La catástrofe del tsunami: Países en crisis

Un nuevo comienzo para los habitantes de la isla de Kine Thaung

Por Jason Rush

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2005/Oo
El UNICEF ayudó a los niños y niñas de la isla de Kine Thaung a reanudar sus clases lo antes posible.

ISLA DE KINE THAUNG, Myanmar, 21 de marzo de 2005 — La mayoría de los habitantes de la isla de Kine Thaung no pueden imaginar que la vida vuelva a ser igual. Cuando el tsunami barrió la aldea en la mañana de un apacible domingo de diciembre, un buen número de niños fue arrastrado por el mar. Muchas familias permanecen inconsolables por esta pérdida y se muestran renuentes a hablar de la catástrofe, lo cual resulta comprensible.

El UNICEF ha proporcionado asistencia vital a los sobrevivientes del tsunami, muchos de los cuales perdieron todas sus posesiones y hogares, junto con sus seres queridos.

“Hemos concentrado nuestra ayuda en lo más necesario según las familias”, dice Terence Kadoe del UNICEF. “Esto incluye el reemplazo de materiales domésticos básicos, especialmente mantas, ropa y utensilios de cocina, así como la provisión de agua potable”.

El UNICEF trabaja con sus aliados no sólo en lograr que estas familias se pongan nuevamente en pie, sino en proporcionarles una calidad de vida aún más alta de la que disfrutaban antes del desastre.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2005/Thaung
Muchas familias perdieron sus vasijas para la recolección de agua de lluvia a causa del tsunami. El UNICEF está instalando sistemas hidráulicos duraderos en las comunidades afectadas.

A las escuelas y centros comunitarios de Kine Thaung se les está supliendo de nuevos tanques de agua de 500 galones, y se están reparando las bombas de agua de la comunidad que fueron dañadas por el oleaje.

“Nunca habíamos tenido suficiente agua pura”, dice un anciano de la aldea, “de manera que todos nos beneficiamos de esta ayuda. Especialmente nuestros niños”.

El UNICEF también está ofreciendo sistemas de saneamiento y educación sobre la higiene a familias con hogares dañados; reparando escuelas damnificadas y proporcionando materiales escolares básicos para ayudar a que los niños permanezcan en la escuela, así como artículos recreativos, tales como juguetes y pasatiempos, para dar a los niños y niñas un poco de alegría en esta difícil situación.

En cooperación con sus colaboradores, la oficina del UNICEF en Myanmar sigue empeñada en brindarles una vida mejor a los niños y familias de la isla de Kine Thaung y de otras comunidades afectadas por el tsunami en este país.


 


 

 

Vídeo (en inglés)

Marzo 2005:
La representante del Unicef en Myanmar, Carroll  Largo, nos cuenta cómo el dinero donado al Unicef está siendo utilizado para ayudar a los niños.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Enlaces sobre el tsunami

Búsqueda