ÚNETE POR LA NIÑEZ

Burundi

Contexto


Ver mapa detallado (PDF)

Los mapas en este sitio no reflejan ninguna toma de posición por parte del UNICEF con relación a la situación jurídica de ningún país o territorio ni el reconocimiento de ninguna frontera.

Burundi ocupa el lugar número 167 en la lista de 177 países clasificados en el Índice de Desarrollo Humano de 2008, que se basa en datos de 2005. Se trata de una nación cuyas tasas de mortalidad maternoinfantil figuran entre las más elevadas de África. Pese a que el gobierno ha aumentado los fondos destinados a la educación básica gratuita, la situación de hambre que sufren muchos hogares continúa atentando contra la calidad de la educación y agravando el problema de la deserción escolar. Debido a que los fondos que se asignan al sector de la salud son insuficientes, también peligra la prestación de servicios gratuitos de atención a las mujeres embarazadas y a los niños y niñas menores de cinco años que había instituido el gobierno en 2006.

Las cuestiones que afectan a los niños y niñas en Burundi

  • Debido a la guerra civil, las tasas de pobreza de Burundi aumentaran del 48% al 67% entre 1994 y 2006. El incremento de los precios de los alimentos (como el aumento del 28% que sufrieron entre 2007 y 2008) afecta las posibilidades de supervivencia de las familias y agrava la vulnerabilidad potencial de las mismas ante las amenazas reiteradas de inundaciones, sequías, deslizamientos de tierra y cambio climático.
  • El paludismo, la diarrea, las infecciones de las vías respiratorias y las complicaciones debidas a la desnutrición son las causas principales de la mortalidad y morbilidad de los niños de Burundi. En 2005, el 53% de los niños y niñas menores de cinco años sufrían cortedad de talla como consecuencia del consumo de alimentos inadecuados, de los regímenes alimentarios de baja calidad, de las prácticas deficientes de alimentación de los lactantes, de la gestión deficiente de las enfermedades infantiles en los hogares y de la degradación generalizada del sistema de atención de la salud.
  • La tasa de mortalidad de Burundi es elevada debido a las complicaciones durante el embarazo y el alumbramiento, además del alto número de embarazos demasiado frecuentes o a una edad demasiado joven. Más del 50% de las mujeres dan a luz en sus hogares sin ayuda de personal capacitado. Para fines de 2007, la tasa de alumbramientos asistidos por parteras calificadas sólo llegaba al 41,1%.
  • De cada 1.000 niños nacidos vivos, 41 mueren en las cuatro semanas inmediatamente posteriores al nacimiento, lo que se traduce en 16.000 muertes infantiles por año.
  • Solamente el 64% de la población tiene acceso al agua potable, mientras que sólo el 32% emplea instalaciones de saneamiento ambiental adecuadas. Se calcula que el 88% de las muertes debidas a la diarrea son consecuencia de las prácticas de higiene inadecuadas, el consumo de agua contaminada y la carencia de servicios de saneamiento ambiental.
  • Entre los problemas más graves en materia de protección figuran el incremento de la violencia sexual y basada en género contra los niños, niñas y mujeres; la explotación y el abuso de los niños y niñas de la calle; el trabajo infantil; la participación de los niños en las agrupaciones armadas; y la situación de los menores alojados en establecimientos penitenciarios, de los huérfanos y de otros niños y niñas vulnerables.
  • Entre 2002 y 2008, más de 470.000 burundianos fueron repatriados desde Tanzania. La cifra anual más elevada de repatriaciones -más de 91.000- se registró en los primeros nueve meses de 2008. El regreso de todos esos desplazados impone mayor presión sobre la infraestructura y los servicios sociales de por sí inadecuados, como los de salud, educación y suministro de agua. Una de las consecuencias más graves del retorno son las tensiones que se han desatado en las comunidades anfitrionas. Se calcula que entre los burundianos que regresaron hay unos 387.000 niños y niñas en edad escolar, quienes deben aprender nuevos idiomas en integrarse en las escuelas.

