La catástrofe del tsunami: Países en crisis

Somalia: Después del tsunami, la comunidad local celebra la apertura de una escuela más grande y mejor

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2005/Bannon
Ahmed, de 10 años, y Fatuma Mohamed Abdullahi, en el Centro de Aprendizaje Comunitario de Hafun.

Por Denise Shepherd-Johnson

HAFUN, Somalia, diciembre de 2005 – La nueva escuela primaria de Hafun es como un oasis en medio de la devastación que provocó el tsunami del Océano Índico y que, casi un año después, aún es evidente por todas partes.

Con su techo azul brillante, sus columnas rojas y sus impecables paredes de color blanco, el Centro de Aprendizaje Comunitario de Hafun es realmente un oasis. Es un espacio de esperanza y oportunidad tanto para los niños y las niñas como para los adultos de esta remota aldea de pescadores ubicada en una península, a 10 horas por carretera del pueblo de Bossaso, en el nordeste de Somalia.

Mientras que un complejo de viviendas, un hospital de 18 habitaciones y un sistema de suministro de agua y saneamiento todavía están en construcción, el Centro de Aprendizaje ya abrió sus puertas.

El lunes 14 de noviembre, el Centro dio la bienvenida a más de 300 estudiantes entre los 6 y los 15 años, muchos de los cuales asisten a la escuela por primera vez.

Una nueva alumna es Bishara Said Musa, que tiene 11 años. Aunque parece tímida, su historia muestra que se muestra segura y decidida: “Yo permanecía en casa y ayudaba a cuidar a mis hermanos. Pero cuando mis amigas me hablaron de la nueva escuela, le dije a mi abuela: ‘Los demás niños están estudiando. Yo también quiero ir a la escuela’”.

Bishara asiste actualmente a la escuela primaria, junto con sus hermanos Abdullah, de 7 años, y Sahal, de 6.

“Cuando sea mayor quiero ser maestra para educar a los demás”, dice. “Me gustaría aprender y tener una vida mejor. También quisiera viajar para ver lo que ocurre en otras partes del mundo y compartir mis experiencias con otras personas”.

Otro nuevo alumno del Centro es Ahmed, de 10 años. Siempre pasa las primeras horas de la mañana al borde del agua cortando y quitando las escamas del pescado que recogió en los botes pesqueros. “Mi madre me dijo: ‘Irás a la escuela después de que vayas a la playa y consigas pescado’”.

Al preguntarle si desea convertirse en pescador, responde con un enfático “No”. Ahmed también quiere ser maestro. Pero, por el momento, está deseoso de aprender matemáticas y a leer y escribir en inglés y somalí.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/2005/Bannon
Todos los días antes de ir a la escuela, Ahmed, de 10 años (derecha), y su amigo Amin Mohammed, de 12, recogen pescado para sus familias.

El Centro ocupa un terreno donado por la comunidad y costó un poco más de 65.000 dólares, que aportaron el Fondo de los Estados Unidos en pro de UNICEF y el Comité del Reino Unido en pro de UNICEF. La comunidad se hizo cargo de la construcción. Cuenta con seis aulas, una oficina, una despensa, letrinas separadas para los niños y las niñas, un salón de reuniones y un gran patio de recreo. Todos los pupitres y las bancas son nuevos, y está equipado con material didáctico que incluye libros de texto, tableros y tiza. Gracias a un subsidio educativo de la Comisión Europea, cada estudiante recibe una mochila escolar que contiene cinco cuadernos, un lápiz y un bolígrafo. Las mochilas llevan impresa una frase en somalí: “Educación para Todos los Niños y las Niñas”.

El Centro ofrecerá próximamente clases nocturnas de lectura y escritura para los adultos. En el salón de reuniones, los maestros dispondrán de recursos educativos y la comunidad, de un lugar de encuentro. En comparación con la escuela que había en Hafun antes del tsunami, que solo tenía dos aulas y 50 alumnos, este Centro representa una mejora impresionante.

Incluso mientras el Centro se hallaba en construcción, unos 340 niños y niñas de Hafun apartaron sus cupos para la escuela primaria, o sea, un número de matrículas siete veces más alto. El número de alumnos probablemente ascenderá a 500, pues es de esperar que se matriculen muchos niños y niñas de zonas cercanas y de familias nómadas. Para que ningún niño se quede sin estudio, el Centro implementará muy pronto un sistema de turnos, con clases por las mañanas y por las tardes. Cuando ese sistema entre en funcionamiento, el número de maestros –seis en la actualidad– también aumentará, y todos se beneficiarán del programa de capacitación docente que se ha llevado a cabo en Hafun con apoyo de UNICEF.

El Centro está manejado por el Comité Educativo de la Comunidad, que está integrado por siete miembros. Fatuma Mohamed Abdullahi es una de las dos mujeres elegidas por los ancianos de la comunidad para formar parte del comité. Ella sintió una alegría indescriptible cuando el Centro finalmente comenzó a funcionar. “Estamos muy agradecidos a todos los que respaldaron este proyecto. Nunca imaginamos que algún día tendríamos una escuela tan elegante”.

Fatuma (cuyos tres hijos asisten a la escuela) se ha propuesto dar a conocer los beneficios de la educación a otras personas de la comunidad. “La gente que se educa tiene muchísimas ventajas. La ignorancia es el enemigo de la vida. Las personas ignorantes no se pueden mantener adecuadamente. Yo digo a los padres y a las madres que matriculen a todos sus hijos en la escuela para que se puedan mantener por sí mismos en el futuro”.

El nuevo Centro de Aprendizaje Comunitario de Hafun está ubicado al pie de una colina que el año pasado constituyó el único refugio contra la arremetida del tsunami. Un año después, en esa misma colina es posible ver el resultado del esfuerzo conjunto de la comunidad y los aliados internacionales. Por primera vez en muchos meses, los pobladores de Hafun tienen un motivo para celebrar: la apertura de su nueva y “elegante” escuela.


 

 

Vídeo (en inglés)

20 de diciembre de 2005:
Denise Shepherd-Johnson, Oficial de Comunicación en Somalia, nos informa en un especial dividido en dos partes, sobre la vida en Hafun, Somalia, un año después del tsunami.


Primera parte: la vida en Hafun

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)


Segunda parte: reconstruyendo mejor

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Actualización oficial (en inglés)



Children and the Tsunami, A Year On - un proyecto de documento de UNICEF [PDF]
Búsqueda