Burundi

Los últimos ex niños soldados de Burundi vuelven a sus hogares para comenzar una nueva vida

Imagen del UNICEF
© UNICEF Burundi/2009/Gonzalez
Vestidos con las flamantes prendas de vestir civiles que recibieron en el Centro de Transición de Gitega, en Burundi, unos ex niños soldados se preparan para abordar un autobús que les llevará al sitio donde se reunirán con sus familias.

Por Olalekan Ajia

GITEGA, Burundi, 15 de mayo de 2009 – Esta semana, 136 ex niños soldados liberados de las Forces Nationales de la Libération (FNL), el último grupo rebelde de Burundi, abandonaron el Centro de Transición de Gitega para reunirse con sus familias en las localidades de Bujumbura Mairie, Bujumbura Rural, Bubanza y Gitega.

Los menores recuperados, entre los que se contaban dos niñas, fueron los primeros de los 340 menores reclutados por el FNL que regresaron a sus comunidades tras recibir orientación psicosocial. Los 204 restantes, entre ellos cuatro niñas, abandonarán el Centro de Transición de Gitega entre el 18 y el 20 de mayo.

Desde principios de abril, cuando llegaron al Centro desde las zonas de reunión del FNL, los ex niños soldados han recibido orientación psicosocial sobre los derechos de los niños, la convivencia pacífica en sus comunidades y la prevención del VIH/SIDA. En el Centro también recibieron atención de la salud.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Burundi/2009/Gonzalez
Un niño soldado desmovilizado de Burundi disfruta la alegría de la libertad durante el viaje de regreso a su aldea natal.

Apoyo en especie y educación escolar

Romain Ndagabwa, Director del Centro de Gitega, indicó que la familia de cada niño recibirá el equivalente de 330 dólares durante los próximos 18 meses, aunque no se tratará de pagos en efectivo sino en especie, como se acordó con los niños y sus familias.

Los niños y niñas que regresen a la escuela recibirán educación gratuita, al igual que los que decidieron recibir capacitación laboral y los que están interesados en iniciar sus propios negocios.

Cada ex niño soldado regresa a su familia con un "paquete de retorno” que contiene un nuevo par de zapatos y medias, pantalones vaqueros, un cinto y una camisa, además de 10 kilogramos de arroz, 10 de frijoles y dos de azúcar. También reciben vituallas para el viaje de regreso, que consisten en dos lonchas de pan, una lata de sardinas, agua embotellada y jabón.

Desmovilización y reintegración

UNICEF, la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Burundi, el equipo sudafricano de coordinación del acuerdo de paz de Burundi y la Unión Africana respaldan las labores de desmovilización y reintegración de los niños soldados que viene llevando a cabo el Gobierno de Burundi. Además, el Banco Mundial y los gobiernos de España y Francia han brindado apoyo financiero al proceso.

Sin embargo, 44 niños en poder de una facción "disidente" del FNL esperan aún en dos zonas de reunión la oportunidad de participar en el proceso de orientación psicosocial y reunificación familiar.


 

 

Búsqueda