Panorama: Francia

Estadísticas

Contáctenos

Sitio web de la oficina


Países en esta región

Todos los países

Página principal


 

Carol Bellamy y Rima Salah reciben la Legión de honor durante una ceremonia en París

Imagen del UNICEF
© UNICEF France/2009
En la ceremonia de entrega de la Legión de honor en Paris (desde la izquierda): Carol Bellamy, ex Directora Ejecutiva del UNICEF, Jacques Hintzy, Presidente del UNICEF en Francia y Rima Salah, ex Directora Ejecutiva Adjunta del UNICEF.

Por Véronique Taveau

PARÍS, Francia, 7 de abril de 2009 - Carol Bellamy, anterior Directora Ejecutiva del UNICEF, y Rima Salah, anterior Directora Ejecutiva Adjunta, recibieron la Legión de honor durante una ceremonia especial en París.

El galardón fue presentado por Alain Joyandet, el Secretario de Estado francés encargado de la cooperación con la comunidad mundial de habla francesa.

La Legión de honor, la más alta y antigua distinción de Francia, se entrega a personas destacadas que, mediante su ejemplo, han contribuido a la vida pública. Fue creada por Napoleón Bonaparte en mayo de 1802 y la primera condecoración tuvo lugar el 15 de julio de 1804.

“La Legión de honor es una muestra de reconocimiento a la intensa e incansable labor que Uds. realizaron durante años a la cabeza del UNICEF para combatir la discriminación contra la infancia y promover el reconocimiento de sus derechos" declaró Joyandet. "Al Gobierno de Francia el gustaría rendir homenaje a los enormes esfuerzos que la Sra. Bellamy y la Sra. Salah han realizado en favor de la infancia en el desempeño de sus funciones oficiales, así como fuera de ellas, y por su compromiso con la causa de la infancia en todo el mundo".

Bellamy: la libertad de los niños, el desarrollo y la dignidad

Carol Bellamy ocupó la dirección del UNICEF durante 10 años en los que se centró en cinco prioridades: inmunizar a todos los niños; lograr la asistencia a la escuela de niños y niñas (y garantizar que todas las escuelas ofreciesen educación básica); reducir la propagación del VIH/SIDA y sus efectos en los niños pequeños; luchar para proteger a la infancia contra la violencia y la explotación; e introducir programas para la primera infancia en todos los países.

Durante su mandato, Bellamy viajó enormemente por todo el mundo: visitó tanto países desarrollados como en desarrollo, desde Liberia hasta Sierra Leona, desde el Afganistán hasta Iraq, pasando por Bosnia, China, la República Democrática del Congo o Sudán.

A lo largo de sus viajes, Bellamy fue testigo de la repercusión que tienen los conflictos bélicos en los niños y el desplazamiento en masa de las poblaciones. Vio el miedo y la incertidumbre que acarrea la amenaza de la guerra cuando los niños tratan de asimilar la pérdida de la familia, el hogar y la comunidad.

Demostró su coraje en sus encuentros con los dirigentes que no protegían a los niños. En repetidas ocasiones afirmó que el derecho de los niños no consiste tan sólo en sobrevivir sino en poder prosperar, en evitar ser víctimas del VIH/SIDA, del abuso y la explotación.

"Ocupar la dirección del UNICEF fue un honor y un privilegio y no puedo pensar en una labor más vital para la humanidad que el trabajo realizado para garantizar que los niños de todos los lugares superen sus primeros años de vida y crezcan son salud, dignidad y en paz", comentó al recibir la Legión de honor. "En nombre de todos los niños y niñas del mundo, acepto este galardón con profundo agradecimiento".

Salah: El final de la violencia contra las mujeres y las niñas

Una cuestión clave para Rima Salah fue la violencia contra las mujeres y las niñas, y su repercusión en el desarrollo económico y social de los países, incluida la oportunidad que éstos tienen de alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Durante los 20 años que trabajó para el UNICEF, Salah combatió enérgicamente la violencia contra la infancia, centrándose en la obligación de proteger a la infancia contra la violencia, la trata de personas, la discriminación y la mutilación genital femenina.

Salah participó también en la conferencia internacional celebrada en París en 2007, acerca de la situación de los niños que participan en grupos y fuerzas armados. El Gobierno francés y el UNICEF organizaron tal acontecimiento, titulado "Free Children from War" (Liberemos a los niños de la guerra).

El Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Philippe Douste-Blazy, y la Directora Ejecutiva del UNICEF, Ann M. Veneman, presidieron conjuntamente la conferencia que pasó a tratar los Principios de París: una lista detallada de directrices para la protección de la infancia contra el reclutamiento y la prestación de asistencia a los niños que ya participan en grupos o fuerzas armados.

“Todos deberíamos aunar esfuerzos por la causa de la infancia, en particular, por los niños que viven en países donde existe un conflicto bélico", comentó Salah en el momento de recibir el premio. "Debemos trabajar conjuntamente para devolverles su niñez y sus esperanzas, para protegerlos contra la violencia, para darles lo que necesitan".

Un gran honor para el UNICEF

“El prestigioso título de caballero de la Legión de honor, otorgado a otros dos ex Representantes del UNICEF, simboliza el más prestigioso reconocimiento al logro humanitario y a la importancia de los derechos de la infancia, así como a la labor realizada por el UNICEF", comentó Jacques Hintzy, Presidente del Comité Nacional pro UNICEF de Francia.

"Nos recuerda que los niños deben ser el núcleo de nuestra labor y que necesitamos defender la causa de la infancia en todo el mundo y en todo momento", agregó.


 

 

Búsqueda