República Democrática del Congo

Las bajas tasas de matriculación en la República Democrática del Congo impulsan las actividades para invertir en la educación

Imagen del UNICEF
© UNICEF DRC/2009/ Marinovich
Marie Rose Mbimba es la directora de la escuela EP1 en Kinsasha, donde las bajas tasas de matriculación y de terminación de los estudios de los alumnos están a menudo relacionadas con las dificultades financieras de sus familias.

Por Shantha Bloeman

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, se encuentra en la República Democrática del Congo realizando una visita de cinco días de duración en la que evalúa la situación de los niños, niñas y mujeres en el marco de lo que se considera la peor crisis humanitaria de África. A continuación, un artículo de una serie sobre el tema.

KINSASHA, República Democrática del Congo, 1 de septiembre de 2009 – Las bajas tasas de asistencia siguen asolando las escuelas de la República Democrática del Congo y afectando negativamente el desarrollo del país.

Las tasas brutas de matriculación en la escuela primaria son muy bajas. Según los últimos datos, la mitad de todos los niños y niñas no acuden a la escuela. La mayoría de aquellos que reciben una educación son varones y sólo la mitad termina el quinto grado.

Marie Rose Mbimba, la directora de la escuela primaria EP1 Inkisi en Kinshasa, es muy consciente del problema. Al comienzo del año escolar, en su escuela había 754 estudiantes. Sólo tres meses después únicamente 516 permanecen matriculados.

“El problema es las dificultades financieras que sufre sus familias”, dice Mbimba. “No pueden costear las matrículas porque la mayoría están desempleados”.

Las matrículas escolares son una pesada carga

En la actualidad, el Gobierno de la República Democrática del Congo asigna alrededor del 8% de su producto interno bruto a la educación, una cifra insuficiente para cubrir todos los gastos operativos del sistema de la educación. El resto de la financiación recae sobre los progenitores, que tienen que pagar un promedio de 65 dólares al año por niño para complementar los salarios de los maestros, los gastos de mantenimiento y otros costos de operación.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DRC/2009/ Marinovich
UNICEF ofrece libros de texto, libretas, pizarras y pupitres para ayudar a mejorar las condiciones de las aulas en toda la República Democrática del Congo.

Para una familia típica del Congo, que gana como promedio solamente 140 dólares anuales, estos costos hacen que enviar a todos los hijos a la escuela sea imposible.

Los maestros de escuela también encuentran dificultades que con la educación de sus propios hijos. Marie Clarence Malala enseña a sexto grado en la EP1 y gana un salario mensual que apenas le sirve para cubrir sus gastos de sustento. Uno de sus cuatro hijos tuvo que abandonar recientemente la escuela secundaria. Malala ha enseñado en la EPI durante casi 25 años y es testigo de cómo las necesidades financieras impiden a menudo que los niños y niñas acudan a clase.

“Un niño se levanta a las 5 de la mañana y trabaja en una panadería”, dice. “Luego regresa a casa para entregar el pan a su madre para que lo venda, y luego acude a la escuela”.

Un movimiento para abolir los gastos de matriculación  

Una coalición de organizaciones ha promovido un movimiento para abolir los gastos de matriculación en toda África con el fin de garantizar que los niños y niñas puedan disfrutar de su derecho a una educación.
 
“El futuro de cualquier país es su infancia, y creo que en muchos países ha resultado muy difícil convencer a los gobiernos de que invertir en la infancia es invertir en el futuro”, dice Pierrette Vu Thi, Representante de UNICEF en la República Democrática del Congo.

Vu Thi añade que UNICEF ha defendido ante el Gobierno la abolición de los gastos de matriculación, pero hasta ahora las cuestiones presupuestarias han sido un obstáculo difícil.

“Hemos realizado una tarea de promoción, y lenta pero firmemente estamos alcanzando algunos progresos”.

Para contribuir a mejorar la situación actual, UNICEF ha distribuido libretas, pizarras y pupitres a unas 25.000 escuelas primarias del país, incluida EP1 Inkisi. UNICEF también ha distribuido materiales pedagógicos y ha realizado cursos de capacitación entre los maestros.


 

 

Vídeo (en inglés)

La corresponsal de UNICEF, Natacha Ikoli, informa sobre la crisis educativa en la República Democrática del Congo.
VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda