Haití

Aliados en la Salud: Prevenir la transmisión madre-hijo del VIH en Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
La ONG apoyada por UNICEF, Zanmi Lasante, tiene nueve centros de salud en Haití cuyos servicios incluyen el tratamiento y cuidados para las mujeres embarazadas que viven con el VIH.

Por Lisa Carlbom

NUEVA YORK, USA, 6 de diciembre de 2007 – En Haití, donde el 2,2 por ciento de la población adulta vive con el VIH, según la última Revisión demográfica y de salud, el cuidado y la prevención son cuestiones urgentes. El proyecto Zanmi Lasante (« Compañeros en la Salud » en criollo haitiano) trabaja activamente para reducir el  número de las infecciones, con una atención especial en la contención de la transmisión del VIH de la madre al hijo.

Fundado en 1985, Zanmi Lasante es una organización no gubernamental dedicada a la ayuda de aquellos que no podían permitirse por otra parte la asistencia médica adecuada. Durante las dos últimas décadas, el proyecto se ha ampliado para incluir nueve centros de salud en Haití que son parcialmente financiados por UNICEF y proporcionan los servicios sanitarios para mujeres embarazadas que viven con el VIH.

« Siempre trabajamos con las madres. Les aconsejamos y les ayudamos a darse cuenta que la vida no está acabada, que existen medicinas para ayudarles a continuar viviendo », dijo la enfermera de Zanmi Lasante Fabiola Coqmard, que trabaja en un centro, en la ciudad de Lascahobas.

Amplia gama de servicios

Después del parto, a las madres primerizas les piden quedarse en el centro de Las Cahobas a fin de asegurar su futura salud y la de sus niños. Según la propia estadística del proyecto, el uso de medicinas antiretrovirales para prevenir la transmisión del VIH de madres a hijos ha sido completamente acertado, con sólo un pequeño porcentaje de niños que permanecen seropositivos después de nacer.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Según estadísticas del proyecto Zanmi Lasante, usar un tratamiento antiretroviral para prevenir la transmisión de VIH de la madre al hijo tiene como resultado que un pequeño porcentaje de niños siguen siendo seropositivos después de nacer.
El personal del centro hace todo lo posible para trabajar con pacientes en todos los aspectos de sus vidas. “Les ayudamos con cualquier clase del problema, ya sea a nivel psicológico o alimenticio, “dijo la Sra Coqmard.

Para pacientes adultos que viven con el VIH, el centro ha desarrollado ‘un sistema de compañero’ para asegurar que la gente toma sus medicinas cada día. Bajo este sistema, una persona designada (a veces otro paciente) visita al paciente en casa, proporcionando el cuidado y la compañía.

La historia de una madre

Rosemene es una de las mujeres que participa en el programa y que vive con VIH.

En su adolescencia, dio a luz a gemelos. Gracias a los servicios sanitarios del centro Zanmi Lasante, ambos niños son VIH negativos.

El centro le proporciona también una ayuda alimenticia y cuidados de salud, y le ha dado recientemente un trabajo. “Después de la prueba de VIH, ellos me dieron medicinas y me dijeron de volver al centro de salud en un mes. La enfermera se dirigió a mí de un modo muy agradable,” recordó Rosemene. “Me siento muy bien viviendo con mis hijos. Estoy infectada, pero no mis niños, y agradezco por eso al Señor.”


 

 

Vídeo (en inglés)

Noviembre de 2007:
Lisa Carlbom de UNICEF sobre los servicios de salud proporcionados a mujeres y niños por el centro Zanmi Lasante en Lascahobas, Haití.
 VIDEO  alta | baja

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda