La catástrofe del tsunami: Países en crisis

Maldivas confronta graves problemas para recuperarse del tsunami

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-0030/Horner
Rizuana, una niña de 11 años que se encontraba desplazada, comparte un barco con otras personas que regresaron a sus hogares en la isla de Diffushi.

NUEVA YORK, 10 de febrero de 2005 – Aunque la fase de emergencia aguda como consecuencia del desastre producido por el tsunami y sus secuelas ha quedado atrás en Maldivas, el país confronta grandes problemas para reestablecer su economía y su infraestructura.
 
Maldivas es un país compuesto por alrededor de 1.190 islas. El desastre obligó a 12.000 personas a abandonar las islas en las que estaban viviendo. Otras 8.000 personas tuvieron que abandonar sus hogares y trasladarse a otros lugares dentro de sus propias islas.

El UNICEF ha estado trabajando para asegurar que se cubren las necesidades inmediatas de todas las personas afectadas por el maremoto. Se han repartido alimentos, agua y sistemas de saneamiento y las personas desplazadas, ya sea en campamentos o en los hogares de sus familiares, están recibiendo asistencia.

“A todo el mundo se le ha proporcionado socorro básico”, dijo la Coordinadora de Emergencias del UNICEF, Sherazade Boualia. “Las escuelas han reabierto sus puertas como se prometió y se han instalado escuelas provisionales para los niños que no podían ir a las escuelas oficiales”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ05-0031/Horner
Un muchacho descansa después de ayudar a su familia a limpiar la tienda para turistas que poseen en la isla de Diffushi, Maldivas.

El abastecimiento de agua de Maldivas proviene sobre todo del agua de lluvia. El UNICEF presta asistencia para construir nuevos tanques de agua a fin de reestablecer la capacidad de almacenamiento perdida, y proporciona unidades de desalinización para tratar agua del mar.

El UNICEF ha prestado apoyo a un programa de capacitación para ayudar a los maestros a identificar a los niños que todavía sufren traumas debido al desastre. “Es una iniciativa que acaba de comenzar y es preciso que continúe porque los traumas siguen presentes. Queda mucho todavía por hacer. No se trata solamente de los niños y las niñas, sino también de sus familias: es un problema que abarca el ámbito nacional”, dijo Boualia.

Maldivas depende enormemente de los ingresos que obtiene del mar. La recuperación del desastre debe incluir no solamente la reconstrucción y reparación de casas y de escuelas, sino que también es necesario prestar apoyo a la industria pesquera para que se recupere. Se calcula que la reconstrucción de edificios costará 75 millones de dólares. Pero los fondos para esta parte del esfuerzo de recuperación, así como para la industria pesquera, han sido mínimos hasta el momento.

“El país no ha recibido financiación para viviendas o pesquerías y éstos son los sectores que preocupan enormemente a la gente. Y también es necesario reactivar la economía”, dijo Boualia.


 

 

Audio (en inglés)

10 de febrero de 2005: La Coordinadora de Emergencias del UNICEF, Sherazade Boualia, dice que la gente de Maldivas necesita recuperar sus medios de vida.

Enlaces sobre el tsunami

Búsqueda