Egipto

Egipto está libre de poliomielitis

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-1593/ Pirozzi
Ahora, los niños y niñas de Egipto pueden crecer sin temor a la poliomielitis, ya que el país ha sido declarado libre de ese enfermedad por UNICEF y sus aliados en la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis.

Por Simon Ingram

EL CAIRO, Egipto, 1 de febrero de 2006 – Egipto ha sufrido desde hace mucho tiempo las consecuencias de la poliomielitis. Los testimonios arqueológicos sugieren que hasta en la época de los faraones los niños y niñas que habitaban las orillas del Nilo eran víctimas de los efectos incapacitantes de esa enfermedad. Esa es una de las razones por las que el anuncio de que Egipto ha sido declarado libre de poliomielitis adquirió hoy una dimensión histórica.

En el mundo hay sólo cuatro países que aún sufren poliomielitis endémica. Se trata de Nigeria, la India, el Pakistán y el Afganistán. Esas cuatro naciones constituyen el número más reducido de países afectados por la poliomielitis endémica en toda la historia de la humanidad, lo que representa una importante conquista en la marcha hacia la erradicación mundial del virus.

El anuncio de UNICEF y sus aliados de la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis se produjo algo más de 12 meses después de la obtención de la última muestra ambiental positiva del virus de la poliomielitis en Egipto, que ocurrió en enero de 2005. El caso más reciente de poliomielitis se registró en el país en 2004.

Al ponerse en marcha la iniciativa mundial de eliminación en 1988, en Egipto se registraban anualmente varios miles de casos de poliomielitis. En la actualidad, y gracias a los años de trabajo y dedicación de decenas de miles de agentes sanitarios y vacunadores, Egipto ha dejado de ser una reserva del virus. Este logro deja también en evidencia el compromiso y la resolución de los integrantes de una amplia alianza de organismos nacionales e internacionales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-1593/ Pirozzi
Un niño de corta edad recibe la vacuna oral contra la poliomielitis en un puesto sanitario de El Cairo, que cuenta con el respaldo de UNICEF. Gracias al compromiso del Gobierno y a los años de trabajo intenso Egipto está ahora libre de poliomielitis.

"La erradicación de la poliomielitis ha sido una empresa de dimensión nacional", afirma Erma Manoncourt, Representante de UNICEF en este país. "Egipto tienen razones válidas para sentirse orgulloso de su contribución a la campaña mundial contra esa enfermedad".

Años de esfuerzo para que Egipto se liberara de la poliomielitis

Con el propósito de eliminar la poliomielitis, el Ministerio de Salud y Población de Egipto realizó numerosas campañas de inmunización por medio de equipos de agentes sanitarios que visitaron los hogares de todo el país con el propósito de vacunar a todos los niños y niñas menores de seis años.

Para fines del decenio de 1980, el número anual de nuevos casos de poliomielitis se había reducido a apenas un puñado en todo el país. Sin embargo, subsistían trazas del virus, especialmente en las grandes ciudades. A fin de eliminar completamente la enfermedad, Egipto continuó con su campaña.

Para ello fue necesario suministrar la vacuna oral a más de 11 millones de niños y niñas varias veces por año durante varios años. Se trató de una empresa vasta y costosa. Para llevarla a cabo, Egipto contó con el apoyo técnico y financiero de diversos aliados, entre los que figuraron la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, Rotary International, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el gobierno japonés.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ98-0412/ Goodsmith
Varios niños juegan tomados de la mano en una escuela comunitaria localizada en Asyut, Egipto, que recibe asistencia del UNICEF. El niño de la derecha sobrevivió a un ataque de poliomielitis, aunque la enfermedad lo dejó discapacitado.

Las actividades de inmunización también recibieron el respaldo de los más altos niveles de gobierno. Los Días Nacionales de Inmunización se pusieron en marcha bajo el auspicio de la Primera Dama de Egipto, la Sra. Suzanne Mubarak.

También prestaron su apoyo otras figuras públicas. El actor y Embajador de Buena Voluntad de UNICEF Mahmoud Kabil protagonizó varios anuncios de televisión en los que alentó a la población, que a veces demostró cierto escepticismo, a que diera a los niños y niñas la protección que necesitan. Mohamed Mounir, uno de los cantantes más famosos de Egipto, colaboró con la iniciativa mediante una canción titulada “Ya A’lam Iss-ha” (Mundo, despierta) que crea conciencia acerca de los peligros de la poliomielitis.

Una de las medidas más importantes con respecto a la eliminación de los últimos vestigios del virus en Egipto fue el empleo, a partir de 2005, de las vacunas contra la poliomielitis más avanzada. A tal fin, UNICEF colaboró con el suministro de las vacunas antipoliomielíticas “monovalentes”, diseñadas para combatir la última cepa existente del virus, la de la poliomielitis tipo 1.

No a la complacencia

A pesar del enorme éxito obtenido hasta ahora, las autoridades saben que no pueden dormirse en sus laureles. Las recientes experiencias sufridas por países como el Yemen e Indonesia demuestran que la poliomielitis puede regresar a países que alguna vez estuvieron libres de esa enfermedad.

En Egipto, la inmunización sistemática continuará constituyendo una prioridad nacional, y la vacuna oral contra la poliomielitis seguirá formando parte durante mucho tiempo del programa general de vacunación de todos los niños y niñas.

Kun Li y Eric Mullerbeck colaboraron en la elaboración de este artículo.


 

 

Vídeo (en inglés)

1 de febrero de 2006:
Simon Ingram, de UNICEF, informa sobre el trabajo realizado para liberar a Egipto de la poliomielitis.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda