República Democrática del Congo

La continua inseguridad compromete la ayuda para las familias desplazadas

Imagen del UNICEF
© MONUC/2008
Los niños van a la escuela en Goma, junto a miembros del batallón indio de la Misión de Organización de Naciones Unidas que patrullan en la República Democrática del Congo.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 6 de noviembre de 2008 – La continua violencia en la parte oriental de la República Democrática del Congo está comprometiendo seriamente el que las agencias internacionales de ayuda humanitaria lleguen al mas de 1 millón de personas desplazadas en la región.

A pesar de un alto el fuego de los grupos rebeldes, los enfrentamientos has vuelto a surgir en la provincia septentrional de Kivu en los últimos dos días entre las fuerzas armadas del gobierno, las milicias aliadas y los rebeldes. Más de 250.000 personas se han visto obligadas a huir de los enfrentamientos armados que comenzaron en agosto, más de 100.000 de ellos en los últimos seis días.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Sr. Ban Ki-Moon, que está en Nairobi para asistir a una cumbre de emergencia sobre el conflicto, ha expresado su preocupación por la continua violencia. En un comunicado, el Sr. Ban a pedido a todos los grupos armados "evitar acciones que resulten en más desplazamientos y sufrimiento para la población civil".

A pesar de los enfrentamientos, UNICEF y otras organizaciones humanitarias están preparando una respuesta de emergencia y ayuda para aquellos desplazados por el conflicto.

Al principio de semana, UNICEF y sus aliados pudieron suministrar agua potable, suficientes suministros médicos para una semana y unas 15.000 galletas de alto contenido energético a los niños de un campamento en el que se han refugiado unas 50.000 personas. Según Jaya Murthy, Especialista en Comunicación de la Oficina de UNICEF en Goma, la distribución de alimentos entre los desplazados estuvo a punto de provocar un motín, ya que muchos de los refugiados no comían desde hacía varios días.

Una situación desesperada

“Cuando llevamos a cabo la distribución de alimentos, la situación era desesperada”, dijo el Sr. Murthy. “La gente que llegaba se arremolinaba frente a nuestros puestos y se abalanzaban para obtener la ayuda. ¡Y lo que estábamos entregando eran galletas! Eso demuestra el grado de desesperación reinante”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DR Congo/2008/Harneis
UNICEF fue uno de los primeros organismos internacionales que salieron de la ciudad de Goma y comenzaron a distribuir suministros y prestar ayuda en el norte de Kivu, ayudando a las familias desplazadas que no contaban con alimentos desde hacía 2 semanas.
“Nos consta que muchos de los refugiados no han comido nada desde entonces, de manera que deben estar desfalleciendo de hambre”, comentó.

Una de las personas desplazadas, Rumanyo Aganie, que huyó recientemente ante el avance de las fuerzas rebeldes, mostró un certificado médico que indica que su hija de 16 años fue violada mientras buscaba alimentos en los alrededores del campamento en que se encuentra la familia. “Si hubiera tenido suficiente comida”, dijo el Sr. Aganie, “no la habrían violado”.

“Los pobladores de Kivu Septentrional son en su mayoría agricultores”, comentó el Sr. Murthy. “Debido a que están desplazados, no pueden cultivar sus tierras y carecen de todo medio de subsistencia. No tienen ni comida para alimentar a sus familias ni dinero para comprar alimentos”.

Una historia de abuso y violencia

Cuando se combate cerca de una aldea, la población debe huir en diversas direcciones, lo que deja a los niños y niñas a la merced de distintas amenazas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF DR Congo/2008/Harneis
Un niño congoleño de corta edad recibe galletas de alto contenido energético y asistencia médica.
“En la República Democrática Del Congo tenemos, lamentablemente, una historia de abuso, explotación y violencia en gran escala, además del problema del reclutamiento de niños por parte de los grupos armados”, explicó el Sr. Murthy. “Nuestras posibilidades de acceso a muchas zonas de Kivu Septentrional han sido limitadas. Hemos recibido informes sobre niños y niñas que han quedado separados de sus familias. Nos preocupa profundamente el bienestar de esos menores”.

Se calcula que desde 1996, cuando se desató el conflicto en el Congo, la violencia ha causado la muerte de cinco millones de habitantes, en la mayoría de los casos debido a enfermedades prevenibles y al hambre. La delegación de UNICEF en la República Democrática del Congo es una de las más numerosas del mundo.


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de noviembre de 2008: la corresponsal de UNICEF Chris Niles informa sobre el esfuerzo que supone la ayuda para los niños desplazados y familias entre un frágil alto el fuego en la República Democrática del Congo.
 VIDEO  alta | baja

4 de noviembre de 2008:
El Director de Programas de Emergencia de UNICEF, Louis-Georges Arsenault analiza los desafíos en curso que afrontan las operaciones de ayuda en la República Democrática del Congo.

 VIDEO  alta | baja

3 de noviembre de 2008: Roshni Karwal, corresponsal de UNICEF, informa sobre las actividades de ayuda humanitaria a los pobladores de la República Democrática del Congo que sufren los efectos de la crisis.

 VIDEO  alta | baja

Audio (en inglés)

3 de noviembre de 2008:
El Especialista en Comunicación de UNICEF Jaya Murthy describe la escena de la primera distribución de ayuda en la República Democrática del Congo desde la declaración del alto el fuego.

 AUDIO escuchar
Búsqueda