Ecuador

Un niño con un trastorno genético sueña con volar arriba en las colinas de Ecuador

Mira la historia de Richard, un joven con un trastorno genético que sueña con ser piloto.  Véalo en RealPlayer

 

Por Bob Coen

Como todos los niños, aquellos con discapacidad también tienen muchas capacidades, pero a menudo son excluidos de la sociedad, debido a la discriminación y falta de apoyo, dejándolos entre los niños más invisibles y vulnerables del mundo.

UNICEF lanza su emblemático informe El Estado Mundial de la Infancia 2013: niñas y niños con discapacidad el 30 de mayo de 2013. El informe llama la atención global a las necesidades urgentes de una población en gran parte invisible.

Un niño de 8 años de edad con un trastorno genético asiste a la escuela y sueña con volar arriba en las colinas de Quito, Ecuador, un país con una política progresiva para las personas con discapacidad.

QUITO, Ecuador, 29 de mayo de 2013 - Es una fría mañana en las colinas de las afueras de Quito, la ciudad capital en expansión de Ecuador. Richard Herrera, de 8 años de edad, se está preparando para la escuela en el barrio popular de Venceremos.

Richard se sienta en su cama en la pequeña habitación que comparte con su hermano Armando, de 15 años de edad, y su madre Ana, que lo ayuda a vestirse. Le pone la ropa y los zapatos con cuidado, le da un desayuno abundante y lo baja por las escaleras de su pequeña casa de bloques de hormigón hacia las calles rocosas y empinadas colinas hasta la parada del autobús.

Propenso a las fracturas

Richard sufre de un trastorno genético llamado osteogénesis imperfecta, también conocida como enfermedad de los huesos frágiles. Sus huesos no se han desarrollado adecuadamente, son muy débiles y propensos a las fracturas. Él es muy pequeño para su edad y camina con esfuerzo.

 “Mi mamá me cuida y me ayuda en caso de que me caiga”, dice Richard. "Ella me ayuda para que no tropiece y rompa mis huesos. Me carga y me lleva al bus.”

 “Soy discapacitado porque tengo huesos de cristal y no puedo correr y saltar. Si me caigo, puedo terminar en el hospital.”

Richard no puede hacer algunas cosas que otros niños dan por sentado. “Me gustaría patear la pelota y correr y jugar en los columpios... y saltar”, dice. “Sin embargo, me puedo caer como una pelota rodando, y tendrían que llevarme a la sala de emergencias.”

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Richard tiene 8 años. Sufre de la enfermedad de huesos quebradizos. Asiste a una escuela normal y es el primero de su clase. Ecuador cuenta con políticas progresistas para las personas con discapacidad.

La vida en la escuela

Richard asiste a una escuela normal, y es el primero de su clase. “Me gustan las materias como lenguas, matemáticas, dictado, computación y dibujo”, dice, con la voz llena de entusiasmo. Él es uno de los dos estudiantes con discapacidades.

Él dice que algunas veces se siente diferente. “A veces, me siento un poco incómodo. Dicen que camino despacio.” Y añade: “Pero uno de ellos podría sufrir, también.”

Richard tiene los mismos sueños y esperanzas de muchos niños de su edad. “Cuando sea grande, quiero ser piloto”, dice, sonriendo.

La igualdad de derechos es prioritaria

Richard tiene la suerte de crecer en un país que tiene una de las políticas más progresistas para las personas que viven con discapacidad, encabezadas por el Vicepresidente de la República del Ecuador, Lenín Voltaire Moreno Garcés, quien también es discapacitado.

Promover la igualdad de derechos para las personas con discapacidad ha sido una prioridad. Se han promulgado leyes que proporcionan diversas formas de asistencia y apoyo financiero, entre otros.

Un mensaje para otros niños

Richard ha recibido una cama, un colchón y una almohada especiales, así como una silla para el baño. También una silla de ruedas para niños, pero no suele ser capaz de usarla, debido al mal estado de los caminos y las colinas de su barrio.

Cuando se le preguntó qué mensaje tenía para los demás niños que viven con discapacidad, Richard dijo, pensativo: “Que cuiden de sí mismos, coman bien y que ayuden a su mamá, quien cuida de ellos.”

“Y que la ayuden cocinando, para que puedan comer.”


 

 

Fotografía UNICEF: Niños con discapacidad

Búsqueda