China

Escuelas acogedoras para los niños en las zonas rurales de China

Imagen del UNICEF: China: Child-friendly schools
© UNICEF China/2006/Li Mingfang
Varios alumnos resuelven un problema de matemáticas en la escuela primaria de Doujiang, un pueblo de la Provincia de Guangxi, en China, donde estudian en un entorno limpio y bien iluminado.

Por Charles Rycroft

GUILIN, China, 22 de diciembre de 2006 – En la Provincia de Guangxi, en China Meridional, la educación escolar es ahora más acogedora para los niños y niñas. Gracias a una iniciativa de enseñanza centrada en los niños que recibe apoyo de UNICEF, ahora se presta atención a las voces y opiniones de los alumnos.

Mediante esa iniciativa, el personal docente de 105 escuelas experimentales de una de las provincias más pobres de China ha recibido capacitación sobre diversos aspectos relacionados con el aprendizaje acogedor para los niños, como la eficacia académica, la seguridad y la protección, la igualdad entre los géneros y la participación comunitaria. Entre 2001 y 2005, unos 30.000 estudiantes recibieron los beneficios de esa iniciativa.

"En los entornos de enseñanza acogedora para los niños y niñas que cuentan con apoyo de UNICEF, el aprendizaje centrado en los niños y la enseñanza basada en las actividades ayuda a que los alumnos y alumnas desarrollen plenamente su potencial",  afirma Anjana Mangalagiri, Oficial de Proyecto de la Oficina de UNICEF en China.

Nuevas reglas que favorecen a la infancia

Quienes más avanzaron fueron, probablemente, los propios estudiantes, que ahora pueden expresar libremente sus opiniones sin el tradicional temor al castigo. En un aula, los alumnos y alumnas han llegado a enunciar los "Diez Mandamientos del Buen Maestro". Esos mandamientos, entre los que figuran reglas sobre el favoritismo, la disciplina y el encomio a los estudiantes, han reemplazado las antiguas reglas que solían regir las actividades en las escuelas.

Imagen del UNICEF: China: Child-friendly schools
© UNICEF China/2006/Li Mingfang
Igualdad de aprendizaje, igualdad de juego. Uno de los aspectos más importantes de las escuelas acogedoras para los niños y niñas es la inclusión de todos los alumnos en las actividades escolares.

Los alumnos que participan en los programas acogedores para los niños han denunciado ante las autoridades escolares que durante los recreos no se ejerce supervisión adecuada, debido a lo cual se suscitan situaciones de acoso. Los estudiantes también quieren que se les consulte para decidir adónde irán el día de campo anual, y opinan que los maestros y maestras no deberían perder los estribos. La posibilidad de presentar sugerencias a sus maestros posibilita que los alumnos disfruten de un ámbito de aprendizaje seguro y placentero.

De los tres millones de niños y niñas chinos que participaron en una reciente encuesta anual sobre pautas de descanso, un 70% afirmó que sólo dormía siete horas por día debido a la demanda impuesta por las tareas escolares para el hogar y la obligación de estar en la escuela a las 8:30 de la mañana. Ahora, en la Provincia de Guangxi las clases no comienzan hasta las 9:30, de manera que los alumnos disponen de todo el tiempo de descanso que necesitan.

El interés de los medios de comunicación

Los resultados de la iniciativa de las escuelas acogedoras para los niños en la Provincia de Guangxi ha despertado el interés de los medios de comunicación de todo el país, incluso de los principales periódicos de China, que han dedicado titulares al tema. Recientemente, la cadena nacional de televisión envió equipos de filmación a las escuelas experimentales donde se pone en práctica la iniciativa y difundió la información sobre las mismas a muchos millones de televidentes.

"Las escuelas acogedoras para los niños son un tema que interesa naturalmente a todos los periodistas, que recuerdan claramente las duras realidades de la época en que ellos eran estudiantes", explica Liu Li, Auxiliar de Comunicación de UNICEF.


 

 

Búsqueda