Haití

UNICEF y sus aliados combaten la persistente desnutrición infantil en Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2012/Nybo
Jennyca (2 años) recibe tratamiento contra la desnutrición grave aguda en una clínica de Puerto Príncipe, la capital de Haití, que cuenta con el apoyo de UNICEF.

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 7 de marzo de 2012. Después del terremoto de enero de 2010, que destruyó un gran número de viviendas y gran parte de la infraestructura de Puerto Príncipe, muchas familias desplazadas se instalaron en un antiguo aeropuerto abandonado en el vecindario de Carrefour, donde erigieron tiendas de campañas entre los restos de viejos aviones y helicópteros.

Al igual que muchas otras familias haitianas, éstas también tuvieron problemas para alimentar adecuadamente a sus hijos. El desempleo, que había sido elevado en Puerto Príncipe aun antes del terremoto, aumentó más después del mismo por la desaparición de un elevado número de negocios y empleos.

El terremoto también agravó los problemas relacionados con la alimentación. Ya antes de ese desastre natural, casi una tercera parte de los niños y niñas menores de cinco años sufría desnutrición crónica, mientras más de la mitad de las muertes de menores de cinco años se debían a la desnutrición.

No obstante, todavía hay esperanzas.

La Fundación para el desarrollo y el asesoramiento de la familia haitiana (FONDEFH por sus siglas en francés) es una ONG local que recibe apoyo de UNICEF y que trabaja para reducir los niveles de nutrición de los niños pobres de las zonas urbanas, entre ellos, los que viven en el aeropuerto abandonado de Carrefour.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti 2012/Nybo
Andremene Pierre lleva a su sobrina Jennyca a una clínica de Puerto Príncipe(Haití), que recibe respaldo de UNICEF. La familia de la niña es una de las muchas que aún viven en un aeropuerto abandonado en el vecindario de Carrefour.

La historia de Jennyca

Andremene Pierre lleva agua hasta la tienda de campaña que ocupa su familia mientras zigzagueaentre helicópteros abandonados y esquiva las cuerdas de tendederos que se extienden entre las barracas y las alas de los aviones.

La mujer llega finalmente a la tienda que comparte con su madre, su padrastro, su hija de cuatro años y Jennyca, su sobrina de dos, cuyo estado de salud preocupa a toda la familia.

“Mi hermana y su marido murieron en el terremoto", explica Pierre. “La pequeñita, que entonces tenía tres meses de edad, quedó atrapada bajo una cama y por eso nadie la podía encontrar pero por fin descubrí dónde estaba cuando entré a la vivienda”.

Pierre sufre migrañas que dificultan su trabajo, consistente en vender bolsas de agua potable. Esto, a su vez, limita sus posibilidades de alimentar adecuadamente a las dos niñas.

Hace una semana, cuando Jennyca comenzó a mostrar síntomas de decaimiento, Pierre la llevó a una cercana clínica de la FONDEFH. Allí, las enfermeras de la ONG brindan tratamiento a los niños y niñas desnutridos y deshidratados y ofrecen a los progenitores consejos sobre cómo mejorar la salud de sus hijos.

En esa clínica, que funciona en una tienda de campaña, se dio tratamiento en el último mes a 14 niños y niñas –entre ellos Jennyca– contra la desnutrición grave aguda, una enfermedad potencialmente letal.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2012/Nybo
Jennyca (2 años), recibe tratamiento contra la desnutrición grave aguda en una clínica de Puerto Príncipe, la capital de Haití, que cuenta con el apoyo de UNICEF.

Aliados en la lucha contra la desnutrición

Hoy, después de comprobar el estado de salud de Jennyca, una enfermera de la FONDEFH llamada Mirlene Duplessy le entrega a Pierre una cantidad de alimento terapéutico Plumpy’nut suficiente para darle de comer a la niña durante una semana. Jennyca tendrá que regresar a la clínica durante siete fines de semanas consecutivos. Después de eso, y salvo que se produzcan complicaciones, Jennyca habrá recuperado su salud.

“La desnutrición grave es el peor problema de salud que tenemos en esta zona”, explica Duplessy. “Pero gracias al Plumpy’nut que recibimos de UNICEF podemos tratar con éxito a los niños afectados”.

FONDEFH es una aliada importante de UNICEF en la lucha contra la desnutrición infantil en Haití.

“No sólo colaboramos con esa ONG en Puerto Príncipe, sino que le hemos otorgado un importante subsidio para su trabajo en el departamento del Norte, donde no contamos con ningún aliado dedicado a la cuestión de la nutrición y donde la tasa de desnutrición infantil es una de las más elevadas del país”, apunta Mohamed Ayoya, Especialista en Nutrición de UNICEF.

“Éstas son precisamente las inversiones que logran resultados duraderos en los países como Haití”, añade Ayoya.


 

 

Búsqueda