Haití

Un día en la vida del personal de UNICEF en Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0119/LeMoyne
Los integrantes del personal de UNICEF trabajan en las oficinas provisionales de la organización que, al igual que sus dormitorios, funcionan en tiendas de campaña ubicadas en la base de la misión de las Naciones Unidas, en las inmediaciones del aeropuerto de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Las dos oficinas con que contaba UNICEF en esa ciudad, así como las viviendas de muchos integrantes de su personal, resultaron destruidas o dañadas por el reciente terremoto.

Por Richard Alleyne

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 1 de febrero de 2010 – La presencia de UNICEF en Haití se remonta al año 1949. Pese a que el terremoto del 12 de enero ha afectado de manera significativa la capacidad del organismo de las Naciones Unidas de dar respuesta a las necesidades de la población, el personal de UNICEF se ha adaptado a las difíciles condiciones que imperan en el terreno.

Vea el VÍDEO

El trabajo que ha realizado el personal de UNICEF ha tenido una importancia fundamental en lo que respecta a garantizar que los suministros de socorro lleguen a los niños y niñas necesitados y, en muchos casos, sirvan para salvarles la vida. Debido al terremoto, Haití se encuentra en una situación de emergencia que afecta principalmente a los niños, ya que casi un 40% de la población del país tiene menos de 14 años y muchos niños aun corren graves peligros.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Roseline Araman, Directora de Operaciones de la Oficina de UNICEF en Haití, frente a la sede provisional de esa dependencia, localizada junto al aeropuerto de Puerto Príncipe.

Oficinas destruidas
El 12 de enero, el terremoto provocó daños considerables a los dos edificios donde funcionaban las oficinas de UNICEF en Puerto Príncipe, la capital de Haití, lo que obligó al persona a mudarse a la base logística de las fuerzas de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, conocidas por la sigla MINUSTAH.

“Pese a que comprendimos que necesitábamos pasar rápidamente a la acción para dar respuesta a las necesidades del pueblo haitiano”, afirmó Guido Cornale, Representante de UNICEF en Haití, “mi preocupación inmediata se refirió al bienestar del personal local de UNICEF, que es de nacionalidad haitiana. Se trata de personas que en muchos casos —al igual que gran parte de la comunidad local— perdieron sus hogares y sus seres queridos como consecuencia del terremoto”.

Los integrantes del personal de UNICEF comenzaron a trabajar desde el campamento provisional con muy pocos recursos al día siguiente del terremoto. Las primera reuniones de coordinación de las labores de socorro se llevaron a cabo al aire libre, con los participantes sentados sobre bloques de construcción de cemento.

“Un par de días después de instalarnos allí conseguimos piezas de lonas con las que, por lo menos, pudimos protegernos de los rayos del sol”, explicó Roseline Araman, Directora de Operaciones de la Oficina de UNICEF en Haití. “Nuestro primer paso consistió en activar nuestros teléfonos por satélite, ya que todo el sistema de telecomunicaciones del país había dejado de funcionar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Marc Salvail, el Especialista Superior de Emergencias de UNICEF en Haití.

Elementos para el personal y suministros de socorro
La base logística de MINUSTAH, que se encuentra al lado del aeropuerto de Puerto Príncipe, es un vasto campo abierto que está cubierto de contenedores, remolques, barracas y tiendas de campaña. Se trata del sitio donde los “cascos azules” de las Naciones Unidas llevan a cabo actividades de entrenamiento militar táctico. Sobrevuelan constantemente el sitio aviones de carga, mientras en el terreno, a lo largo de los caminos de tierra de las inmediaciones, se producen constantes embotellamientos de tránsito debido a la intensa circulación de camiones pesados, vehículos para todo terreno y montacargas.

El campamento de UNICEF está ubicado entre el centro de coordinación de las operaciones sobre el terreno y el vehículo remolque donde funciona la oficina de seguridad antiincendios de la base.

UNICEF recibió su primera tienda de campaña de gran capacidad una semana después de producirse el terremoto. Al mismo tiempo comenzaron a llegar a Haití elementos para el personal de la organización y suministros de socorro provenientes del depósito regional de UNICEF en la Ciudad de Panamá. Gran parte de los suministros de socorro llegó a Haití a través de la vecina República Dominicana.

Veinte días después del terremoto, el campamento de UNICEF cuenta hoy con dos tiendas de campaña de grandes dimensiones en las que viven los integrantes de la organización y realizan las labores de planificación y ejecución de diversas operaciones, como las referidas al suministro de agua y saneamiento, a la protección de la infancia, a la salud, a la nutrición y a la educación.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Bo Viktor Nylund, Especialista en Protección Infantil de UNICEF, se refiere a los peligros que corren los niños y niñas en las regiones de Haití afectadas por el reciente terremoto.

Despliegue de personal internacional
Con el fin de suplementar y reforzar las labores de respuesta de emergencia iniciadas por el personal de la Oficina de Haití, UNICEF asignó personal de Nueva York, Ginebra, Copenhague y Ciudad de Panamá. Por ejemplo:

  • Un equipo logístico se encarga en el campamento de UNICEF de coordinar el almacenamiento y la distribución de los alimentos, las tiendas de campañas, las mantas y otros artículos de primera necesidad que requiere el personal para sus operaciones cotidianas.
  • La instalación de una antena de satélite que hizo posible establecer telecomunicaciones esenciales con el resto del mundo.
  • La institución de un sistema de reserva de vehículos de UNICEF —con sus respectivos conductores— que ha facilitado en gran medida las operaciones en esta situación de emergencia, en la que es necesario despachar de manera rápida y oportuna equipos de evaluación a diversos puntos de Puerto Príncipe y zonas aledañas a la capital.

Ayuda a los niños de Haití

Todos los días, a las siete de la mañana, todo el personal de UNICEF participa en una reunión de información sobre la seguridad en que también se comparte información sobre las medidas más recientes que se han tomado en cada sector. Esos datos actualizados se compilan e incorporan en un informe de situación diario que se difunde al personal de UNICEF de todo el mundo, así como a organizaciones no gubernamentales y organismos aliados en Haití.

Esos informes actualizados resultan esenciales para dar continuidad a la estrategia de respuesta sectorial y para garantizar la asignación de fondos adecuados a las diversas actividades orientadas a satisfacer las necesidades de la población damnificada.

Esta semana, el centro de operaciones de UNICEF volverá a mudarse, en este caso a instalaciones mucho más amplias en el vecindario de Tabarre, en Puerto Príncipe. En ese sitio se levantarán 10 tiendas de campaña de gran capacidad en las que se almacenarán los suministros. También se erigirán cuatro grandes edificios prefabricados donde vivirá y trabajará el personal de UNICEF que presta ayuda a los niños y niñas haitianos.


 

 

Vídeo (en inglés)

28 de enero de 2010: Integrantes del personal de UNICEF en Puerto Príncipe se refieren a las labores que realizan todos los días para satisfacer las necesidades de los niños y niñas damnificados por el terremoto en Haití.
 Parte 1  alta | baja
 Parte 2  alta | baja
 Parte 3  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda