Brasil

Los Superagentes de la salud infantil luchan contra las muertes infantiles en Brasil

Nicole, de 9 años, le enseña a su compañero Miguel sobre la importancia de las vacunas. Nicole forma parte del programa de Superagentes de la salud infantil que ofrece a los niños los conocimientos necesarios para garantizar que tanto ellos como sus compañeros se mantengan sanos.  Véalo en RealPlayer

 

Por Kent Page

El Informe de 2013 sobre los progresos de El compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada muestra que se han logrado avances importantes en la reducción de la mortalidad infantil en todas las regiones del mundo y en todos los niveles nacionales de ingreso. Sin embargo, se necesitan lograr aumentos aún mayores para que el mundo cumpla el Objetivo de Desarrollo del Milenio 4, es decir, reducir la mortalidad de menores de 5 años en dos tercios para 2015. Esta Serie Web de UNICEF sobre Una promesa renovada se centra en algunos de los programas exitosos e innovadores que han ayudado a salvar las vidas de millones de niños en todo el mundo.

En 2012, Brasil logró el Objetivo de Desarrollo del Milenio 4. Las disparidades que existen en todo Brasil indican que todavía queda trabajo por hacer, especialmente en algunas comunidades pobres y entre los grupos más marginados, entre ellos los afrobrasileños y los pueblos indígenas. Brasil sigue realizando innovaciones para lograr progresos en la promoción de la salud de los niños menores de 5 años y de las madres, como lo demuestran el programa de madres sociales, el programa cigüeña, el programa madre canguro y el programa Superagentes de la salud infantil.

Los superagentes de la salud infantil son superhéroes por derecho propio, que ayudan luchar contra las muertes infantiles prevenibles educando a sus compañeros sobre las vacunas, la higiene y la buena salud en Brasil.

FORTALEZA, Brasil, 16 de octubre de 2013 – “¡Eh, Miguel!” dice Nicole mientras se sienta junto a él en una mesa de plástico. “¿Sabes por qué las vacunas son importantes?” Miguel está encantado con la sonrisa amable de Nicole, pero, para ser honesto, él tiene sólo 4 años y no está muy seguro de cuál es la respuesta.

¡No hay problema! Nicole tiene la respuesta, y sabe cómo explicársela a Miguel. Con tan sólo 9 años, Nicole ya es una superagente capacitada de la salud infantil. “Las vacunas ayudan a mantener a los niños sanos como nosotros”, le dice a Miguel mientras le sostiene las manos. “Las vacunas garantizan que no tengamos ninguna enfermedad mala”.

La superhéroe explica las supervacunaciones

Ambos niños están vestidos con el uniforme de la escuela, un chaleco blanco y amarillo con un gran sol amarillo sonriente. Nicole y Miguel van a la Escolinha Sol (Escuela Sol), situada en una comunidad pobre de Fortaleza; para sobrevivir, la escuela depende de donaciones y del trabajo de los voluntarios.

Nicole aprendió todo lo que sabe sobre las vacunas, la higiene y la buena salud de los estudiantes de medicina de la universidad local, que trabajan como voluntarios dando lecciones a cada nuevo grupo de superagentes de la salud infantil en la escuela.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2013/Page
Nicole le dice a Miguel que algunas vacunas se administran por medio de una aguja en el brazo. Ella también enseña a sus compañeros sobre la importancia de una buena higiene y de otras prácticas saludables que promueven una buena salud.

“Las vacunas vienen en dos formas”, le dice al niño. “Una es mediante una aguja que se pone en el brazo”, y le muestra a Miguel con su dedo índice dónde va la inyección. “La otra forma es dar una gota que va en la boca y que se tiene que tragar. Abre la boca y podemos hacer como que te la doy”, dice. Miguel abre obedientemente su boca, y Nicole pretende ponerle una gota; en ese momento, toda la atención que está recibiendo desemboca en una carcajada.

Superagentes con superesultados

Nicole es sólo uno de los numerosos superagentes de la salud infantil que hay en Escolinha Sol. El proyecto está basado en un programa muy eficaz de Brasil, los agentes nacionales de salud, uno de los factores más importantes en la reducción de las tasas de mortalidad de menores de 5 años en todo el país desde la década del noventa.

Los agentes de salud van de puerta en puerta por las comunidades de todo el país, y han sido fundamentales para reducir la mortalidad infantil causada por la neumonía, la diarrea y la desnutrición, para ampliar la cobertura de la vacunación contra las enfermedades infantiles prevenibles como el sarampión, y para enseñar a las familias sobre la importancia de la higiene.

Los esfuerzos innovadores y exitosos de Brasil en la reducción de la mortalidad infantil simbolizan los esfuerzos de Una promesa renovada, un compromiso firmado por 176 países (incluido Brasil) en poco más de un año para acelerar la reducción de la mortalidad infantil. Lograr avances en la reducción de las muertes infantiles prevenibles requiere la colaboración de los gobiernos, la sociedad civil, las organizaciones religiosas, el sector privado, las comunidades, las familias… y los niños comprometidos como Nicole.

Todavía queda mucho por hacer, ya que las disparidades dentro de Brasil hacen que en muchas comunidades empobrecidas –como la de Nicole– y entre los grupos marginados, como los pueblos indígenas de Brasil, las tasas de mortalidad de menores de 5 años sean un motivo de preocupación y deban reducirse.

Mientras tanto, se necesitan más superhéroes, por lo que este programa de educación para la salud de niño a niño se está ampliando a otras escuelas del Brasil.


 

 

Fotografía UNICEF: Compromiso con la supervivencia infantil

Búsqueda