República Centroafricana

Mia Farrow pide apoyo para las familias “abandonadas” de la República Centroafricana

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0592/Markisz
Al regresar de su reciente visita a la República Centroafricana, Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, se dirige a los periodistas en la sede del organismo en Nueva York. La Embajadora de Buena Voluntad realizó el viaje en compañía de la Directora Regional de UNICEF, Dra. Esther Guluma (izq.).

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 10 de junio de 2008 – La Embajadora de Buena Voluntad Mia Farrow afirmó hoy que los pobladores de la República Centroafricana son “sin duda, las personas más abandonadas del mundo”. La Sra. Farrow solicitó también el apoyo pleno de la comunidad internacional a fin de restaurar la paz en esa nación castigada por la violencia.

“Se ha dicho que la situación en la República Centroafricana es una tragedia olvidada, una crisis olvidada. Sin embargo, eso implica que alguna vez fue recordada, y yo no estoy muy segura de que haya sido así”, dijo la Sra. Farrow en una rueda de prensa que se llevó a cabo en la sede de UNICEF en Nueva York poco después de su regreso de una gira por la República Centroafricana.

Esa nación africana, que se ha desangrado en una guerra civil de más de 10 años, también está plagada de bandidos que merodean la región noroccidental del país, donde saquean propiedades, roban ganado y secuestran niños y niñas.

La gente tiene miedo

“Las familias que desde hace siglos se dedican al pastoreo, hoy temen ser dueñas de ganado, porque eso puede ser prueba de que tienen bienes, y de que podrían obtener dinero para pagar rescate por sus hijos”, señaló la Sra. Farrow. “La gente tiene miedo hasta de tener una bicicleta o cualquier otro objeto que indique que podrían pagarles a esos criminales. Se trata de una población que está aterrada por todas esas fuerzas que la acosan”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0595/Markisz
La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF Mia Farrow y la Directora Regional de UNICEF, Dra. Esther Guluma, conversan con Bessan Vikou, corresponsal de la cadena británica BBC en las Naciones Unidas, sobre la situación en la República Centroafricana.
Más de 300.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares debido a la situación de violencia e inseguridad que impera en la República Centroafricana. Esos cientos de miles de personas sobreviven en la profundidad del monte, donde disponen de muy pocos alimentos y agua potable. Son frecuentes también las violaciones sexuales de las mujeres y niñas desplazadas, aunque esos casos rara vez se denuncian.

“La población civil está completamente aterrorizada, y ha buscado refugio en el monte, lejos de los caminos y las rutas. El simple sonido de un vehículo en la distancia es suficiente para que se den a la fuga”, señaló la Sra. Farrow.

Señales esperanzadoras

La Sra. Farrow había visitado por primera vez la República Centroafricana en febrero de 2007, también en compañía de la Directora Regional de UNICEF, Dra. Esther Guluma. Tras esta segunda visita, la Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF expresó que había visto algunas señales esperanzadoras.

“Resultó muy alentador ver al personal de UNICEF y sus aliados construyendo escuelas en medio del monte”, explicó la Sra. Farrow.

Y agregó que a pesar de las difíciles circunstancias en que viven, de la inseguridad, de la carencia de alimentos, agua potable y atención médica, “para esta buena gente –estos buenos padres y madres– la educación de sus hijos e hijas con vistas a un futuro que apenas pueden imaginar continúa siendo una cuestión prioritaria”.


 

 

Vídeo (en inglés)

10 de junio de 2008:
Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, realiza un llamamiento a la comunidad internacional para que se brinde ayuda a los niños, niñas y familias vulnerables en la República Centroafricana.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda