Guinea

Las escuelas Nafa ofrecen una segunda oportunidad a las niñeas guineanas

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Varias niñas y jóvenes guineanas escuchan a su maestro en el centro Nafa, en la localidad de Dubreka. Allí, las alumnas reciben educación básica y adquieren los conocimientos y aptitudes que necesitarán para poner en marcha sus propios negocios.

Por Michèle Akan Badarou

CONAKRY, Guinea, 11 de octubre de 2007—Esta tarde, algo más de una docena de niñas y jóvenes de 10 a 24 años se han reunido en el centro Nafa de la localidad. Escuchan atentamente a su maestro, que les explica cómo organizar un proyecto personal, ya se trate de un cursillo práctico o una cooperativa.

Las niñas y jóvenes que acuden al centro Nafa tienen mucho en común. Por diversas razones económicas o socioculturales, todas abandonaron sus estudios a muy corta edad o nunca asistieron a clases en la niñez.

Hasta hace poco tiempo, muchos padres consideraban que sólo los varones debían ir a la escuela. A las niñas se les mantenía en el hogar, donde atendían a los miembros más jóvenes de la familia y colaboraban con las labores domésticas. En las zonas rurales se consideraba que la educación de las niñas no era una buena inversión.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
En los centros Nafa, las niñas y jóvenes guineanas que no han recibido educación estructurada reciben conocimientos básicos para la vida práctica.
Un lento cambio de las actitudes

Sin embargo, las campañas de concienciación pública sobre los derechos de la niñez, la igualdad de los géneros y los beneficios que ofrece la educación a toda la comunidad han logrado modificar lentamente esos puntos de vista.

“Aquí enseñamos en tres años los principios pedagógicos instrumentales –la lectura, la escritura y la aritmética– que en el sistema tradicional requieren seis años de estudio”, afirma Salimatou Bah, jefe del cuerpo docente del centro. “Cuando las niñas terminan nuestro ciclo primario, están capacitadas para rendir el examen tradicional de la escuela secundaria”.

UNICEF brinda su apoyo a los centros Nafa mediante el suministro de equipos y ayuda para el mejoramiento de los ámbitos de estudio y trabajo. UNICEF asesora al Ministerio de Educación mediante la elaboración de directrices para los centros Nafa, a fin de que continúen brindando a las niñas los conocimientos y las aptitudes que necesitan para progresar plenamente en la vida. Además de impartirles conocimientos y aptitudes básicas, los centros alientan a las niñas a que alimenten sueños ambiciosos.

“Cuando me preguntan hasta dónde quiero llegar, contesto que quiero un doctorado o un título docente’, comenta Aminata Bountourabi Soumah. “En otras palabras, quiero terminar todos mis estudios”.


 

 

Vídeo (en inglés)

11 de octubre de 2007: Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre los centros Nafa, en los que las niñas y jóvenes guineanas reciben una segunda oportunidad en materia de educación.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda