Haití

La alianza entre UNICEF e IKEA ofrece juguetes a los niños haitianos e ingresos a las mujeres

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 25 de octubre de 2011. Los niños corren tras un camión pequeño que serpentea a través del Centre d'Hébergement Tabarre 23, un campamento hacinado donde cientos de personas viven en tiendas de lona de plástico y chozas de madera y hojalata.

VÍDEO (en inglés): Claude Cleus, de UNICEF, informa sobre la alianza entre UNICEF e IKEA para repartir los juguetes a los niños desplazados de Haití.  Véalo en RealPlayer

 

El camión se detiene frente a un espacio acogedor para la infancia –un lugar seguro y supervisado para que los niños y niñas jueguen– donde las cajas que se descargan poco a poco revelan una gran cantidad de juguetes, material artístico, jabón y otros artículos.

Aliya Nissa Charlite (5 años) mira con entusiasmo dentro de las cajas, donde hay coloridos animales de peluche, lápices de colores, papel, tijeras y toallas: artículos que ella y otros niños utilizarán en las próximas semanas gracias a una alianza entre IKEA, UNICEF y una ONG local.

No sólo diversión

IKEA, la compañía sueca internacional de mobiliario, donó los juguetes, valorados en unos 140.000 dólares estadounidenses. UNICEF añadió conjuntos de higiene para alentar a los beneficiarios a lavarse las manos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Casares
IKEA ha donado una gran variedad de juguetes a UNICEF que se distribuyeron entre los niños desplazados que viven en campamentos temporales en Puerto Príncipe (Haití).

Durante la primera fase se distribuyen en 30 campamentos de todo el país los suministros en los espacios acogedores para la infancia dirigidos por Heartland Alliance, el aliado local de UNICEF. Es posible llegar a unos 20.000 niños durante 15 días. Una segunda fase de distribución se centrará en los centros de atención residencial.

Para los niños de Haití –que siguen afectados por el catastrófico terremoto de 2010, la epidemia de cólera actual y la pobreza persistente– estos materiales no son sólo un escape de su rutina diaria, sino que los juguetes ofrecen importantes oportunidades para el juego y la expresión creativa. Asimismo, los conjuntos de higiene les ayudarán a protegerse contra el cólera y otras enfermedades peligrosas.

Potenciar el papel de la mujer

Los niños no son los únicos que se benefician de esta alianza. Solidarité des Femmes Haïtiennes (SOFA) prepara los suministros para su distribución. Esta asociación haitiana defiende los derechos de las mujeres, incluidas las víctimas de la violencia de género.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Casares
Unas mujeres que trabajan en un almacén de UNICEF llenan cajas con juguetes donados por IKEA a UNICEF para su distribución en los campamentos de personas desplazadas internamente en Puerto Príncipe (Haití).

“Nuestra organización es una comunidad muy fuerte de mujeres que se ayudan entre sí”, dijo Yvose Edouard, (53 años) e integrante de SOFA. “Ofrecemos a las mujeres asistencia médica, organizamos talleres sobre cómo pueden protegerse a sí mismas y también ofrecemos alojamiento a corto plazo para las mujeres que no quieren volver a casa porque tienen miedo de ser maltratadas”, explicó.

La función de SOFA es ayudar a potenciar el papel de las mujeres por medio de la independencia económica. Por el embalaje de los juguetes y los conjuntos, los miembros de SOFA ganan 500 gourdes al día, o aproximadamente 13 dólares.

“La participación de las mujeres de SOFA en esta iniciativa demuestra que se trata de un proyecto enteramente positivo”, dijo Françoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití. “Las mujeres tienen la oportunidad de ganarse la vida mediante la preparación de la distribución de los juguetes donados para los niños que viven en los campamentos de desplazados internos, lo que es posible gracias a la colaboración entre UNICEF e IKEA”.


 

 

Escuelas acogedoras para la infancia

Aprenda más sobre las escuelas acogedoras para la infancia y la educación de calidad

Búsqueda