Colombia

La violencia en Colombia produce el desplazamiento de familias indígenas

Imagen del UNICEF
© UNICEF Colombia/2005
Una familia indígena visita el lugar donde quedaba su hogar, ahora destruido

Nueva York, 29 de abril de 2005 – Los intensos combates que, desde el 14 de abril, se han registrado entre la guerrilla de las FARC y el Ejército de Colombia en la región del Cauca, han producido el desplazamiento de más de 6.000 personas, entre ellas más de 3.000 niños y niñas.

La mayoría de las personas afectadas son indígenas Nasa (también conocidos como Paeces), merecedores de premios internacionales por su resistencia pacífica frente al conflicto armado de la región. Los Paeces son el segundo grupo étnico más grande de Colombia.

Decididos a no soportar más acciones violentas, los Nasa están huyendo de sus hogares. Sin embargo, muchos siguen confinados en zonas rodeadas por la guerrilla, o se niegan a abandonar sus hogares por respeto a sus tradiciones ancestrales.

Ante esta crisis humanitaria, una coalición de organizaciones encabezadas por las Naciones Unidas, entre las cuales se encuentra el UNICEF, está coordinando la evaluación de los daños y la asistencia humanitaria para las familias desplazadas y, en particular, para la infancia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Colombia/2005
Los orificios producidos por las balas cubren las paredes de este edificio gubernamental.

“Nosotros huimos durante el tiroteo porque querían lanzar cilindros de gas cargados con explosivos”, dijo una niña Nasa que ahora vive en un albergue.

Según los equipos de evaluación de las Naciones Unidas, los disparos y los cohetes de mortero produjeron graves daños en las escuelas, las iglesias y los hospitales de la zona. En el pueblo de Toribío, cerca de 140 viviendas resultaron parcial o totalmente destruidas. Los equipos todavía no han inspeccionado los pueblos de Jambaló, Torotó, Balboa y Silvia, donde la destrucción es muy grande, pues consideran que la situación sigue siendo peligrosa. Otro motivo de seria preocupación son las minas antipersonal que se encuentran esparcidas en la zona y la munición abandonada que no ha explotado.

Desde que estalló el conflicto, se han establecido aproximadamente 27 albergues para alojar temporalmente a las familias desplazadas. El UNICEF está prestando ayuda a la niñez con alimentos de emergencia, primeros auxilios, suministros médicos y atención psicológica.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Colombia/2005
El pueblo de Toribío se ha vuelto inhabitable.

“No solo estamos intentando llegar a las regiones más afectadas; también estamos evaluando y cuantificando las necesidades y procurando ayudar al máximo a la población, como esperan de nosotros las autoridades indígenas y estatales”, dijo Jorge Vallés, Oficial de Proyectos de Protección Especial y Asuntos Humanitarios del UNICEF.

La Oficina del Ombudsman informa que alrededor de 44.067 indígenas Nasa están en peligro. El Cauca es un punto estratégico para las FARC por su relativa cercanía con el Ecuador. Mientras los combates no cesen, esa región seguirá siendo peligrosa para las familias y los niños Nasa.

“Estamos dando a conocer a la comunidad internacional estos ataques contra la población civil que, desde luego, incluye a la infancia. Ya han muerto varios menores y muchos han resultado heridos. Nos preocupa la protección de los derechos humanos de los niños y las niñas”, dijo Vallés.

En colaboración con autoridades colombianas e indígenas, el UNICEF también está poniendo en marcha una campaña educativa que busca crear consciencia sobre la amenaza que representan las minas.


 

 

Vídeo

Marisol Quintero, corresponsal del UNICEF en Colombia, informa sobre el conflicto armado en ese país y la crisis que afrontan las familias desplazadas.

Parte 1
Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Parte 2
Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Enlaces

El gobierno colombiano examina su compromiso con la niñez y la juventud

Colombia declara el estado de emergencia por las inundaciones

Búsqueda