Haití

Ayuda para localizar a las familias de los niños y niñas haitianos huérfanos o separados de sus parientes

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
UNICEF ha llevado a cabo evaluaciones en más de 60 orfanatos de Puerto Príncipe, la capital de Haití, para identificar y crear un registro de los niños y niñas que han quedado huérfanos o separados de sus familias como resultado del terremoto del 12 de enero.

Por Guy Hubbard

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 29 de enero de 2010 — Rodrigue se seca las lágrimas y sigue hablando. Se trata de un gesto de notable valentía por parte de este niño haitiano de 12 años de edad que fue testigo de la muerte de sus padres durante el terremoto del 12 enero.

Vea eL VÍDEO

Rodrigue les cuenta a los trabajadores de socorro de UNICEF la manera en que sobrevivió al desastre natural y terminó albergado en un orfanato, completamente solo.

“Estaba fuera de mi casa, jugando al fútbol con dos amigos”, recuerda Rodrigue, “cuando escuché el ruido del terremoto y caí al suelo temblando. Me levanté y corrí hacia mi casa, que estaba completamente destruida. Adentro vi a mis padres. Estaban muertos”.

Apoyo físico y emocional

UNICEF ha llevado a cabo evaluaciones en más de 60 orfanatos de esta devastada capital por medio de equipos móviles que identifican y mantienen un registro de los niños y niñas que, como Rodrigue, han quedado huérfanos o separados de sus familias tras el terremoto.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
En un orfanato de Puerto Príncipe, Haití, una trabajadora social de UNICEF conversa con Rodrigue, un niño de 12 años que perdió a sus padres durante el terremoto y que espera poder reunirse con sus tres hermanas mayores.

Pese a que hay miles de padres y madres dispuestos a adoptarles, los huérfanos recientes como Rodrigue necesitan apoyo físico y emocional inmediato allí donde se encuentren.

La experiencia de UNICEF demuestra que la mejor manera de brindarles ese apoyo consiste en hacerlo en el marco de programas que traten de reunirles con sus familias.

Programa de localización de las familias

Rodrigue cree que sus tres hermanas mayores están vivas y quiere volver a verlas. Para poder ayudar a Rodrigue y a los demás niños haitianos que han quedado huérfanos o separados de sus familias, UNICEF y sus aliados deben hacer todos los esfuerzos posibles para localizar no sólo a padres y madres sino también a otros integrantes de las familias de los niños.

“Estamos haciendo todos los esfuerzos posibles por localizar a los padres o a los integrantes de sus familias ampliadas”, dice Carolina Bakker, Especialista en Protección Infantil de la Oficina Regional de UNICEF.

“Solamente contemplamos otras formas de cuidado de estos niños, como las adopciones en Haití o en otros países, cuando hemos agotado todas las demás opciones”.

La historia de Sindy

Pese a que la reunificación de las familias a veces parece una meta imposible, ha habido casos exitosos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Sindy, de 11 años, se reúne con sus padres en el hogar de éstos, en una zona rural de Haití. La niña, que vivía con parientes en la capital haitiana, Puerto Príncipe, quedó separada de ellos como resultado del terremoto.

Sindy, de 11 años, se había alejado de su familia inmediata, que vive en una región rural de Haití, para asistir a una escuela de Puerto Príncipe, donde vivía con sus tíos. Pero al ocurrir el terremoto, la niña quedó separada de ellos. A pesar de que estaba herida como consecuencia del temblor de tierra, Sindy logró llegar por su cuenta hasta un hospital.

Al día siguiente, cuando sus padres se enteraron de que Puerto Príncipe había sido devastado por el terremoto, viajaron a la capital para tratar de localizar a su hija. “Pero no podíamos encontrarla, y estábamos muy alterados. No sabíamos qué hacer”, explica el padre de la niña.

Entre tanto, el personal del hospital se había puesto en contacto con UNICEF, que logró localizar al tío de Sindy y luego a sus padres. De esa manera, la ayuda del organismo internacional logró la reunificación de la familia.

Alegría en medio de la tragedia

Para Sindy, esa ayuda significó un inmenso alivio. “Llamaron a mi tío y luego me llevaron adonde estaban mis padres”, recuerda la niña. “¡Me sentí tan feliz al verlos! Nos abrazamos, y ellos también estaban muy felices de volver a verme”.

En medio de la tragedia, la alegría de volver a juntarse con sus padres y otros miembros de sus familias ayuda a muchos niños y niñas haitianos a superar el trauma que han vivido. UNICEF continuará ayudando a que el mayor número posible de niños y niñas que han quedado huérfanos o que siguen separados de sus familias disfruten de oportunidades similares.


 

 

Vídeo (en inglés)

27 de enero de 2010: El corresponsal de UNICEF, Guy Hubbard, informa sobre las labores que se llevan a cabo en la región de Haití devastada por un reciente terremoto para que los niños y niñas huérfanos o perdidos se reúnan con sus familiares.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda