Guinea

UNICEF colabora con la enseñanza de la prevención del VIH/SIDA a los jóvenes de Guinea

Imagen del UNICEF
© UNICEF Guinea/2009/Baro
Fatoumata en un salón de belleza de Koloma, un vecindario pobre de Conakry. Fatoumata, de 18 años de edad, tiene dos hijos de seis y tres años respectivamente, y nunca ha oído hablar del SIDA.

Por Fatoumata Thiam Diallo

CONAKRY, Guinea, 26 de marzo de 2009 – Nene Gallé Barry vende carbón en una zona muy pobre del vecindario de Koloma, en Conakry, la capital de Guinea. Nene, que hoy tiene 18 años de edad, se alejó de su aldea natal hace cuatro años para buscar trabajo en la ciudad. Pese a que tiene novio, con quien mantiene relaciones sexuales, Nene jamás ha oído hablar del SIDA y nunca ha visto ni usado un preservativo.

Lamentablemente, lo mismo sucede con la mayoría de los adolescentes de Guinea, que no tienen acceso a la información que necesitan para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual, incluso el VIH/SIDA. Según un estudio que se llevó a cabo en 2005, sólo el 23% de los jóvenes de 15 a 17 años de este país usan preservativo cuando tienen relaciones sexuales, y aunque el 94% ha oído hablar del VIH/SIDA, apenas un 30% conoce las tres maneras de contagio del virus.

Cuando Nene se enteró del peligro que había estado corriendo por no protegerse adecuadamente, pidió que le dieran preservativos. Dijo que quería saber cómo emplearlos y cómo convencer a su pareja de que los usara. Se mostró muy contenta cuando obtuvo esa información.


Mejora el acceso de los jóvenes a la información

En Guinea, las niñas corren particular riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual. Un gran número de ellas carece de acceso a información básica y fundamental debido a que no reciben educación escolar. Muchas se ganan la vida en empleos en los que están expuestas a  contactos sexuales sin protección, como la venta callejera de frutas y el trabajo en peluquerías o talleres de costura. En esos sitios suelen conocer adolescentes u hombres de mayor edad que les ofrecen dinero a cambio de relaciones sexuales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Guinea/2009/Baro
Varias educadoras juveniles entran a una peluquería en Miniere, un vecindario de Conakry.

UNICEF y sus aliados nacionales han tomado importantes medidas para aumentar el grado de acceso de los jóvenes a la información y a todo lo que necesitan para tomar decisiones con conocimiento de causa acerca del VIH/SIDA. En 2007 se puso en marcha la primera Estrategia Nacional de Prevención, una iniciativa dirigida a los jóvenes, y desde entonces se ha establecido un equipo de coordinación a cargo de la ampliación e integración de las diversas actividades.

Acorde con esos objetivos, UNICEF y la Cámara Junior Internacional establecieron hace dos años una alianza orientada a potenciar a los jóvenes de las comunidades pobres y a colaborar en proyectos dirigidos a los adolescentes vulnerables, en su mayoría niñas.

Mi trabajo, mi salud

En 2007 y 2008, se divulgaron los mensajes del proyecto a unos 20.000 adolescentes de 13 a 20 años de edad de los más diversos orígenes mediante ocho anuncios breves de televisión en cuatro idiomas, así como 20 programas interactivos de radio.

La alianza trabaja ahora en el proyecto “Mi trabajo, mi salud”, que está dirigido a las niñas y jóvenes que trabajan en peluquerías y talleres de costura en dos de los vecindarios más pobres de Conakry. Como parte de ese proyecto, unas 200 educadoras visitarán los sitios de trabajo de esas jóvenes para entablar diálogos educativos sobre la prevención del VIH/SIDA, en los que también se propone involucrar a los clientes.

Una vez que hayan recibido esa valiosa información, se espera que esas niñas difundan los mensajes sobre prevención del VIH/SIDA a sus amigos, amigas y familiares. Dos meses después de finalizada la campaña de concienciación se llevará a cabo una evaluación de los resultados del proyecto.

Los planes de UNICEF contemplan que para 2011, por lo menos un 50% de las niñas más vulnerables hayan recibido los beneficios del proyecto.


 

 

Búsqueda