UNICEF en situaciones de emergencia

Mientras la crisis del Medio Oriente continúa, llegan suministros al sur del Líbano

Imagen del UNICEF
© Polaris/Brooks
Randa, 6, se encuentra en estado de shock, en Tibnin, Lebanon, en donde su mamá murió por un reciente ataque.

Por Sabine Dolan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 31 de Julio de 2006 – Tras el ataque del domingo contra la ciudad de Cana, en el sur del Líbano, que dejó un saldo de casi 60 muertos, entre ellos 37 niños y niñas, UNICEF exhortó a las partes en pugna a que acaten el llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, en pro de un cese inmediato de las hostilidades.

“Condenamos con firmeza los ataques que tienen como blanco a la población civil, especialmente a los niños y niñas”, expresó Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, en una declaración dada a conocer el día del ataque.

La Sra. Veneman comentó hoy que el hecho de que en el edificio derrumbado se encontraran tantas mujeres y niños y niñas era motivo de grave preocupación para UNICEF.

“Lo que no se cuenta de esta guerra es que un 30% de los que han muerto era niños y niñas, y que un 45% de los desplazados también son niños y niñas. De manera que se trata de una guerra que tiene consecuencias muy inmediatas y concretas para la niños”, agregó.

El envío de suministros al sur del Líbano

El conflicto entre Israel y Hezbolá en el Líbano, que se desató hace 20 días, ha dejado un saldo de 670 personas muertas y 3.125 heridas. UNICEF calcula que una tercera parte de las bajas son niños y niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-1114/Brooks
Aya, 3, se recupera en el hospital de Rafiq Hairi en Beirut, Líbano. Herida al igual que su familia por la exploción de una bomba su edificio.

Hasta ahora ha resultado difícil llegar hasta las regiones más afectadas por el conflicto, mientras que el envío de convoyes y suministros de emergencia a esas regiones presenta serios problemas logísticos.

En circunstancias normales, por ejemplo, el trayecto de Beirut a Tiro, en el sur del Líbano, requeriría dos horas del viaje. Sin embargo, los convoyes de socorro se demoran actualmente hasta dos días para llegar a su destino debido al caos y la destrucción reinantes.
UNICEF exige que se le otorgue paso libre para poder llevar a cabo operaciones urgentes de apoyo humanitario en las regiones del Líbano más castigadas por la guerra, como Cana.

“UNICEF ha colaborado con otros organismos para tratar de que un convoy de ayuda humanitaria pueda llegar hoy a Cana”, explicó Afshan Khan, Directora Adjunta de Operaciones de Emergencia de UNICEF.

UNICEF ha sido nombrado el organismo principal de las Naciones Unidas a cargo de las cuestiones relacionadas con el abastecimiento de agua y saneamiento en la zona de conflicto.

“Para ayudar a quienes han quedado sin hogar debido a los bombardeos, UNICEF ha distribuido diversos suministros, como los elementos e instalaciones necesarias para el abastecimiento de agua y saneamiento; conjuntos de materiales y artículos para la familia, como colchones, mantas, cubos y jabón”, detalló la Sra. Khan.

Imagen del UNICEF
© Reuters/Bensemra
Un voluntario libanés lleva en brazos a un niño muerto durante un ataque aéreo israelí contra Cana, una población ubicada a 6 Km. del puerto de Tiro.

Mirar hacia el futuro

Mañana, una caravana conjunta de 30 camiones de las Naciones Unidas, entre ellos siete de UNICEF, se dirigirán a las ciudades de Nakoura, Rmeich y Tebnine, en el sur del Líbano.

Dos camiones transportaron suministros de emergencia, incluidos 40.000 litros de agua embotellada, 110 conjuntos familiares básicos para el agua, tabletas de purificación del agua, medicamentos esenciales y conjuntos de materiales de recreación.

A fin de proteger la salud de los niños y niñas desplazados, UNICEF y sus aliados pondrán en marcha el martes en Beirut una campaña de vacunación contra el sarampión. La campaña se llevará a cabo de manera paralela a otra de distribución de suplementos de vitamina A, para poder, de esa manera, prestar servicios a la mayor cantidad posible de niños y niñas albergados en los refugios.

Las actividades de inmunización deberían ayudar a impedir la propagación del sarampión entre los pobladores que residen provisionalmente en edificios públicos y que actualmente cuentan con acceso muy limitado a los servicios básicos de salud.

UNICEF también colabora con sus aliados en la prestación de algunos servicios de apoyo y ayuda psicológica a los niños y niñas que sufren los efectos emocionales de los ataques del domingo.

Entretanto, la situación de los civiles que siguen aislados en las zonas de conflicto continúa siendo un grave motivo de preocupación. En los últimos días, un número creciente de pobladores de la región meridional del país ha comenzado a huir a pie de sus aldeas para escapar de la violencia.

“Se trata de personas que no tienen acceso a ningún medio de transporte ni pueden obtener combustible”, señala la Sra. Khan, “de manera que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad y corren peligro de ser víctimas del fuego cruzado”.


 

 

Vídeo (en inglés)

31 de julio de 2006:
Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre las actividades de socorro en Beirut y la región meridional del Líbano.

 VÍDEO  alta | baja

Vídeo (en inglés)

Executive Director Ann M. Veneman
31 de julio de 2006:
Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, comenta el ataque del domingo contra la ciudad de Cana, en el sur del Líbano.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda