Haití

UNICEF y sus aliados entregan suministros esenciales a los niños más vulnerables de Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0150/Noorani
Hermana Marlene Joseph (izq.) ayudar distribuir los contenidos de los paquetesde suministros para los niños y niñas huérfanos y sin acompañantes.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 9 de febrero de 2010 – Cuatro semanas después del terremoto que devastó Puerto Príncipe y otros puntos de Haití, el Aeropuerto Internacional Louverture de esta capital continúa funcionando día y noche. Durante las 24 horas del día llegan aviones cargados de suministros esenciales para la supervivencia de centenares de miles de haitianos que han perdido sus viviendas debido al terremoto. Entre ellos los sobrevivientes más vulnerables: los niños y niñas que quedaron huérfanos o separados de sus familias.

Vea el VÍDEO

Uno de los muchos orfanatos que resultaron destruidos por el terremoto fue el centro de albergue provisional Foye Zanmi Jezi, localizado en el vecindario de Lilavois, en Puerto Príncipe, que recibe ayuda de UNICEF. Los 90 niños y niñas que estaban albergados en ese centro viven ahora en tres tiendas de campaña ubicadas en el predio de su escuela, que también resultó destruida por el desastre natural.

Al producirse el terremoto, los niños estaban jugando al aire libre, de manera que todos sobrevivieron. Sin embargo, pasará mucho tiempo antes de que se recuperen de los efectos del desastre.

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0149/Noorani
En el orfanato Foye Zanmi Jezi, en Puerto Príncipe, la capital de Haití, dos monjas abren una caja de suministros para los niños allí alojados.

La Hermana Marleine Joseph, que dirige el centro, está sumamente preocupada por el futuro de los niños a su cargo. “Tenían poco, y lo poco que tenían lo han perdido”, dice. “Además, están muy traumatizados”.

Llegan los suministros de UNICEF
En medio de su agitación, la Hermana Marleine tiene también algunos motivos de esperanza. La semana pasada llegó a Foye Zanmi Jezi un camión cargado con suministros de UNICEF, entre los que figuraban sandalias, prendas de vestir, mantas, colchones, cepillos de dientes y otros artículos de primera necesidad.

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0149/Noorani
En el aeropuerto de Puerto Príncipe, en Haití, personal de UNICEF y del ejército de los Estados Unidos revisa junto a la Hermana Marleine Joseph, Directora del orfanato Foye Zanmi Jezi, las listas de los cargamentos de suministros recién llegados a la base aérea.

Intervenciones vitales
Los niños y niñas de Foye Zanmi Jezi son sólo algunos de los miles de sobrevivientes jóvenes del terremoto del 12 de enero, a quienes hay que localizar, alimentar y mantener sanos y salvos. Casi un 40% de la población de Haití es menor de 14 años.

Para dar respuesta a esta situación de emergencia de la infancia, UNICEF y sus aliados se han movilizado en diversos frentes. Por ejemplo:

 Han entregado alimentos, medicamentos y materiales y equipos a casi 200 centros de cuidado residenciales para los niños, como el orfanato de Lilavois.
 Por medio de actividades de movilización y educación comunitaria, han ofrecido orientación sobre la alimentación a casi 8.000 madres, padres y otras personas a cargo de niños.
• Han organizado actividades sobre alimentación adecuada de los lactantes en diversos asentamientos provisionales de Puerto Príncipe y sus alrededores con la participación de unas 1.200 madres con sus hijos.
 En alianza con la organización Save the Children, han establecido 30 espacios acogedores para los niños y un centro de cuidado residencial para menores sin acompañantes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0153/Noorani
Bajo la mirada de la Hermana Marleine Joseph (izq.) y otra monja, un niño discapacitado y su amigo se calzan las sandalias de plástico que recibieron en el orfanato Foye Zanmi Jezi, en el vecindario de Lilavois, en Puerto Príncipe, la capital de Haití. El orfanato recibió un cargamento de suministros de emergencia de UNICEF.

Asimismo, se están ampliando y profundizando diversas intervenciones en las esferas de la alimentación y el suministro de agua y saneamiento, con el objetivo de prevenir la desnutrición y los brotes de enfermedades en los campamentos de desplazados. Además, se ha puesto en marcha una vasta campaña de inmunización de más de 500.000 niños y niñas menores de siete años.

Aunque las necesidades de los pobladores de las zonas destruidas por el terremoto son abrumadoras, también es enorme el apoyo que está brindando la comunidad internacional. Mientras continúan llegando a Haití los cargamentos de socorro, UNICEF y sus aliados se proponen seguir trabajando para lograr que los suministros de emergencia lleguen a quienes más los necesitan.

Esos suministros formaron parte de un cargamento mayor enviado a Haití por UNICEF y sus aliados con el propósito de prestar ayuda inmediata a los 50.000 niños y niñas damnificados por el terremoto que se encuentran en centros de cuidado residenciales. Unos 6.000 niños en esas circunstancias ya han recibido los suministros.

“Todo ha desaparecido”, dice St.-Anne Roger, una niña de 16 años bajo el cuidado de la Hermana Marleine. “Yo tenía que hacer los exámenes de este año, pero todos mis materiales de estudio han desaparecido. Mi escuela está completamente destruida. Mi dormitorio también está destruido. De manera que estoy muy agradecida por todo lo que me han suministrado”.

 


 

 

Vídeo (en inglés)

5 de febrero de 2010: Guy Hubbard, corresponsal de UNICEF, informa sobre la entrega de suministros esenciales a los niños albergados en una institución residencial en Puerto Príncipe, la capital de Haití, que aún sufre los efectos del reciente terremoto.
 Vídeo alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

 

Búsqueda