Haití

La reportera gráfica de UNICEF, Marta Ramoneda documenta las labores de recuperación en Haití

Seísmo en Haití: Informe seis meses después

NUEVA YORK, Estados Unidos, 9 de julio de 2010 - Han transcurrido seis meses desde el terremoto que devastó Haití que  causó la muerte de más de 222.000 personas y el desplazamiento de muchas más. Marta Ramoneda, una fotógrafa independiente que trabaja para UNICEF, regresó recientemente de un viaje de dos semanas a ese país, donde obtuvo imágenes de las labores de recuperación a largo plazo. Marta Ramoneda conversó con Radio UNICEF acerca de lo que vio en esa nación caribeña.

VIDEO: 7 de junio de 2010: Seis meses después del terremoto que devastó Haití, la fotógrafa Marta Ramoneda habla sobre sus labores de documentación gráfica de la recuperación de ese país caribeño.

 

La reportera gráfica dijo que para muchos de los sobrevivientes del terremoto que conoció, la situación es muy difícil. Alrededor de 1,6 millones de personas viven aún en asentamientos provisionales, mientras que cientos de miles de haitianos se han alejado de las zonas afectadas por el sismo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1299/Ramoneda
Una niña camina transportando una garrafa de agua en un campamento de refugiados de Puerto Príncipe, la capital de Haití.

“Hay un gran número de personas, especialmente un gran número de niños y niñas, que todavía no tienen las necesidades básicas cubiertas. Se trata de personas que estaban en situaciones muy difíciles aún antes del desastre natural", comentó Ramoneda.

Imágenes dolorosas

La reportera gráfica dijo que las imágenes que más le afectaron fueron las de las personas desplazadas que viven en condiciones precarias, que se han agravado con el comienzo de la época de lluvias.

“Muchas de las tiendas de campaña están muy deterioradas”, comentó. "Muchas personas viven empapadas, y rodeadas por el lodo. Su situación les provoca una profunda frustración. Yo también me sentí frustrada al ver que esas personas aún no tenían dónde guarecerse al comenzar la temporada de lluvias y huracanes ".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HTIA2010-00178/Ramoneda
Una mujer camina frente a los restos de un edificio en ruinas en Puerto Príncipe, Haití.

Parte de las labores de UNICEF en Haití consiste en mejorar el suministro de agua y saneamiento en los campamentos de desplazados, y Marta Ramoneda explicó que había fotografiado los suministros distribuidos por UNICEF y las instalaciones sanitarias montadas por el organismo internacional en los asentamientos provisionales. Añadió que las intervenciones como la instalación de letrinas y fuentes de agua seguramente ayudaron a prevenir los brotes de enfermedades graves que suelen ocurrir en los campamentos cuyos habitantes viven en condiciones de hacinamiento y carecen de acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento básico.

Prioridad a los niños

Aun antes del terremoto, una cuarta parte de la población haitiana sobrevivía con menos de dos dólares por día. La reciente catástrofe exacerbó aún más la crítica situación humanitaria del país.

En la capital, los principales edificios gubernamentales y privados, así como los hospitales, las instalaciones de agua y saneamiento, los sistemas de energía eléctrica y telecomunicaciones, los bancos y los medios de transporte, resultaron destruidos o sufrieron graves daños.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HTIA2010-00293/Ramoneda
En el centro de Puerto Príncipe, la capital de Haití, un niño se recuesta en una pared mientras varios vendedores callejeros levantan apresuradamente un puesto de frutas al desatarse una intensa lluvia.

UNICEF colabora con el Gobierno de Haití, otros organismos de las Naciones Unidas, diversas organizaciones no gubernamentales locales e internacionales y aliados del sector privado para ayudar a reconstruir el país, dando prioridad a los menores de 18 años, que constituyen el 46% de los 10 millones de habitantes de Haití. UNICEF tiene a su cargo la coordinación de las labores referidas a la nutrición, el suministro de agua y saneamiento y la protección de infancia. Además, comparte con Save the Children las labores de coordinación en materia de educación y tiene un papel protagónico en la esfera de la salud.

 “Pese a que se nota una lenta mejoría", terminó diciendo Marta Ramoneda, “Haití seguirá necesitando nuestro apoyo durante largo tiempo".


 

 

Búsqueda