Egipto

Apoyo psicosocial para niños y niñas atrapados por la violencia en las calles de Egipto

Por Hala Abu Khatwa

EL CAIRO, Egipto, 22 de febrero de 2011. UNICEF ha iniciado un programa de apoyo psicosocial para niños y niñas afectados por la violencia durante los disturbios que hubo en Egipto en las ultimas semanas.

VÍDEO: Pedro Bujalance, corresponsal de UNICEF, informa sobre la violencia que afectó a los niños durante los disturbios recientes en Egipto y por la que puso en marcha un programa psicosocial de UNICEF, con sus aliados en Egipto, para ayudar a los niños en situaciones de riesgo de todo el país, con el fin de combatir los problemas psicológicos.  Véalo en RealPlayer

 

Luego de las protestas pacíficas que comenzaron el 25 de enero, las manifestaciones se tornaron violentas cuando estallaron choques entre los manifestantes, las fuerzas policiales y los contramanifestantes. Este último grupo, según se ha dicho, incluía matones a sueldo.

Además, la retirada de la policía de las calles y la fuga de miles de presos dio lugar a saqueos y aumentó el temor de las familias. Como resultado, personas de todas las edades, entre ellos menores de edad, salieron a las calles y formaron grupos de ciudadanos para proteger sus barrios hasta que las fuerzas armadas pudieran restaurar la seguridad el viernes 4 de febrero.

Atrapados en los enfrentamientos

Según las cifras preliminares dadas a conocer por el Ministerio de Salud y por las organizaciones de derechos humanos, 365 personas murieron durante los sucesos en diferentes provincias, y otras miles resultaron lesionadas.

“Todas las muertes y lesiones reportadas, particularmente las de niños, así como informes de niños a quienes les pagaron por participar en las contramanifestaciones, y de menores de edad que están siendo detenidos, deben ser minuciosamente investigadas, y los derechos de los menores plenamente protegidos”, dijo Philippe Duamelle, representante de UNICEF en Egipto.

“Los niños necesitan ayuda para ajustarse a la violencia y al sentimiento de inseguridad que han visto o experimentado”, agregó.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Egypt/2011/Aql
Un niño duerme en la Plaza de Tahrir, Cairo, el epicentro de las recientes protestas en Egipto.

En peligro la ayuda a la infancia

El programa psicosocial que UNICEF y sus aliados nacionales ha puesto en práctica ayudará a niños y niñas que corren peligro en el Cairo y en Alejandría, así como a escolares en toda la nación, para sobreponerse a su angustia psicológica.

A asistentes sociales y maestros los están adiestrando para que puedan identificar señales de trauma y estrés, brinden apoyo psicológico y remitan casos a servicios especializados cuando sea necesario. El adiestramiento también se ofrecerá a través de videoconferencias para que lleguen a los maestros de todo el país. Los psicólogos también ofrecerán entrenamiento profesional a maestros y asistentes sociales en las zonas que fueron más afectadas.

Según el Dr. Hashem Bahary, profesor de psicología de la Universidad de Al-Azhar, hasta el 30% de los menores de edad egipcios puede padecer de ansiedad, depresión y compulsión obsesiva.

“En este programa psicosocial, preparamos al maestro, al psicólogo y al asistente social para comunicarse activamente con los niños”, dijo el Dr. Bahary. “Esta comunicación se basa en escuchar y en las artes a fin de darles a los niños y niñas una oportunidad de expresarse fielmente, y esto, por supuesto, reducirá su ansiedad”.

Impacto en las calles

Los más seriamente afectados entre los menores de edad son las decenas de miles de niños y niñas que viven y trabajan en las calles del Cairo y de otras grandes ciudades. El testimonio de los niños que viven en las calles indica que se vieron expuestos a violencia extrema y que presenciaron la muerte y las lesiones graves de que fueron víctimas muchas personas.

Maha (los nombres de los menores de edad en este informe se han cambiado), una muchacha de 18 años, explica cómo le dispararon a una amiga suya de 16: “Estábamos en medio de la multitud. Le dieron un tiro en la espalda, entonces la llevamos al hospital y estuvimos a su lado hasta que vimos que mejoraba”.

Mohamed, de 15 años, dijo que acudió a las protestas para incorporarse a la multitud. “Estaban tirándonos bombas lacrimógenas y disparándonos balas de goma” recordaba. “Una bala de goma me dio en la mano. Era muy doloroso y fue al médico para que me la sacara”.

El programa de apoyo psicosocial de UNICEF ayudará a jóvenes como Maha y Mohamed a sobreponerse a los efectos de estas experiencias y a enfrentarse al futuro con mayor confianza.


 

 

Enlaces

En un foro en Egipto se pone de relieve el problema de la trata de seres humanos

Niños y niñas en situaciones de emergencia y de conflicto armado

Búsqueda