Côte d'Ivoire

De una choza de paja a un aula: El progreso de la educación en Côte d'Ivoire

Imagen del UNICEF
© UNICEF video still
Un grupo de niños canta y juega en una guardería que recibe apoyo de UNICEF en Bondoukou, Côte d'Ivoire.

Por Vincent De Fait

ABIDJAN, Côte d’Ivoire, 26 de marzo de 2010 – En una localidad rural de la región nororiental de Côte d’Ivoire, la inauguración de tres nuevas aulas ha constituido una verdadera revolución en la educación de los niños y niñas de la zona.

 Vea el VÍDEO

Hasta no hace mucho, en esa región las clases se dictaban en chozas construidas con hojas secas de bananos, que requerían frecuentes labores de reparación debido a los daños que les provocaban el viento y las lluvias. “Ahora tenemos mejores condiciones de trabajo”, explica con una sonrisa en el rostro Kra Kofi, el maestro de la escuela de Tchafritedouo, una aldea ubicada a unos 100 kilómetros de la capital del departamento de Bondoukou. En la nueva escuela, cada estudiante cuenta con su propio asiento y escritorio, con una pizarra, un lápiz y un cuaderno de notas.

Kofi nunca había pensado en ser maestro, pero en 2000, cuando se graduó en administración de empresas en la universidad de Abiyán, le resultó imposible obtener empleo en la capital. De manera que regresó a su aldea, donde Christophe Gnangbo, un maestro que preside la organización no gubernamental Soleil Levant, se interesó en él.

Gnangbo recuerda que en aquel entonces “en las escuelas no había asientos suficientes para los niños, y muchos maestros habían huido a zonas más seguras”. También recordó que los niños no tenían acceso a la educación. “De manera que propuse un experimento”, dice. “Propuse que los pobladores de la aldea construyeran las aulas y yo me encargaría de encontrar personal docente”.

Fondos para las escuelas

Cuando Kofi comenzó a dictar clases no contaba con ningún libro, sólo un pizarrón. Los padres y madres de la aldea organizaban colectas para pagarle unos 20 dólares por mes, y en algunas ocasiones resultaba difícil recolectar esa suma.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video still
Un niño escribe en un cuaderno de notas en un centro de desarrollo en la primera infancia que cuenta con el respaldo de UNICEF en Bondoukou, Côte d'Ivoire.

 “Inicialmente había 80 estudiantes, pero luego algunos niños dejaron de venir a clases”, recuerda Kofi, que desde entonces ha sido ascendido a director de la escuela y que ahora, además de enseñar, supervisa a dos maestros voluntarios. UNICEF suministra los elementos escolares por medio de Soleil Levant y ha financiado la construcción de tres aulas en Tchafritedouo.

“Algunos de los niños y niñas que habían dejado de estudiar han regresado”, agrega Kofi, que también explica que varios alumnos han aprobado el examen de ingreso a la escuela secundaria, lo que nunca había sucedido en su aldea.

“Yo no tuve oportunidad de ir a la escuela”, comenta Guillaume Da, jefe del comité comunitario de administración escolar. “Cuando voy a la ciudad, tengo que preguntar qué dicen los carteles y las señales porque no sé ni leer ni escribir. Es algo que me duele, y algo que no quiero que sufra mi hijo”.

Auge del aprendizaje

“Las escuelas cambian completamente la vida de las aldeas”, señala Charles Kambire, Director Regional de Educación Nacional, en una conversación que se desarrolla en su oficina, localizada en la ciudad de Bondoukou. “Antes, cuando alguien recibía una carta, tenía que caminar varios kilómetros hasta encontrar a alguien que se la pudiera leer”.

Kambire añade que en la escuela los niños y niñas aprenden comportamientos prácticos y útiles, como la importancia de lavarse las manos con jabón para mantener la higiene.
Soleil Levant ha dejado atrás sus modestos orígenes y hoy en día brinda apoyo en materia de educación a más de 6.000 niños y niñas de 84 aldeas. Sin embargo, y a pesar del apoyo que recibe de UNICEF, la ONG afronta muchos desafíos, comenzando por la contratación de los maestros, que reciben capacitación y paga del Gobierno.

En la región septentrional de Côte d’Ivoire, por ejemplo, aún no hay suficientes maestros, por lo que es necesario brindar capacitación a maestras y maestros voluntarios que luego se integran en los equipos docentes de las escuelas.

 “Cada vez resulta menos problemático para los padres enviar a sus hijos a la escuela”, apunta Kambire. “Sin embargo, todavía no contamos con suficientes escuelas”.


 

 

Vídeo (en inglés)

26 de marzo de 2010: Eva Gilliam, de UNICEF, informa sobre los esfuerzos que se realizan en Côte d’Ivoire para mejorar las tasas de educación.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda