Haití

Dos destacadas figuras del baloncesto mundial visitan un centro para niños desnutridos de Haití que recibe apoyo de UNICEF

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Casares
Nykesha Sales y Samuel Dalembert, figuras destacadas en sus respectivas ligas de baloncesto, visitan el hospital universitario de Puerto Príncipe (Haití) para observar las labores de los programas de reconstrucción y nutrición, que reciben apoyo de UNICEF. La desnutrición es la principal causa de mortalidad de niños haitianos menores de cinco años.

Por Douglas Armour

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 14 de junio de 2011. En una visita auspiciada por UNICEF en Haití, Samuel Dalembert, astro de origen haitiano del equipo Kings de Sacramento y jugador de la National Basketball Association (NBA), y Nykesha Sales, ex jugadora estadounidense que integró en seis ocasiones el equipo All-Star de la Women’s National Basketball Association (WNBA), inspeccionaron un centro de tratamiento para niños desnutridos de un hospital que aún sufre los efectos del terremoto de enero de 2010.

La prevención de la desnutrición

“Hace tiempo que queríamos hacer un viaje como éste, en el que los jugadores vieran con sus propios ojos la situación de Haití, para que organicemos diversos programas”, comentó Dalembert, que emigró de Haití a los 13 años de edad y que compite desde hace una década en equipos de la NBA.

El hospital universitario de Haití, el más importante de esta nación caribeña, sufrió graves daños debido al terremoto que destruyó gran parte de sus instalaciones, entre ellas las del departamento de pediatría y la dependencia de estabilización nutricional, donde se atendía a niños y niñas desnutridos. Inmediatamente después del temblor, UNICEF ayudó a establecer una nueva dependencia de estabilización nutricional, de carácter temporal que cuenta con 10 camas. Desde entonces, en la misma se ha brindado tratamiento a más de 450 niños.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2011/Casares
Samuel Dalembert observa diversos aspectos de la lucha contra la desnutrición en Haití. Tras el terremoto que sacudió ese país el año pasado, UNICEF colaboró con la creación de una dependencia provisional de estabilización nutricional.

“La desnutrición es la principal causa de mortalidad de menores de cinco años, no sólo en Haití sino también en otros países en desarrollo”, comentó Francoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití. “Mediante las labores de prevención y respuesta, en Haití se han logrado grandes avances en la lucha contra la desnutrición. Sin embargo, uno de cada tres niños menores de cinco años que muere en este país es víctima de la desnutrición, en especial en las comunidades apartadas y subatendidas”.

Más del 2% de los niños haitianos han sufrido desnutrición grave aguda por lo menos una vez en sus vidas. La desnutrición grave aguda es el tipo de desnutrición que conlleva el mayor riesgo de muerte. Los niños que sufren esa forma de desnutrición y sobreviven corren riesgo de padecer consecuencias físicas y mentales de carácter permanente, especialmente si la desnutrición grave aguda ocurre durante los primeros dos años de vida.

Nuevas instalaciones

En colaboración con el Departamento de nutrición del Ministerio de Salud Pública y Población, UNICEF, la ONG aliada Concern y los directivos del hospital universitario trabajaron en la construcción de las instalaciones provisorias de la dependencia de estabilización nutricional, que fue inaugurada recientemente. Esa dependencia cuenta con espacio suficiente para 20 camas y con todos los equipos y elementos necesarios para tratar a los niños con desnutrición grave aguda y sus complicaciones.

Durante su visita a esas instalaciones, Dalembert y Sales se reunieron con varios niños y sus familias, así como con personal del hospital y de Concern. Los deportistas también conversaron con especialistas en nutrición de UNICEF acerca de las actividades que lleva a cabo el organismo internacional para dar respuesta a los retos que afrontan los niños y niñas de Haití.


 

 

Búsqueda