señal para enviarle un claro mensaje al mundo.

Como demuestran esas estadísticas, el acceso al saneamiento ambiental tiene una importancia fundamental para la supervivencia y el desarrollo de los niños y niñas del mundo.

La medición del éxito

Los participantes en la reunión de hoy prepararon una lista provisional de objetivos para el Año Internacional del Saneamiento Ambiental que elevaron al Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Ban Ki-Moon, quien estuvo presente en la sesión vespertina de la reunión. Una vez completada, esa lista será distribuida a los gobiernos y otras partes interesadas en todo el mundo, a fin de que sirva de referencia para medir los logros de la iniciativa. Entre los objetivos enumerados figuran:

  • Una mayor difusión de las cuestiones relativas al saneamiento ambiental y la higiene en los ámbitos locales, nacionales e internacional.
  • Un incremento de los fondos destinados a los programas de saneamiento ambiental en todo el mundo.
  • Compromisos estrictos con respecto a la resolución de la crisis del saneamiento ambiental por parte de los gobiernos y aliados.
  • Un mayor hincapié en cuanto a la sostenibilidad de los programas y actividades, a fin de garantizar que las regiones donde se lleven a cabo puedan mantener posteriormente el suministro de saneamiento ambiental.

“Hagamos de 2008 un año notable en cuanto a logros mundiales en materia de saneamiento ambiental. Un año en el que se generen cambios realmente positivos para millones, y hasta miles de millones de personas que hoy no disfrutan de ese componente  básico del bienestar humano”, afirmó el Sr. Ban.

Aunque a quienes están habituados a disponer de un inodoro o a lavarse las manos con agua y jabón el saneamiento ambiental adecuado les pueda parecer algo común y corriente, para muchos millones de personas que carecen de acceso al mismo ese servicio básico representa la posibilidad de una vida mejor, que conlleve un aumento del crecimiento económico, el progreso sostenido de la educación y una base sólida para el mejoramiento de la salud pública. Los planes que se pusieron en marcha hoy en UNICEF harán posible que a partir del Año Internacional del Saneamiento Ambiental ese sueño elemental de la humanidad se convierta en realidad.


 

 

Vídeo (en inglés)

7 de mayo de 2007:
Anwulika Okafor, corresponsal de UNICEF, informa sobre la primera reunión preparatoria del Año Internacional del Saneamiento Ambiental de 2008.

 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda