China

Se siguen realizando incansables esfuerzos para rescatar a las víctimas del terremoto

Imagen del UNICEF
© REUTERS/Aly Song
El bebé de un sobreviviente del terremoto en un refugio que acoge a la gente que ha sido desplazada por el desastre en Mianyang, provincia de Sichuan.

Por Xu Xin

JUYUAN, China, 19 de mayo de 2008 – UNICEF envió ayer suministros de emergencia para los niños y niñas afectados por el terremoto del 12 de mayo. El informe más reciente de la agencia de noticias de Xinhua calcula el número de víctimas oficial hasta ahora en aproximadamente 28.880 y unas 198.350 personas heridas.

Como parte de la primera remesa de ayuda, UNICEF ha enviado 1.000 tiendas de campaña, 15.000 mantas y 60.000 equipos escolares, que se espera lleguen a las zonas afectadas por el temblor hoy. Pronto llegarán equipos médicos, medicinas y materiales de agua y saneamiento.

Un total de 3,3 millones de casas han sido destruidas y 15,6 millones han sufrido daños.

Yendo a contrarreloj

Los equipos de rescate seguían trabajando contra reloj para tratar de localizar sobrevivientes entre los escombros de la escuela intermedia de la localidad de Juyuan, que se derrumbó como resultado del terremoto del 12 de mayo. Hasta ahora, se confirmó oficialmente que unas 50 personas perdieron la vida y otras 100 continúan enterradas bajo los escombros.

“Las labores de rescate avanzan muy lentamente”, explicó Wang Shuguang, asesor de programas de UNICEF, quien añadió que se siguen recuperando cuerpos sin vida de niños y niñas de las ruinas de la escuela.

“Debido a que las familias viven en general en zonas distantes, los padres de estos niños y niñas todavía están viajando bajo la lluvia por caminos llenos de lodo, con la esperanza de reunirse con sus hijos”, añadió Wang Shuguang.

Dos días después del terremoto, el Sr. Wang y otros voluntarios ya habían llegado a Juyuan y estaban entregando alimentos y agua potable a los pobladores afectados. La escuela de la localidad se encontraba a unos 100 km del epicentro del sismo, en el condado de Wenchuan.

“Los alumnos que sobrevivieron al desastre y fueron rescatados de los escombros”, explica el funcionario de UNICEF, “no atinan a expresarse con palabras, sólo pueden llorar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF China/2008/ Munro
Tiendas de campaña de UNICEF son inspeccionadas y preparadas para ser enviadas a las comunidades afectadas por el temblor en el sudoestede China.

Más de 19.000 muertos

El terremoto, que registró 7,9 en la escala Richter, sacudió la región en plena jornada  escolar. Según las estadísticas oficiales, el sismo causó más de 19.000 muertes.

Tras el terremoto, el Sr. Wang se dirigió de inmediato a la ciudad de Dujiangyan, donde el desastre natural se hizo sentir con gran intensidad, en busca de su pequeña hija, que sobrevivió al terremoto.

“Encontré a mi hijita en el campo de recreo, y casi no la reconocí”, comentó. “Estaba terriblemente sucia y sólo tenía agua de lluvia para beber”.
Aunque hasta la fecha no se han dado conocer datos oficiales sobre el número de niños y niñas afectados por el devastador terremoto, se calcula que en la región más castigada por el siniestro el número de niños afectados podría llegar a los 2,3 millones.

Desesperadamente necesitados

Los alumnos sobrevivientes permanecen en los terrenos de la escuela a fin de protegerles de los remezones y otros posibles daños. Sin embargo, carecen de alimentos, agua potable y energía eléctrica, ya que las labores de socorro se concentran por ahora principalmente en la zona que rodea la escuela derrumbada.

“Esos niños y sus familias están desesperadamente necesitados de protección de los elementos, agua y suministros básicos. También necesitan que permanezcamos a su lado y les demos la mano hasta que puedan superar esta tragedia”, añadió el Sr. Wang.

UNICEF ha comenzado a movilizar recursos y ha obtenido botiquines médicos, tiendas de campaña y equipos de agua y saneamiento valorados en 430.000 dólares para complementar las tareas de socorro que realiza el gobierno de China. Se espera que el primer cargamento de suministros llegue en uno o dos días a Chengdu, la capital provincial.


 

 

Vídeo (en inglés)

13 de mayo de 2008:
Elizabeth Kiem, corresponsal UNICEF, informa sobre el dolor de miles de familias chinas debido al gran número de niños y niñas que perdieron la vida por el reciente terremoto.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda