Panorama: República Dominicana

La tormenta tropical Olga y el huracán Noel causan el desplazamiento de 61.000 pobladores en la República Dominicana

Imagen del UNICEF: Dominican Republic, Tropical Storm Olga and Hurricane Noel
© UNICEF/2007/Barraza
Un niño rodeado de los enseres de su hogar, localizado en un vecindario de La Vega, en la República Dominicana, que resultó gravemente dañado por la tormenta tropical Olga.

Por Michael Kavanagh y Blue Chevigny

LA VEGA, República Dominicana, 19 de diciembre de 2007 – Unas 61.000 pobladores de la República Dominicana fueron desplazados de sus hogares debido a las dos violentas tormentas que castigaron a esa nación caribeña desde principios de noviembre.

El 12 de diciembre, la tormenta tropical Olga –que había sido precedida en noviembre por el huracán Noel– destruyó viviendas y sembrados, provocó la crecida de los ríos y agravó aun más una situación de por sí muy difícil.

“Muchas de esas personas eran bastante pobres antes de los desastres, y al perder lo poco que tenían se han quedado sin ningún medio de subsistencia”, declaró a Radio UNICEF Tad Palac, Representante del organismo internacional en la República Dominicana. “Se trata de personas y familias que van a necesitar mucho apoyo en los meses inmediatos”.

Ayuda con la vivienda provisoria

UNICEF suministra a las familias desplazadas albergue y ayuda alimentaria de emergencia. También entrega a los niños y niñas más jóvenes alimentos adecuados para su edad.

Asimismo, la organización distribuye botiquines y elementos de limpieza para prevenir el contagio de las enfermedades. Entre los materiales figuran cubos de agua, cepillos y otros artículos de uso doméstico.

Imagen del UNICEF: Tropical Storm Olga and Hurricane Noel
© UNICEF/2007/Barraza
Hogares dañados a orillas del Río Camú, en La Vega, República Dominicana.
Además de ello, UNICEF y sus aliados ejecutan un programa de apoyo psicosocial llamado Proyecto Alegría, que está orientado a satisfacer las necesidades psicológicas de los niños y niñas afectados por las devastadoras tormentas.

“Hay muchos niños y niñas que se han quedado sin hogar y que viven en los refugios”, comentó el Sr. Palac. “Muchas familias han perdido todas sus pertenencias. Y también hay que tener en cuenta los efectos psicológicos, que nos causan mucha preocupación”.

La pobreza pone a las familias en peligro

El Sr. Palac agregó que a largo plazo será necesario hacer más con respecto a la pobreza subyacente, que fue lo que dejó indefensa a la población –y a sus propiedades– durante las tormentas. 

“Lo que han demostrado estos dos desastres es la existencia de un elevado número de personas que viven en zonas muy vulnerable”, señaló el funcionario de UNICEF. “La mayoría de los damnificados pertenecen a los sectores más pobres del país”.


 

 

Audio (en inglés)

18 de diciembre de 2007: Tad Palac, Representante de UNICEF en la República Dominicana, habla para Radio UNICEF acerca de las labores de socorro y recuperación tras el paso por ese país de la tormenta tropical Olga y el huracán Noel.

AUDIO escuchar

Búsqueda