Etiopía

En Etiopía, un programa de Instrucción entre niños combina el aprendizaje con el juego

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Rana
Wenishe, una monitora juvenil, dirige un grupo de niños y niñas durante una actividad educativa que forma parte del Programa de instrucción entre niños.

Por Abhiyan Rana

DIMA GURANDA, Etiopía, 25 de marzo de 2009 - Wenishe, de 12 años de edad, cursa sexto grado en la escuela Dima, en la región de Oromia, en Etiopía. En esa escuela, Wenishe se ofreció como voluntaria para integrar un equipo de 30 monitores juveniles de un proyecto llamado “Preparándonos para la escuela: Un enfoque de instrucción entre niños”.

Esa iniciativa, a la que se conoce popularmente como Programa de instrucción entre niños, recibe apoyo del UNICEF y funciona ya en cinco países, además de Etiopía. El proyecto experimental tiene como objetivo preparar a los niños y niñas de corta edad para el primer año de escuela primaria mediante el establecimiento de vínculos sociales entre esos niños de mayor y menor edad, así como el empleo combinado de la enseñanza y el juego.

Con ese propósito, Wenishe organizó recientemente una clase de cinco alumnos de cinco y seis años de edad, que en breve comenzarán su educación primaria

Aprender jugando

La clase se llevó a cabo en un aula improvisada que construyó el padre de Wenishe con láminas de plástico y ramas. Los niños se sentaron formando un semicírculo y Wenishe condujo una actividad que había aprendido en una de las sesiones semanales de orientación, en la que empleó materiales suministrados por la iniciativa de instrucción entre niños.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Rana
Wenishe junto a su madre, Masarat, y su hermana, Innat, frente a su hogar, donde Wenishe lleva a cabo las sesiones educativas.

Los niños se divirtieron mucho y rieron cuando llegó el momento de cantar una canción sobre un ratón para aprender a contar, mientras Wenishe mostraba con orgullo una hoja de papel donde aparecían las palabras de la canción para enseñar a los niños.

“Me gusta ayudar a mis hermanitos y hermanitas a que se preparen para la escuela”, explicó Wenishe.

La actividad siguiente fue un juego en el que los niños aprendieron a contar usando tapas de botellas. Cada vez que un niño retiraba del pozo común el número correcto de tapas de botella, el rostro se le iluminaba con una sonrisa. Cuando un niño se equivocó, Wenishe le abrazó y le dio aliento para que lo intentara de nuevo. La segunda vez, al niño le salieron bien las cuentas.

Masarat, la madre de Wenishe, no ocultaba su orgullo mientras observaba sonriente a su hija dirigiendo la actividad educativa.

“Estos niños y niñas tienen una oportunidad que yo nunca tuve”, comentó Masarat.

El éxito de la educación entre compañeros

En los países en desarrollo, el enfoque de instrucción entre niños ofrece una alternativa eficaz y de bajo costo a la educación preescolar institucional.

Los programas de educación entre compañeros han tenido considerable éxito en los países como Etiopía, donde las tasas de matriculación preescolar continúan siendo bajas. La iniciativa también ayuda a combatir el problema de la matriculación primaria a edad demasiado avanzada, ya que garantiza que todos los niños que participan en el programa se matriculen en el primer grado de educación primaria a la edad que corresponde.

La educación entre compañeros ha logrado avances visibles en Etiopía, y UNICEF se ha comprometido a seguir dando apoyo a los programas de ese tipo para garantizar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.


 

 

Búsqueda