Haití

Cómo se combate el cólera en Haití

El año pasado, en el Departamento del Sur de Haití se produjo una considerable reducción en el número de casos de cólera. ¿A qué y a quién se debe atribuir este éxito? 

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2013/Fanfan
De pie frente a la casa de un paciente que podría sufrir de cólera, Exile Sylveus Junior habla a un grupo de gente sobre la importancia de la utilización de agua depurada en el Departamento del Sur, Haití.

Por Jean Panel Fanfan

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 27 de diciembre de 2013 – En el centro de tratamiento del cólera de Camp Perrin hay un paciente joven que podría tener un caso de cólera. Exile Sylveus Junior y su equipo acuden a la escena en Les Cayes, al sur de Puerto Príncipe.
Exile es el director de un equipo de emergencia que trabaja para la Agencia de Cooperación Técnica y Desarrollo (ACTED). Ha estado tratando de combatir el cólera con la organización desde hace tres años en diferentes zonas de Haití. Es una de las personas encargadas de responder a las alertas de cólera en el Departamento del Sur.

Un esfuerzo coordinado

ACTED es uno de los aliados clave de UNICEF en la estrategia para apoyar el plan nacional del gobierno de Haití dirigido a eliminar el cólera. La organización forma parte de una red de ONG que UNICEF ha creado para combatir la enfermedad. Disponer de esta red supone una mejor coordinación entre todas las partes interesadas, lo que a su vez significa una respuesta más rápida y una ampliación de las actividades de prevención.

Según la coordinadora de UNICEF para el cólera, Claudia Evers, “los agentes clave que ahora están involucrados en la lucha contra el cólera –y no sólo los que reciben apoyo de UNICEF– coordinan, hablan y comparten responsabilidades.

“El público merece toda nuestra energía”, añade. “Estamos en la senda adecuada”.

Una estrategia de tres pilares

Samuel Beaulieu está a cargo del programa de ACTED para la zona meridional de Haití.

La lucha contra el cólera se basa en tres pilares, dice: la vigilancia epidemiológica, la investigación y la respuesta rápida.

Mediante la aplicación de servicios de vigilancia, las intervenciones se pueden concentrar en las zonas donde persiste el cólera. Hay tres equipos móviles que pueden ser enviados en cualquier momento en que se produzca una alerta. ACTED celebra actividades de concienciación en las escuelas, los mercados y las iglesias, y a través de asociaciones comunitarias. De hecho, ACTED y el Directorio nacional de agua potable y saneamiento (DINEPA) han realizado 135 campañas que han llegado a 68.000 personas a lo largo del Departamento del Sur.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2013/Fanfan
Exile y su equipo recorren la casa del paciente para descontaminarla. Una respuesta rápida y coordinada forma parte de los esfuerzos de Haití para eliminar de una vez por todas esta enfermedad.

Samuel considera que estas y otras actividades de los aliados sobre el terreno son responsables de la impresionante reducción de casos de cólera en el Departamento del Sur, un 71,5% durante el año pasado. “Pero no hay que olvidarse del clima”, dice. “La temporada de lluvias ha llegado mucho más tarde”.

La intervención de Exile

En Camp Perrin, Exile consigue convencer a la tía de un paciente de 16 años que no se lleve al muchacho a Puerto Príncipe, un trayecto de alrededor de cuatro horas. “No sobrevivirá el viaje”, dice Exile.

Luego, Exile y su equipo visitan la casa del paciente, en La Roche aux Ponts. La casa está en una zona remota, en el interior de un valle verde, a la que solamente se puede acceder mediante un vehículo todoterreno. Ha llovido la noche anterior, y el camino está difícil de transitar.

El equipo de Exile incluye agentes comunitarios y técnicos de agua potable y saneamiento que trabajan para DINEPA.

Un pregonero indica a las familias locales que está a punto de llegarles un mensaje importante. La gente empieza a reunirse en torno a la casa del paciente. La multitud alcanza ya las 40 personas y sigue aumentando. Exile comienza a hablar, interrumpido solamente por los aullidos estridentes de las aves que anidan en los árboles. La gente se reúne para escuchar acerca de la importancia de utilizar agua depurada y aprender a preparar el suero oral.

Luego, Exile y su equipo siguen su camino.

No hay tiempo de dormir

La red de ONG aliadas como ACTED es fundamental en la lucha contra el cólera y el apoyo al gobierno haitiano. Uno de los retos de los próximos tres meses será aprovechar la estación seca, cuando se dan pocos casos y puede surgir la oportunidad de tomar medidas de prevención.

Entretanto, Exile y su equipo están listos y muy ocupados. “Más allá del aspecto profesional”, dice, “la parte más importante de mi trabajo es el aspecto humano. Esto me permite estar más cerca de la población.

“Cuando se salvan vidas, uno resulta útil a la comunidad”, añade. “No hay tiempo de dormir. Debemos estar listos para intervenir en cualquier momento. Cuando se produce una alerta, es preciso visitar la escena tan pronto como sea posible y asegurarse de que los vecinos no se hayan contaminado”.


 

 

Búsqueda