Honduras

UNICEF presta asistencia de emergencia con conjuntos de higiene y cocina en Honduras

Imagen del UNICEF
© UNICEF Honduras/2010/Rosalina Castro
Una jóvenes voluntarias del Programa Municipal de Infancia, Adolescencia y Juventud de Tegucigalpa durante el embalaje de los conjuntos de higiene en las bodegas de COPECO.

TEGUCIGALPA, Honduras, 31 de mayo de 2010 - Después de el Presidente de la República de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, decretara en los medios radiofónicos la situación de emergencia en todo el territorio nacional, UNICEF ha dispuesto 75.000 dólares estadounidenses para atender las necesidades de las familias damnificadas.  

La situación es el resultado de las lluvias torrenciales que ha dejado a su paso la tormenta tropical Agatha, originada en el océano Pacifico y que afecta la región centroamericana, con mayor intensidad en Honduras y Guatemala.
 
Según los informes de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), institución hondureña dedicada la gestión de situaciones de emergencia, las lluvias han dejado un saldo de tres muertos en el país, al tiempo que se han registrado daños en la infraestructura vial, la agricultura y viviendas.
 
El Presidente Lobo tras reunirse con todos sus ministros el pasado domingo 30 de mayo y ante la situación que afecta al país, ha determinado declarar emergencia nacional y hacer un llamamiento a toda la población para que tome las medidas pertinentes, ya que los últimos informes meteorológicos indican que las lluvias continuarán 48 horas más.

El río Choluteca, que atraviesa la capital hondureña, se ha desbordado y las autoridades de la ciudad han procedido a evacuar la zona de mercados y otros negocios ubicados en las orillas del río. Un puente peatonal que conecta un centro comercial se ha derrumbado, según informaron los medios radiofónicos.
 
Se han dado instrucciones a toda la población capitalina, específicamente la ubicada en zonas de alto riesgo, para que se desaloje esos lugares.

Apoyo contra la catástrofe

Representantes de los organismos de las Naciones Unidas han puesto a disposición equipo humano y técnico que permita a las autoridades hondureñas apoyar a la población afectada tanto en la capital como en el interior del país.
 
Los recursos que UNICEF ha destinado para paliar los efectos de la catástrofe permitirán la adquisición de 1.000 conjuntos de higiene y cocina, se procederá a una posterior inversión similar destinada al abastecimiento de productos de suma necesidad contra las inundaciones.

Desde comienzos de año, UNICEF entregó a COPECO conjuntos de higiene y de cocina, así como materiales educativos de emergencia, carpas y otros suministros para que a las familias afectadas, específicamente las mujeres y niños, contaran con todo lo elemental para cubrir sus necesidades.

 


 

 

Búsqueda