República Centroafricana

El famoso fotógrafo Jan Grarup registra las labores en pro de la supervivencia infantil en la República Centroafricana

Imagen del UNICEF
© UNICEF CAR/2011/Stark-Merklein
Jan Grarup fotografía a una madre y sus dos hijos frente a la sala de emergencia del hospital de Sibut, una de las pocas localidades de la República Centroafricana que cuentan con un centro de atención de la salud. Además, muchas familias de este país carecen de recursos suficientes para que sus hijos reciban atención médica.

Por Brigitte Stark-Merklein

BANGUI, República Centroafricana, 17 de junio de 2011. El famoso fotógrafo danés Jan Grarup visitó recientemente la República Centroafricana, donde llevó a cabo un registro fotográfico de los retos que afrontan los niños y niñas de corta edad de ese país, así como de las labores que realiza UNICEF para dar respuesta a esa situación.

Las fotografías de Grarup se emplearán en la campaña de promoción “Choca esos cinco”, que lleva a cabo  el Comité Nacional de Dinamarca pro UNICEF con la meta de generar más interés con respecto a las intervenciones que fomentan la supervivencia de los niños menores de cinco años.

El costo de las enfermedades

Grarup, un veterano fotógrafo de guerra a quien hay pocas cosas que sorprendan, afirma que le asombraron las dificultades que deben superar los niños y niñas de la República Centroafricana.

“Hace muy poco nació mi hija y en estas primeras semanas de vida ha recibido tanta protección en comparación con lo que les sucede a los bebés aquí”, explica el fotógrafo al referirse a sus visitas a hospitales y centros de atención de la salud, donde vio muchos lactantes con paludismo, desnutrición y otras enfermedades.

Christelle Abou, de 22 años, conoce por experiencia propia lo difícil que es sobrevivir para los niños y niñas de su país. Hace un mes, Christelle perdió a su hija Leslie, de tres años de edad, debido a que sufría paludismo cerebral. Cuando la niña llegó el hospital para recibir tratamiento, la enfermedad ya estaba en un estado demasiado avanzado.

“Leslie se enfermaba con frecuencia, de manera que, además de paludismo, tenía anemia”, explica Christelle sin levantar la mirada del suelo. Agrega que su familia subsiste con los las chapuzas mal pagadas que realiza su su marido y a veces no les era posible llevar a la niña al médico.

Christelle no quiso correr ningún riesgo cuando su segunda hija de dos años, Deborah, tuvo fiebre y la llevó de inmediato al hospital de niños de Bangui, donde le diagnosticaron paludismo y una infección intestinal, males de los que se espera que se reponga.

La lucha de Christelle por proteger la salud de sus hijos es similar a la que libran muchos miles de madres y familias de la República Centroafricana, cuyas tasas de mortalidad infantil y de menores de cinco años figuran entre las más elevadas del mundo. De cada 1.000 niños que nacen en el país, 112 mueren antes de cumplir un año y 171 antes de cumplir cinco años.

Estrategia para la supervivencia de los niños

Imagen del UNICEF
© UNICEF CAR/2011/Stark-Merklein
Christelle Abou (izq.) se sienta junto a la cama de su hija, Deborah, en la sala de emergencia del hospital pediátrico de Bangui (República Centroafricana). La niña, de dos años de edad, recibe tratamiento contra una infección.

En su mayoría, esas muertes se deben al paludismo, la diarrea, las infecciones de las vías respiratorias, la desnutrición y el sarampión, todas ellas enfermedades prevenibles.

Sin embargo, la República Centroafricana es una nación pobre, donde dos terceras partes de la población sobreviven con menos del equivalente de 1,25 dólares por día y donde el sistema de salud pública es extremadamente deficiente. El hospital pediátrico de Bangui, que es el único centro sanitario especializado en la atención de lactantes y niños, sólo cuenta con un pediatra por cada 4.592 niños y un doctor por cada 6.888 niños. Casi todo el instrumental y equipo médico es anticuado y escasean los medicamentos.

Con el fin de dar respuesta a esos desafíos, UNICEF puso recientemente en marcha en todo el país una estrategia acelerada de supervivencia infantil, que consiste en suministrar medicamentos esenciales y antipalúdicos, mosquiteros, micronutrientes, materiales y equipos médicos y otros suministros a diversos centros de atención de la salud, entre ellos el hospital pediátrico de Bangui.

El objetivo de la estrategia consiste en prestar servicios de salud a todos los recién nacidos del país, incluso a aquellos que viven en los puntos más apartados o aislados del territorio nacional. Una de las maneras de lograrlo es mediante la realización de visitas domiciliarias. En el marco de esa estrategia se ofrece un conjunto de servicios integrados, como los de prevención y tratamiento del paludismo, los de nutrición de los lactantes y niños de corta edad y los de inmunización de los niños, niñas y madres.

La estrategia también contempla la prestación de otros servicios, como la lucha contra la transmisión del VIH a lactantes y niños y el tratamiento y el cuidado de los menores amenazados o infectados por el VIH. Otro aspecto importante de la iniciativa consiste en capacitar al personal médico y a los agentes de salud en materia de gestión de las enfermedades infantiles en los ámbitos comunitarios.

Esperanzas para el futuro

Según la experiencia cosechada en otros países, si en la República Centroafricana se aplicara de manera adecuada la estrategia acelerada de supervivencia y desarrollo infantil de UNICEF se podría reducir en más de un 60% las tasas de mortalidad en la infancia.

Grarup espera que su trabajo ayude a crear conciencia acerca de la difícil situación de los niños centroafricanos y que se produzca un aumento de los fondos que recibe UNICEF, con el fin de que el organismo internacional pueda redoblar sus esfuerzos en pro de la supervivencia de los niños. “Espero que mucha gente se conmueva ante las imágenes de estos niños y de la difícil situación en que se encuentran”, concluye el fotógrafo.

Pulse aquí para ver las fotografías de Jan Grarup sobre la República Centroafricana en el sitio Web del Comité Nacional pro UNICEF de Dinamarca.


 

 

Búsqueda