Côte d'Ivoire

El VIH en Côte d’Ivoire en el primer aniversario de la campaña contra el SIDA

Imagen del UNICEF
© UNICEF Côte d’Ivoire/2006/Westerbeek
Kouadio, 6 años, utiliza un kit de educación en un centro de salud en Côte d’Ivoire.

Por Alexandra Westerbeek

UNICEF y sus aliados celebran el primer aniversario de la puesta en marcha de la campaña ÚNETE POR LA NIÑEZ. ÚNETE CON LA JUVENTUD. ÚNETE PARA VENCER AL SIDA, que se llevó a cabo en Nueva York el 25 de octubre de 2005. El siguiente artículo pone de relieve el grave problema del estigma del VIH/SIDA, que constituye uno de los objetivos de la campaña en todo el mundo.

CÔTE D’IVOIRE, 25 de octubre de 2006 – Más de un centenar de personas esperan turno en este centro de salud que recibe apoyo de UNICEF. Hombres y mujeres, en muchos casos con sus bebés e hijos e hijas de mayor edad, han acudido para recibir diversos servicios, como la prueba del VIH, y orientación y tratamiento médico de las enfermedades de transmisión sexual, entre ellas las relacionadas con el VIH/SIDA.

Un niño encantador espera tranquilamente sentado junto a dos mujeres. El niño, a quien llamaremos Kouadio, tiene seis años de edad y está a punto de iniciar sus estudios primarios. Una trabajadora social se le acerca y le entrega una bolsa llena de materiales educacionales de UNICEF. El niño revisa el contenido de la bolsa. En su interior hay una pequeña pizarra, tizas, lápices y lapiceras, anotadores, lápices de colores, una regla y tijeras.

Las dos mujeres, que son tías del niño y a quienes les daremos los nombres de Miranda y Doris, se muestran muy complacidas. Esto se debe a que la trabajadora social les ha confirmado que el centro se hará cargo del costo de matriculación escolar de su sobrino. Si Kouadio no recibiera ese apoyo, su familia no tendría los medios para que él fuera a la escuela.

Kouadio está infectado

Además de criar a sus propios hijos −Miranda tiene dos y Doris seis– las dos tías cuidan a Kouadio, hijo de una hermana de ambas que murió hace siete meses debido a una enfermedad relacionada con el SIDA. El padre del niño lo abandonó hace mucho tiempo.

Tras la muerte de su madre, los doctores recomendaron que a Kouadio se le hiciera el examen del SIDA, que indicó que el niño estaba infectado.

Kouadio vive ahora con sus tías y los hijos e hijas de éstas en una pequeña vivienda de bloques de cemento en un suburbio de la ciudad. Los niños y niñas duermen en dos habitaciones, pero los niños que comparten su habitación con Kouadio son los más afortunados, ya que duermen bajo el único mosquitero que hay en la vivienda, que le fue donado a Kouadio para que lo protegiera del paludismo.

Kouadio no entiende su enfermedad. Sus tías no le han dicho ni a él, ni a los demás niños de la familia, que Kouadio tiene la misma enfermedad que su madre. El niño recibe tratamiento con medicamentos antirretrovirales en el centro de salud.

“Desde que inició ese tratamiento, su estado de salud ha mejorado notablemente", comenta Doris. “Antes sufría muchos resfríos e infecciones".

“Decidimos mantener el secreto”

El VIH/SIDA continúa siendo un tema tabú en la Côte d’Ivoire, del que rara vez se habla.

“Las personas infectadas suelen sufrir rechazo por parte de sus familiares y amigos, principalmente porque se trata de una enfermedad bastante desconocida", explica la trabajadora social en el centro de salud. "La mayoría de las personas no entiende qué es el VIH/SIDA. Por eso es que los programas de difusión y educación entre pares tienen tanta importancia con respecto a la prestación de servicios a las personas infectadas y afectadas por la epidemia, y a la población en general".

“Yo no sé si sus amiguitos y la comunidad en general aceptarían plenamente a Kouadio, aun si supieran más acerca del VIH/SIDA”, agrega una de las tías. "Creo que si se enteraran, y a pesar de que tratáramos de crear un ambiente de aceptación y comprensión, su situación cambiaría. Eso nos preocupa, y por eso decidimos mantener el secreto acerca de su enfermedad".

“Espero que su estado de salud siga siendo un secreto", susurra Miranda mientras mira con afecto al niño.

Este mes comenzarán las clases en la localidad, y Kouadio es uno de los 200 niños y niñas que tienen la buena fortuna de poder ir a la escuela. Kouadio no sabe muy bien qué sucederá cuando empiece a asistir a clases, pero le atrae la idea de ser un "chico grande".

“Quiero ir a la escuela y, cuando termine, quiero ser doctor", dice con gesto firme pero sonriente. "Quiero ser doctor para poder curarme".


 

 

Vídeo (en inglés)

25 de octubre 2006:
El corresponsal de UNICEF, Thomas Nybo, nos informa sobre la campaña conta el VIH/SIDA en Côte d’Ivoire.
 VÍDEO alta | baja

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda