Haití

El Secretario General de la ONU visita Haití mientras continúan los envíos de suministros de emergencia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0025/LeMoyne
La Especialista en Protección Infantil de UNICEF, Cécile Modvar, habla con unos niños que viven en un campamento improvisado en la plaza Canapé Vert de Puerto Príncipe, la capital de Haití.

Por Tim Ledwith

NUEVA YORK, Estados Unidos, 18 de enero de 2010 – El Secretario General Ban Ki-moon y otros funcionarios gubernamentales y de las Naciones Unidas visitaron las zonas más afectadas de Puerto Príncipe ayer, mientras continúan los esfuerzos internacionales para ayudar a los 3 millones de personas –de los cuales tal vez la mitad sean niños y niñas– afectados por el terremoto que sacudió Haití el 12 de enero.

Vea el VÍDEO

“Estoy aquí para decirles que estamos con ustedes”, dijo Ban a los supervivientes. “Ustedes no están solos”.

El terremoto ha dejado grandes zonas de la capital de Haití y de otros municipios en ruinas. Alrededor de 1.500 trabajadores de más de 25 países participan en las operaciones de búsqueda y rescate.

Por lo menos 40 empleados de las Naciones Unidas murieron en el terremoto y alrededor de 300 están todavía desaparecidos. Ningún empleado de UNICEF murió, pero las oficinas quedaron parcialmente destruidas. A pesar de sus propias pérdidas, la comunidad humanitaria en Haití sigue concentrada en su principal objetivo: superar los enormes obstáculos de logística con el fin de distribuir suministros vitales a quienes los necesitan desesperadamente.

El envío de asistencia aérea está en marcha

A finales de esta semana, dos aviones de carga volaron desde el centro regional de suministros de UNICEF en Panamá hasta Puerto Príncipe, con agua y suministros de saneamiento, asistencia médica, materiales para construir refugios y otros artículos necesarios para los niños y las familias en situación de riesgo. Un tercer avión aterrizó en Santo Domingo, la capital de la vecina República Dominicana, con 40 toneladas métricas de más asistencia destinada a Haití.

Imagen del UNICEF
© US Fund for UNICEF/2010/Alleyne
Un avión de British Airways en la pista del aeropuerto de Santo Domingo, República Dominicana, después de llegar desde la División de Suministros de UNICEF en Copenhague. Los suministros de socorro que se encuentran a bordo serán enviados a Haití en camiones a través de la frontera.

En el vuelo Santo Domingo, las cajas del almacén central de UNICEF en Copenhague llenaron la zona destinada a la carga y fue necesario colocar las cajas sobrantes en los asientos donde viajan normalmente pasajeros. Los siete miembros de la tripulación del jumbo de British Airways eran voluntarios.

"Es un privilegio poder ayudar”, dijo el capitán Charles Everett. “Creo que hay muy pocas personas que tienen la capacidad de influir en una situación como ésta”.

El avión transportaba también a empleados de UNICEF cuya misión será coordinar la distribución de asistencia. “Mi labor será establecer un gran almacén en Santo Domingo y enviar todos los productos”, dijo uno de ellos, el especialista de almacén Henrik Jensen, de la División de Suministros de UNICEF.

Para los próximos días está previsto el envío de más vuelos de socorro, que distribuirán los suministros de emergencia de UNICEF de las existencias almacenadas en Panamá, Dinamarca y los Emiratos Árabes Unidos.

Falta de agua potable

Alrededor de 300.000 personas han quedado sin hogar como resultado de la devastación que se ha producido en Haití. Muchos de ellos están viviendo en campamentos improvisados sin acceso a alimentos, agua o servicios básicos apropiados. En este contexto, los suministros distribuidos hasta ahora son sin duda el comienzo de una enorme operación de socorro.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0027/LeMoyne
Una mujer haitiana transporta agua frente a los refugios temporales de otros supervivientes del terremoto acampados en el jardín de la residencia del Primer Ministro. La Cruz Roja Internacional está distribuyendo el agua desde un contenedor de gran volumen suministrado por UNICEF.

En su calidad de organismo de las Naciones Unidas para agua y saneamiento en la zona del terremoto, UNICEF trata de proporcionar a los supervivientes conjuntos de agua para familias, tabletas de depuración del agua y otros suministros destinados a mitigar los efectos mortíferos del agua contaminada.

“Además de distribuir simplemente estos suministros esenciales, tenemos que trabajar también para promover la higiene distribuyendo jabón y emitiendo mensajes en francés y créole destinados a prevenir y tratar las enfermedades diarreicas, el cólera y la disentería”, dijo la Oficial de Operaciones de Emergencia de UNICEF, Ainga Razafy. “Nuestra prioridad es evitar que ocurra una segunda oleada de desastres y garantizar que no se produzca ningún brote de enfermedades mortales transmitidas por el agua”.

Apoyo internacional

Pero la distribución de asistencia a los niños, niñas y familias desesperadas de Haití es, como mínimo, una operación complicada. El combustible que utilizan los organismos humanitarios se está terminando, las instalaciones portuarias en la capital están muy dañadas y el aeropuerto de Puerto Príncipe está muy congestionado.

Al mismo tiempo, las instalaciones médicas carecen todavía de personal y de medicinas. Para resolver las necesidades más urgentes en materia de salud, se ha establecido un hospital en tiendas de campaña en la base logística de la misión de las Naciones Unidas en Puerto Príncipe. Ya está lleno por encima de su capacidad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0014/Provencher
Una de las oficinas del edificio principal de la sede de UNICEF en Haití, ubicada en Puerto Príncipe, sufrió graves daños debido al terremoto del 12 de enero. Otro edificio de UNICEF en la capital quedó destruido.

Aunque se llevan a cabo algunas tareas de distribución de asistencia, las operaciones no bastan para satisfacer las enormes necesidades que tiene la población.

Mientras se encontraba en Haití, el Secretario General de las Naciones Unidas anunció el pleno apoyo de la comunidad internacional para superar todos estos obstáculos. De este compromiso se hizo eco en un blog la Promotora Eminente para la Infancia de UNICEF, Su Majestad la Reina Rania Al Abdullah de Jordania.

“Incluso aunque el terremoto nos ha sacudido hasta lo más profundo, el heroísmo y la humanidad fortalecen las bases de nuestra familia mundial”, escribió la Reina Rania. “La gran compasión y generosidad de todo el mundo ha llegado a las costas de Haití, desafiando en silencio la brutalidad de la naturaleza”.

Richard Alleyne, del Fondo de los Estados Unidos en pro de UNICEF, contribuyó a esta historia.


 

 

Vídeo (en inglés)

18 de enero de 2010: La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre un envío de suministros de socorro con destino a Puerto Príncipe procedente de Copenhague.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, aparece en un mensaje de vídeo en el que pide donaciones para prestar asistencia a los niños y niñas de Haití.
 VÍDEO alta | baja

Haiti fact sheet

Major challenges seen, even before the earthquake:

Progress toward the Millennium Development Goals [PDF]

Búsqueda