Haití

Cambiar las armas por los cuadernos en Cité Soleil

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2006
Niños y niñas del barrio Cité Soleil – uno de los barrios más violentos de la capital haitiana – reciben material escolar de UNICEF durante la campaña de vuelta a la escuela.

Por Christian Skoog

Puerto Príncipe, Haití, 19 septiembre 2006 - El barrio de la capital haitiana, Cité Soleil, es percibido como uno de los más violentos del país y de todo el hemisferio oeste. Allí hay pandillas que hacen extremadamente peligroso el acceso a la zona por parte de gente que no pertenece al área, incluso a los trabajadores humanitarios. La desintegración de la débil economía local provocada por la violencia incrementó los índices de pobreza, limitando de esta manera, la capacidad por parte de las familias de pagar los gastos escolares a sus hijos. El derecho a la educación de los niños, niñas y adolescentes se fue haciendo cada vez más difícil, porque las escuelas cerraban por falta de material y de seguridad. Los estudiantes abandonaban las clases y las aulas las ocupaban las pandillas.

La oportunidad para mejorar se abrió tras la elección de René Préval como Presidente el pasado febrero de este año. Las pandillas hicieron una tregua unilateral y el acceso al barrio fue posible, aunque de forma esporádica. UNICEF enseguida respondió promoviendo la vacunación para todos los niños pobres menores de 5 años (20,000) y para todas las mujeres embarazadas (30,000), desde marzo hasta junio.

De regreso a las aulas

Posteriormente, se trabajó para que todos los niños de Cité Soleil fueran al colegio. Junto a la Organización Internacional de Migración (OIM) y en cooperación con las autoridades locales, UNICEF evaluó a todos los colegios e identificó los requerimientos para asegurarse de que cada niño, niña y adolescente se aleje de la violencia y vuelva a la escuela. Se facilitaron servicios básicos para todos los niños y para cada escuela, particularmente en la mejoría de agua y saneamiento para 40 colegios.

Como símbolo de éxito, los 201 directores de las escuelas de Cité Soleil realizaron una conferencia de prensa el pasado 14 de septiembre, para agradecer a UNICEF y a la OIM por haber renovado el acceso a la educación, una señal de esperanza y de oportunidad para el desarrollo. “Por primera vez en la historia reciente, todo el material llegó a tiempo y sin ninguna desviación”, dijo Charles Linstin Martin, director de la Ecole Canado de la Passion, quien habló en nombre de los demás directores. “Nos encantaría que estas dos agencias internacionales se encargaran en el futuro de la distribución de bienes y materiales de cualquier programa o proyecto”.

En otros barrios de Port-au-Prince también afectados por  la violencia, UNICEF contribuyó con material escolar básico (para niños y escuelas) y con capacitación adicional para los profesores, alcanzando 271 escuelas y más de 68,000 niños.

Camino a la paz y el desarrollo

La campaña Volver a la Escuela coincide con el lanzamiento del Programa Nacional de DDR (Desarme, Desmovilización y Reintegración). Este programa gubernamental es apoyado por la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH). La posición de UNICEF es asegurarse que se cumplan los derechos de la infancia, y que el acceso a la educación proporcione una protección adecuada para los niños contra la violencia. “Yo creo firmemente que la violencia es el obstáculo primario para el desarrollo y para la lucha contra la pobreza”, dijo Adriano Gonzalez-Regueral, representante de UNICEF en Haití. “Todavía hay muchos niños en Cité Soleil y en otras partes del país que no tienen acceso escolar. Necesitamos reunir esfuerzos y movilizar recursos para aquellos niños, y para mantenerlos lejos de las armas y la violencia”.

UNICEF no solamente proporciona material escolar en las zonas violentas del país, pero promociona la Estrategia Nacional de Educación para Todos, basada en la eliminación de los gastos de inscripción escolar. El trabajo lo lleva a cabo un equipo del Ministerio de Educación, instalado en las oficinas de UNICEF, por el Banco Mundial por UNESCO. Esta alianza es importante y necesaria en un país donde los índices de inscripción primaria son del 54%, donde sólo el 2% termina la secundaria y donde la escuela publica cubre solamente el 20%.  Según UNICEF, se requieren 78 millones de dólares para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el 2015, para que todos los niños vayan a la escuela – un precio pequeño para combatir la violencia y contribuir a la paz del país.


 

 

Búsqueda