Haití

UNICEF y sus aliados colaboran para que todos los niños haitianos reciban educación gratuita

Por Thomas Nybo

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 7 de octubre de 2011.  El Gobierno de Haití ha dado un importante paso hacia el logro de su objetivo de que todos los niños y niñas del país reciban educación gratuita. El lunes, el Presidente Michel Martelly anunció que este año recibirán educación sin cargo 772.000 niños y niñas, entre ellos 142.000 que nunca habían asistido a clase. El primer mandatario hizo el anuncio durante la ceremonia oficial de inauguración del año escolar en la École Nationale de Tabarre.

VÍDEO: Pedro Bujalance Andrés, corresponsal de UNICEF, informa sobre los esfuerzos que se realizan en Haití para crear un sistema de educación universal y gratuita.  Véalo en RealPlayer

 

“Paso a paso, avanzamos avanzamos por la senda hacia la educación gratuita para todos los niños”, señaló el presidente durante la ceremonia en la que también participaron representantes de UNICEF y del Programa Mundial de Alimentos (PMA), aliados del gobierno haitiano en esa causa.

UNICEF, por su parte, inició la distribución material escolar a 750.000 alumnos y alumnas y 15.000 maestros en todo el país. La aportación de UNICEF, que contempla no sólo la entrega de esos materiales sino la ejecución de otros programas de educación, tendrá un valor total de casi 10 millones de dólares y beneficiará a unas 2.500 escuelas.

“La educación es fundamental para el desarrollo de los niños, niñas, familias y comunidades, así como para la reconstrucción futura del país”, afirmó Françoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití.

Dar esperanzas a la juventud

Con el fin de ampliar y mejorar la educación en Haití, UNICEF colabora con diversos aliados gubernamentales y no gubernamentales en la creación de un sistema de educación universal y gratuita.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1576/Dormino
(De izq. a der.) El Presidente de Haití, Michel Martelly, y Françoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en la nación caribeña, inspeccionan conjuntos de materiales escolares suministrados por el organismo internacional poco después de haber participado en la ceremonia oficial de inauguración del año escolar 2011-2012, celebrada en la escuela Tabarre de Puerto Príncipe. El centro recibe apoyo de UNICEF.

Durante la ceremonia inaugural del lunes, el Presidente Martelly y Gruloos-Ackermans entregaron a los alumnos y alumnas mochilas con el logotipo de UNICEF, además de otros elementos y útiles escolares, como lápices y cuadernos.

“El país no tiene nada que ofrecernos”, manifestó un alumno llamado Jonas. “No hay oportunidades para los jóvenes, de manera que no debe extrañar que sintamos ira. En cambio hoy, el Presidente Martelly le está dando esperanzas a la juventud”.

Paliar la seguridad alimentaria

En la ceremonia también participó Myrta Kaulard, Representante en Haití del Programa Mundial de Alimentos. Ese organismo de las Naciones Unidas, que colabora estrechamente con UNICEF para garantizar que los niños y niñas que asisten a la escuela lo hagan en las mejores condiciones posibles, suministra diariamente comidas gratuitas a 1,1 millón de estudiantes.

“Hoy en día, el costo de la comida es muy, muy elevado para las familias pobres”, señaló Kaulard. “De manera que si los niños reciben en la escuela una comida nutritiva y equilibrada, no sólo se les está alimentando bien sino que se le está quitando un peso de encima al presupuesto de sus familias”.

La funcionaria agregó que una encuesta realizada un año y medio después del terremoto de Haití indicó que la mitad de la población del país sufre los efectos de la falta de seguridad alimentaria.

Un objetivo común

En 2011 se cumple el primer año escolar completo en Haití desde el terremoto. UNICEF, el PMA y el gobierno haitiano colaboran para hacer realidad la promesa de una educación gratuita para el mayor número posible de niños y niñas.


 

 

Búsqueda