Actividades y resultados en pro de los niños

  • El  gobierno ha puesto en vigencia un nuevo Código Penal que contiene disposiciones sobre la protección de los niños y niñas y ha eliminado los aranceles que se debían pagar para registrar los nacimientos de los niños y niñas menores de cinco años.
  • Entre 2000 y 2007, la cobertura de inmunización de los niños y niñas de corta edad con siete antígenos aumentó del 72% al 94%, mientras que el suministro de suplementos de vitamina A tuvo un incremento del 38% al 96%.
  • Las consultas iniciales de atención antenatal aumentaron del 78% al 98% desde 2000 a 2007, mientras que los alumbramientos con ayuda de personal calificado tuvieron un incremento del 25% al 41%.
  • La realización de Semanas de Salud Maternoinfantil dos veces por año con la ayuda de UNICEF posibilitó que en 2008 se inmunizara a 143.587 niños y niñas. Además de ello, 4,2 millones de niños y niñas de 1 a 14 años de edad y 107.940 mujeres embarazadas recibieron tabletas contra los parásitos.
  • Asimismo, UNICEF entregó 245.000 mosquiteros tratados con insecticida a menores de cinco años y mujeres embarazadas como parte de su campaña de prevención del paludismo. El organismo internacional también brindó mayor acceso a los tratamientos de nutrición terapéutica a 144.000 niños y niñas desnutridos; brindó capacitación en materia de atención obstétrica de emergencia a 127 doctores, y aumentó los servicios de prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo.
  • La institución de la educación primaria gratuita en 2005 aumentó notablemente las tasas de matriculación neta, que en el año escolar 2004-05 habían sido del 59% para llegar al 79% en el año escolar 2007-08. Es muy probable que Burundi conquiste la meta de la igualdad de género en la educación primaria, ya que la relación entre el número de niñas y niños que asisten a la escuela es 0,91.
  • UNICEF ha estado apoyando de diversas maneras las actividades que realiza el gobierno en pro de la educación. La organización respaldó la elaboración de políticas educacionales; la capacitación de 2.000 directores de escuela en materia de educación sobre las cuestiones de género y de 426 con respecto al desarrollo en la primera infancia; la construcción de 387 aulas para 21.300 alumnos; la construcción de baños separados para niños y niñas y el suministro de agua potable a las escuelas; la provisión de equipos y materiales de aprendizaje para 349.950  estudiantes; y el dictado de clases de francés y kirundi a unos 1.250 niños y niñas repatriados que debían ponerse al día en esos idiomas.
  • UNICEF y sus aliados brindaron tratamiento a 809 víctimas de violencia sexual, entre ellas 471 niños y niñas, y prestaron ayuda para que 7.501 niños huérfanos y vulnerables, incluso 615 niños de la calle, regresaran a la escuela o recibieran servicios médicos y de apoyo psicosocial.
  • UNICEF colaboró con el gobierno para que 14.467 alumnos escolares y 9.410 pobladores de tres provincias recibieran acceso al agua potable y a los servicios de higiene. También brindó capacitación a 17 coordinadores provinciales de juntas comunales de agua y colaboró en la elaboración del Plan Nacional de Acción referido a la higiene y el saneamiento ambiental.
  • UNICEF brindó a 2.898 maestros de enseñanza primaria capacitación sobre la prevención del VIH/SIDA y prestó su apoyo a la producción de folletos sobre ese tema. Asimismo, capacitó a 276 profesionales en materia de servicios de orientación voluntarios y realización de la prueba del VIH en 14 provincias y a 800 líderes comunitarios con respecto al enfoque de las Cuatro P para la prevención del SIDA.
  • Mediante las labores de promoción que llevó a cabo UNICEF ante el Parlamento se facilitaron las consultas sobre un Plan Nacional de Acción por los Huérfanos y Niños Vulnerables con los gobernadores, los administradores y 2.758 jefes locales de todo el país, así como la creación del Foro Nacional de los Niños. El cuerpo legislativo nacional aprobó los proyectos, y el Consejo de Ministros dio su conformidad con un Decreto Presidencial mediante el cual se creó ese Foro.
  • Los servicios de emergencia de UNICEF posibilitaron la rehabilitación y reintegración de 6.427 personas que habían sido expulsadas de Tanzania, la construcción de 750 refugios y siete escuelas y la prestación de ayuda inmediata a 24.000 desplazados y damnificados por los desastres naturales.
  • UNICEF respaldó las labores del gobierno en materia de actualización de la base de datos nacional BurundInfo y la realización de estudios sobre las disparidades y la pobreza infantil, así como un análisis de situación.
  • UNICEF también abogó exitosamente por la asignación de recursos para los niños en las actividades de adquisición de suministros y en los enfoques sectoriales.

 

 

Indicadores básicos

Ordenación por categoría de la TMM5

9

Tasa de mortalidad de menores de 5 años, 1990

189

Tasa de mortalidad de menores de 5 años, 2009

166

Tasa de mortalidad infantil (< de 1 año), 1990

114

Tasa de mortalidad infantil (< de 1 año), 2009

101

Tasa de mortalidad neonatal, 2009

42

Población total (miles), 2009

8303

Nacimientos anuales (miles), 2009

283

Muertes anuales (<5 años) (miles), 2009

46

INB per cápita (dólares), 2009

150

Esperanza de vida al nacer (años), 2009

51

Tasa total de alfabetización de adultos (%), 2005-2008*

66

Tasa neta de matriculación/asistencia enseñanza primaria (%), 2005-2009*

71

Distribución familiar del ingreso (%) 2000-2009*, 40% más bajos

21

Distribución familiar del ingreso (%) 2000-2009*, 20% más altos

43

Definiciones y fuentes estadÝsticas principales [popup]

Fuente: Estado mundial de la infancia

Búsqueda