Chad

El flujo de retornados hace que aumenten las necesidades humanitarias en el Chad

Por Lalaina Fatratra Andriamasinoro

Una oleada de retornados procedentes de la República Centroafricana (algunos de los cuales no habían pisado nunca su propio país) está poniendo a prueba la capacidad del Gobierno y de los organismos de asistencia para proporcionarles ayuda

SIDO, el Chad, 24 de enero de 2014. Después de viajar durante horas desde Bangui, el grupo de personas finalmente llegó a Sido, en la parte suroriental del Chad, un asentamiento dispuesto por el Gobierno para acomodar a los retornados chadianos. Conforme dejaban la República Centroafricana presenciaban actos horribles de violencia. Algunos de ellos perdieron a miembros de su familia, otros dejaron tras de sí todas sus pertenencias.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2014/Chad/Andriamasinoro
“Prendieron fuego a nuestra casa con todas nuestras pertenencias. Mataron a nuestro padre. Nuestra casa quedó totalmente quemada, no pudimos llevarnos nada. Abandonamos Bangui y nos fuimos al Chad”, dice DjimrangarIdriss de 16 años de edad (a la derecha), ahora en el centro de tránsito de Sido.

El trauma, la fatiga y el miedo todavía se vislumbra en sus rostros. DjimrangarIdriss, de 16 años, fue uno de los retornados en la caravana fletada por el Gobierno chadiano. “Fue horrible. Prendieron fuego a nuestra casa con todas nuestras pertenencias. Mataron a nuestro padre. Nuestra casa quedó totalmente quemada, no pudimos llevarnos nada”, dice el joven. “Abandonamos Bangui y nos fuimos al Chad. Nunca habíamos estado allí, pero teníamos que ir por nuestra propia seguridad”.

Se encuentran de pie en una fila para finalizar el proceso de inscripción en el asentamiento. “Aún no sé cómo nos las arreglaremos. Salimos solo con la ropa que llevábamos puesta. Tenemos hambre, tenemos sed”, dice Djimrangar.

“No conocemos a nadie”

“Mis padres nacieron en la República Centroafricana, yo nací en la República Centroafricana y mis hermanos y hermanas nacieron en la República Centroafricana. Aquí en el Chad no conocemos a nadie”, sigue contando. “Mi madre acaba de decirnos que nuestra región de origen es Am-Timan, en el Chad Central, pero desgraciadamente no conoce a nadie de allí, y ni siquiera sabemos cómo llegar”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2014/Chad/Andriamasinoro
Los retornados son llevados a centros de tránsito de la capital, N’Djamena, y a los pueblos cercanos a la frontera de la República Centroafricana. La ayuda de UNICEF en el asentamiento de Doyaba (arriba) incluye personal médico, provisiones y un lugar donde albergarse.

Ahmat Mahamat Karambal es el Gobernador de la región de Moyen Chari, en el sur de Chad, donde se encuentra el sitio. "El número aumenta. Se espera que lleguen muchos más al país en los próximos días y semanas", dice . "La situación en la República Centroafricana sigue siendo impredecible. Todavía no sabemos cuánto tiempo durará este proceso de repatriación", dice.

Siguen notificándose llegadas continuas a lo largo de la frontera, que están poniendo a prueba la capacidad humanitaria en Chad. Los recién llegados son llevados a centros de tránsito, donde se les proporciona atención médica, alimentos, agua y servicios de saneamiento y apoyo psicosocial, para aquellos que sufren de trauma.

"Si bien se supone que estos sitios deben ser temporales, tenemos que proporcionar a estas personas un paquete mínimo de servicios para satisfacer sus necesidades inmediatas y, por supuesto, para restaurar su dignidad", dice Bruno Maes, Representante de UNICEF en Chad. "Los niños y mujeres vienen aquí sin haber comido durante días, mientras que otros están traumatizados, cansados ​​y enfermos. Es nuestra responsabilidad contribuir en la creación de servicios sociales básicos en estos lugares de tránsito."

Junto con el Gobierno de Chad , UNICEF y sus aliados están proporcionando apoyo a los centros de tránsito a través del despliegue de personal médico, suministros y refugios. UNICEF ha llevado a cabo campañas de inmunización masiva dirigida a más de 15.000 niños en el sur de Chad, abastecido a los centros con agua básica familiar y kits de higiene, y construido decenas de pozos y 200 letrinas de emergencia.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2014/Chad/Andriamasinoro
Bruno Maes (a la derecha), Representante de UNICEF en el Chad, con algunos retornados en el centro de tránsito de Doba. “Aunque estos asentamientos se supone que son temporales, tenemos que... hacer frente a sus necesidades más inmediatas”.

Junto con el Gobierno chadiano, UNICEF y sus asociados proporcionan ayuda a los centros de tránsito facilitándoles personal médico, provisiones y lugares donde albergarse. UNICEF dirigió campañas masivas de inmunización cuyo objetivo fueron más de 15.000 niñas y niños del Chad suroriental, dotó a los asentamientos con agua y kits para la higiene personal de las familias, construyó docenas de pozos y 200 letrinas de emergencia.

Un inmenso reto

Según el gobierno, se han registrado más de 250 niñas y niños separados de sus familias. UNICEF trabaja con las autoridades y otros organismos para garantizar el cuidado inmediato y la protección de estos niños. Para ello utiliza sistemas de búsqueda de familiares y de reunificación, ambos dentro del Chad y en colaboración con la oficina de UNICEF en la República Centroafricana.  El perfil de las últimas oleadas de retornados contrasta de forma significativa con el de las primeras: el índice de personas separadas de sus familiares es mayor, las necesidades humanitarias básicas mucho más profundas y los testimonios de niños que han sido testigos de la violencia y la brutalidad, o la han padecido directamente, mucho más numerosos.

“Si tenemos en cuenta el aumento del número de retornados en las últimas cinco semanas, cubrir sus necesidades supone un inmenso reto para las comunidades humanitarias”, dice el señor Maes. “Hacemos un llamamiento a la solidaridad para ayudar a que el Gobierno chadiano y UNICEF atiendan a las urgentes necesidades de estos retornados y mejoren sus condiciones de vida en esos asentamientos”.


 

 

Fotografía UNICEF: Liberados de los grupos armados

 

Búsqueda