Côte d'Ivoire

UNICEF y el Gobierno de Japón colaboran en la lucha contra el paludismo en Côte d’Ivoire

Imagen del UNICEF: Côte d’Ivoire, Japan, malaria
© UNICEF Côte d’Ivoire/2008/Westerbeek
Djelika, de seis años de edad, acompañada por su familia en el hospital Abobo de Côte d’Ivoire. Afortunadamente, la niña pudo ser tratada a tiempo contra el paludismo, una enfermedad potencialmente mortal.

Por Sacha Westerbeek

ABOBO, Côte d’Ivoire, 18 de agosto de 2008 – Cuando recuperó el conocimiento en la cama de un hospital, Djelika Mariko, de seis años de edad, había estado en coma durante dos días. Sus padres la llevaron al hospital porque se había enfermado, y allí descubrieron que la niña había contraído paludismo. Cuando recuperó el conocimiento, los padres de Djelika no cabían en sí de la alegría.

“Hace apenas cuatro días nuestra hija comenzó a sentirse mal”, explicó la Sra. Mariko. ”Se quejaba de dolores de cabeza y temblaba. Poco después, perdió el conocimiento. Yo estaba aterrada, ya que nunca había visto nada parecido”.

El paludismo es una enfermedad bastante común en Côte d’Ivoire, y especialmente en la región de Abobo, donde vive la familia Mariko. Sólo el 6% de los niños y niñas de este país duerme bajo la protección de mosquiteros tratados con insecticida.

“Djelika nunca había tenido un ataque de paludismo como éste”, dijo la madre, que tiene dos hijos más y que perdió uno debido a lo que el médico de la familia cree que fue paludismo.

Atención adecuada de la salud

La familia Mariko no es la única madre de Côte d’Ivoire que ha perdido un hijo. En 2006, este país ocupó el 26to lugar entre las naciones con tasas más elevadas de mortalidad de menores de cinco años. A pesar de ello, los niños de la familia Mariko aún no cuentan con mosquiteros.

Ante un caso como el de Djelika, muchas otras familias de la Côte d’Ivoire habrían aplicado inicialmente tratamientos caseros contra el paludismo, por razones de presupuesto. Sólo el 36% de los niños y niñas menores de cinco años que sufren ataques de esa enfermedad reciben tratamiento con medicamentos antipalúdicos.

En ese sentido, Djelika fue afortunada. Aunque sus padres no cuentan con medios para que la niña vaya a la escuela, por lo menos tienen ingresos. De manera que la familia empleó sus ahorros para que la niña pudiera ir al hospital. El tratamiento médico que recibió Djelika significó, como en muchos otros casos, la diferencia entre la vida y la muerte.
El paludismo es particularmente peligroso durante el embarazo, ya que puede ser causa de anemia, parto prematuro y bajo peso al nacer.

Apoyo del Gobierno de Japón

Desde hace varios años, UNICEF y el Gobierno de Japón colaboran para reducir la incidencia y las consecuencias de las enfermedades infecciosas en los niños, niñas y familias de Côte d’Ivoire. Japón brindará apoyo durante los próximos cinco años a diversas intervenciones sanitarias, como el suministro de mosquiteros tratados con insecticida a mujeres embarazadas y niños, que salvarán unas 400.00 vidas infantiles.

En mayo de este año, UNICEF llevó a cabo en Yokohama, Japón, la presentación mundial del informe “Estado de la Infancia en África 2008: Supervivencia infantil”, con motivo de la Cuarta Conferencia Internacional de Tokio sobre el Desarrollo de África. En esa ocasión, Itsunori Onodera, Viceministro de Relaciones Exteriores de Japón, destacó el compromiso de su país con esta causa y afirmó que “la comunidad internacional debe apoyar los esfuerzos en pro de la supervivencia infantil”.


 

 

Vídeo (en inglés)

24 de julio de 2008:
Gareth Evans, corresponsal de UNICEF, informa sobre los esfuerzos para salvar del paludismo a los niños y niñas de Côte d’Ivoire.
 VIDEO  altabaja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda