Camerún

Frente al peor de los brotes ocurrido en décadas, la infancia de Camerún aprende a combatir el cólera

Imagen del UNICEF
© UNICEF Cameroon/2010
Los alumnos de la escuela primaria Harde en la provincia de Extremo Norte en Camerún participan en una clase sobre la prevención del cólera.

Por Jeremy Sprigge

MAROUA, Carmerún, 18 de octubre de 2010 – En el abarrotado patio de recreo de la escuela primaria Harde, ubicada en la provincia de Extremo Norte de Camerún, seis equipos de alumnos escolares locales se sientan en pupitres colocados en semicírculo.

“Escriban los principales síntomas del cólera", ordena una profesora con el micrófono y cuyas palabras chasquean entre el murmullo de cientos de escolares de la ciudad de Maroua. Tras recopilar las respuestas de cada equipo, la profesora toma nuevamente el micrófono para decir la respuesta correcta. "Los dos principales síntomas son los vómitos y la diarrea, que conducen a una deshidratación grave", afirma.

Una entusiasmada ovación irrumpe procedente de uno de los equipos que celebra la respueta correcta. La maestra continua con la pregunta siguiente.

El fomento de la prevención del cólera

“Concursos como éste son un modo importante de educar a las personas jóvenes y a una amplia comunidad sobre el cólera y las medidas higiénicas fundamentales necesarias para su prevención", dice Claire Soppo, Especialista de Comunicación para el Desarrollo de UNICEF Camerún. "Resulta especialmente importante pues los niños son particularmente vulnerables. Los niños aprenden los datos y luego van a casa y se los dicen a sus padres y familias, difunden la información y cambian ulteriormente los comportamientos".

La educación de los niños y de los jóvenes en la escuela sobre el cólera y otras enfermedades transmisibles mediante el agua son la columna vertebral de una nueva campaña, "Mi escuela sin cólera", presentada por el Gobierno en las tres regiones septentrionales de Camerún y respaldada por UNICEF y otros aliados, incluido el sector privado. El país afronta el peor brote de cólera de los últimos 20 años. Con más de 7.000 casos y unas 500 muertes, la necesidad de fomentar prácticas fundamentales de higiene y saneamiento con información clara es urgente".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Cameroon/2010
Un grupo de escolares locales participa en un concurso sobre el cólera como parte de la campaña "Mi escuela sin cólera", presentada en Maroua (Camerún) y que cuenta con el apoyo de UNICEF.

“La campaña se centra en cuatro medidas principales para prevenir el cólera: beber agua potable, emplear letrinas, lavar las manos con agua y jabón tras pasar por la letrina y antes de consumir alimentos, y lavar la fruta y la verdura antes de comer", explica Soppo.

Presentado para coincidir con el comienzo del nuevo curso escolar, el concurso de la escuela primaria Harde marca el inicio de la campaña y ulteriormente llegará a más de 1,6 millones de niños por medio de la distribución de carteles y folletos para cada una de las 3.639 escuelas en las tres regiones, clases específicas sobre saneamiento e higiene, la capacitación de los miembros de la comunidad para difundir esta información, así como la retransmisión televisiva, radiofónica y mediante mensajería telefónica.

Prácticas seguras

“Hemos colocados carteles en las aulas y los empleamos durante las clases para explicar lo que es el cólera, sus síntomas, el modo de transmisión y, de manera importante, las cuatro medidas principales necesarias para prevenir su propagación", afirma Joseph Frederix Mtopi, director de la escuela Harde. "Antes del inicio de la campaña, la mayoría de nuestros alumnos no sabía lo que era el cólera o los conocimientos básicos sobre higiene, pero ahora vemos una auténtica diferencia. Los niños les hablan a sus padres de la higiene y he visto a nuestros alumnos decirle a otros que se laven las manos con jabón antes de comer".

Según los alumnos de la escuela primaria Harde, la campaña está realizando progresos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Cameroon/2010
Los alumnos de la escuela primaria Harde de Maraoua (Camerún), usan las letrinas, un paso importante para reducir la propagación del cólera.

“Había oido hablar del cólera porque un vecino nuestro murió pero yo no sabía mucho", afrima Samia Cornes, de 10 años de edad e integrante del equipo de la escuela primaria Harde que quedó en segundo lugar durante el concurso.

La campaña "Mi escuela sin cólera" es una de un número de medidas que UNICEF y sus aliados adoptan como respuesta al brote de cólera y a las necesidades de saneamiento a largo plazo de niños, jóvenes y sus comunidades en Camerún. Esto incluye la prestación de asistencia en el tratamiento de agua en situaciones de emergencia y las labores para mejorar el saneamiento por medio del programa "Saneamiento total dirigido por la comunidad", por el que los miembros de las familias recibirán capacitación sobre los conocimientos básicos del saneamiento y la higiene y que alentó la construcción y el uso de letrinas domésticas.


 

 

Búsqueda