Côte d'Ivoire

La asistencia a los niños que viven solos en la gran ciudad de Abiyán (Côte d’Ivoire)

Por Eva Gilliam

“Estado mundial de la infancia de 2012: Niñas y niños en un mundo urbano”, el informe principal de UNICEF, centra la atención en los niños y niñas vulnerables de las zonas urbanas. Mil millones de niños viven en las zonas urbanas, una cifra que aumenta rápidamente. Sin embargo, las disparidades dentro de las ciudades revelan que muchos de ellos carecen de acceso a las escuelas, la atención de la salud y el saneamiento, a pesar de vivir junto a estos servicios. Este artículo forma parte de una serie que destaca las necesidades de estos niños.

ABIYÁN, Côte d’Ivoire, 21 de febrero de 2012. Después de una pelea con su padre, Junior Coulibaly (9 años) salió de su casa enrabietado. Era un viernes por la tarde, a mediados de enero de 2011.  Tendrían que pasar nueve meses antes de que pudiera volver a ver a su padre.

VÍDEO: 31 de enero de 2012. La corresponsal de UNICEF, Concha Grijalba, informa sobre la separación de Miguel (7 años) de su familia durante la violencia desatada en Côte d'Ivoire.  Véalo en RealPlayer

 

Junior estaba jugando en su barrio de Yopougon, uno de los asentamientos precarios más grandes del país, cuando estalló el conflicto, el resultado de la tensión que se había estado fraguando desde las elecciones presidenciales celebradas seis semanas antes.

“En este barrio se produjeron algunos de los peores incidentes”, dijo Yassindou Coulibaly, padre de Junior. “Era peligroso, especialmente para los hombres, así que tuve que marcharme para que no me mataran”.

Solos en la ciudad

La violencia posterior a las elecciones de 2011 dejó a muchos niños y niñas separados de sus familias. Sin embargo, incluso en tiempos de paz, los niños quedan separados de sus familias por distintas razones.

Esto es especialmente el caso de las zonas urbanas. Muchos niños emigran a las ciudades en busca de trabajo o educación. En su mayoría, viajan con sus familias, pero a veces llegan por sí solos, vulnerables a la explotación. Y con demasiada frecuencia, estos niños se ven excluidos de las mismas oportunidades que vinieron a buscar.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Cote d'Ivoire/2011/Gilliam
Junior Coulibaly (9 años) quedó separado de su familia en Abiyán (Côte d’Ivoire) durante la crisis postelectoral. Desde entonces ha logrado reunirse con su familia.

“Aunque los entornos urbanos suelen tener más servicios, como agua, electricidad, escuelas y atención de la salud, esto no significa que todos tengan acceso a ellos”, explicó Laetitia Bazzi, Jefa de Protección infantil de UNICEF en Côte d’Ivoire. “Esto es especialmente cierto en el caso de los niños migrantes que son extremadamente pobres”.

Estos niños tienden a vivir en barrios pobres con un saneamiento deficiente, un acceso mínimo al agua potable y unas escuelas hacinadas. 

Los niños que viven en los barrios pobres abandonan sus casas para escapar de estas condiciones, pero tienen que hacer frente a peores condiciones cuando se encuentran solos. “No tienen ningún apoyo de los padres, y pueden ser víctimas de un tratamiento abusivo, a veces en un lugar de trabajo o en la calle”, dijo Bazzi.  

Asistencia para los niños separados

Junior encontró la seguridad en el Centre Sauvetage d’Abidjan (Centro de salavamento de Abiyán) en el centro de la ciudad. El programa está gestionado por la Oficina internacional católica de la infancia (BICE por sus siglas en francés) y recibe el apoyo de UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Michel (7 años) quedó separado de su familia durante la violencia poselectoral que se produjo en Côte d’Ivoire. Pasó siete meses en el Centro de salvamento de Abiyán, que recibe apoyo de UNICEF, mientras los trabajadores sociales buscaban a su familia.

El conflicto puso de relieve la cuestión de los niños no acompañados, dijo Berté Kafiné, coordinador del centro. “Cuando se desató la crisis, se produjo una gran afluencia de niños”, explicó. “Algunos de ellos caminaron más de 20 kilómetros, huyendo de los puntos álgidos en los barrios pobres, pero muchos se perdieron y simplemente se dirigieron hacia los edificios de la ciudad. A otros los trajeron personas desconocidas que se los habían encontrado en la calle. Otros vinieron de las zonas rurales, al principio con sus progenitores, hasta que quedaron separados”.

En el centro, Kafiné y su equipo ofrecen a estos niños no acompañados estabilidad, proporcionándoles camas, comida, clases y actividades recreativas. Y además les dan servicios de apoyo psicosocial para ayudarles a superar el estrés causado por la separación.

Reunirse con los progenitores

Los trabajadores del Centro de salvamento de Abiyán orientan a los niños durante los procedimientos judiciales y administrativos, con el objetivo de reunirlos con sus familias o proporcionarles una atención segura y estable.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Muchos niños llegan a Abiyán, la mayor ciudad de Côte d’Ivoire, en busca de trabajo o educación.

“La reunión es a menudo muy feliz, pero a veces el niño puede tener recuerdos muy negativos de la separación. Puede dar lugar a un nuevo trauma”, comentó Kafiné.

Otros niños pueden sentir que ya no tienen un lugar en su casa; UNICEF y sus aliados tratan de asegurarse de que la reunión sea saludable y sostenible, ayudando a veces con los gastos de escolaridad o la prestación de apoyo psicosocial para las familias.

Kafiné sabe que la vida en la ciudad puede ser muy dura para un niño.

“En la ciudad, cada uno tira por su lado”, expuso Kafiné. “Tender la mano al hijo de un vecino no es ya una cuestión instintiva. Por eso estamos aquí. Y les diré que esto sirve para marcar la diferencia”.

De vuelta en un estrecho patio de cemento en Abobo, Junior se sienta a comer con su familia. Su padre le dijo que ya no discutirán más sobre las tareas escolares o los quehaceres domésticos.  

“Algo cambió en él desde que llegó a casa”, dijo Coulibaly. “Pasa conmigo todo el tiempo, e incluso ayuda a su hermano y hermana pequeños con el trabajo escolar. Es como si quisiera estar aquí con todo su corazón. Y eso me hace muy feliz y muy orgulloso”.


 

 

Búsqueda