Brasil

Una trabajadora de la salud al frente en la reducción de la mortalidad infantil en Brasil

Mira cómo el cuidado de un agente de salud de la comunidad ha ayudado a una familia sobrevivir y prosperar a lo largo de tres generaciones.  Véalo en RealPlayer

 

Por Kent Page

El 13 de septiembre, UNICEF y sus aliados revelan nuevas cifras sobre los progresos mundiales para poner fin a las muertes infantiles prevenibles. El Informe de la organización sobre los progresos de 2013 en torno a El Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada, que examina las tendencias en la mortalidad infantil desde 1990, analiza las principales causas de la mortalidad de menores de 5 años y destaca los esfuerzos nacionales y mundiales para salvar vidas infantiles.

En 2012, Brasil alcanzó el Objetivo de Desarrollo del Milenio 4, que consiste en reducir en dos tercios la tasa de mortalidad de menores de 5 años. Las disparidades que persisten a lo largo del país demuestran que todavía queda trabajo por hacer, sobre todo en algunas comunidades pobres y entre los grupos marginados, incluidos los afrobrasileños e indígenas. Como lo ha demostrado el programa de Madres Sociales, la Red Cigüeña, el programa Madre Canguro y Súper Agentes de Salud Infantil, Brasil continúa innovando y avanzando en el tratamiento de menores de 5 años y la salud de las madres.

Desde la década de 1990, el muy eficaz programa de agentes comunitarios de salud de Brasil –que se inició en el estado de Ceará, en 1988– ha sido uno de los factores más importantes en la reducción de la mortalidad de niños menores de 5 años en todo el país. Mediante visitas a las familias en las que se les enseña sobre la importancia de la lactancia materna, la higiene o las vacunas, agentes de salud como Graça han sido fundamentales para reducir la mortalidad infantil causada por la neumonía, la diarrea, la desnutrición, el sarampión y otras enfermedades prevenibles.

FORTALEZA, Brasil, 11 de septiembre de 2013 - A los 56 años, y después de 23 años de visitas a las familias de bajos ingresos de su comunidad, situada a las afueras de Fortaleza, Graça Campos se encuentra en la primera línea de la reducción de la mortalidad infantil en el Brasil. Y, a pesar del impresionante progreso que ha logrado el Brasil hasta el momento en ese frente, Graça no muestra ningún signo que indique que vaya a bajar el ritmo de su trabajo.

“¡Bom Dia!”, Dice a través de una puerta de hierro oxidado, anunciando su llegada a la casa de seis familias que viven juntas en un espacio limitado y sin agua corriente. Perros, gatos, conejos y pollos circulan entre los espacios estrechos. Siete niños viven en el hogar; cinco son menores de 5 años y, en apenas dos meses, otro bebé se unirá a la familia.

“La llamamos ‘Tia Graça’”, dice Erica, de 17 años, que está embarazada de siete meses. “Nos ha estado visitando durante mucho tiempo y me está ayudando a aprender a tener un embarazo sano”.

Atención a tres generaciones

De hecho, como agente de salud de la comunidad, Graça ha ayudado a esta familia durante tres generaciones. “Este es el primer embarazo de Erica, y ella es muy joven, por lo que realmente necesita que cuide de ella”, dice.

Graça se sienta con Erica y examina una lista de preguntas, pero se trata más de una conversación amistosa con un miembro de la familia. Erica se siente bastante bien en general, pero cada vez se encuentra más cansada, y sus tobillos han empezado a hincharse. Graça echa una mirada y apunta notas en el gráfico de Erica. Desde que Erica quedó embarazada, Graça se ha asegurado de que sea consciente de la importancia del cuidado prenatal durante su embarazo, y ha estado supervisando cuidadosamente todas sus consultas de atención prenatal.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Video
Erica, a la izquierda, está embarazada, y Graça Campos, agente de salud la comunidad, monitorea sus consultas de cuidado prenatal. Lidiane, a la derecha, está preocupada porque Emily tiene diarrea; Graça le muestra cómo hacer una solución de rehidratación oral.

“Me gustaría que vinieras a la clínica mañana para ver a la enfermera”, dice Graça. “Puede que no haya ningún problema, pero me sentiría mejor si la enfermera y el médico echan un vistazo a la hinchazón. En los últimos tres meses del embarazo realmente necesitas comer bien y descansar mucho, ¿OK?” Erica se compromete a ir a la clínica de salud, que se encuentra sólo a 1 km de distancia.

Lidiane, de 21 años, también vive en la casa. Graça conoce a su madre Heloisa desde que Lidiane nació. Ella ayudó a los niños de Heloisa a crecer sanos desde el nacimiento y ahora está ayudando a una tercera generación: los hijos de Lidiane y los hijos de sus hermanos y hermanas.

Lidiane está muy ocupada con Benicio, de 3 años, y con Emily, de 1 año, a quien está amamantando felizmente. Graça analiza la tarjeta de salud de Emily con Lidiane, habla con ella acerca de Benicio, y a continuación le echa un vistazo; parece estar en buena forma, siempre haciendo travesuras.

Graça dedica luego toda su atención a Emily, controlando su altura y peso con respecto a su gráfico. Le muestra a Lidiane el gráfico y le dice: “Hasta ahora todo parece ir bien. No hay ningún problema, pero asegúrate de seguir amamantando a Emily para mantenerla sana”.

Una solución simple que salva vidas

“¿Qué debo hacer cuando a Emily le da diarrea?”, pregunta Lidiane. “¿Ella tiene diarrea ahora?”, pregunta Graça. “Sí, la ha estado teniendo durante dos días”. “La diarrea puede ser muy peligrosa para un niño pequeño, ya que se puede deshidratarlo rápidamente”, explica Graça. “Así que hay que seguir amamantando a Emily, incluso cuando tenga diarrea."

“También es necesario asegurarse de mantener sus manos limpias y las tuyas también. ¿Te acuerdas de cómo hacemos la solución de rehidratación oral en casa?”

Graça muestra a Lidiane y Erica cómo preparar la solución de rehidratación oral de nuevo. “Esta es una de las piezas de información más importantes para salvar vidas que los trabajadores de salud como yo hemos podido compartir con todas las familias de las que somos responsables”, dijo Graça. “Cuando empecé como agente de salud de la comunidad, la diarrea estaba matando a muchos niños, pero cuando empezamos a enseñar a las familias a preparar sus propias soluciones de rehidratación oral en el hogar, con solamente agua, sal y azúcar, esto ayudó realmente a salvar las vidas de los niños.

“Por supuesto, hoy en día los niños siguen teniendo diarrea, pero en mi comunidad ya no es un problema que conduzca a la muerte de un niño.

“Cuando empecé”, continúa Graça, “las grandes causas de mortalidad de los niños aquí eran la neumonía, la diarrea, el sarampión y la desnutrición. Pero hemos logrado un gran progreso en todas ellas por medio de las vacunas y ayudando a todos a entender la importancia de la lactancia materna”.

___________________________________________

Una promesa renovada es un movimiento basado en la responsabilidad compartida para la supervivencia infantil, y está movilizando y reuniendo a los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y los individuos en la causa de poner fin a las muertes infantiles prevenibles en el lapso de una generación. El movimiento busca el avance de Todas las mujeres, todos los niños, una estrategia puesta en marcha por el Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-moon, con el objetivo de mejorar la salud de mujeres y niños a través de la acción y de las actividades de promoción para acelerar la reducción de la mortalidad prevenible de las madres, de los recién nacidos y de los niños.

Desde su inicio, 176 gobiernos firmaron El Compromiso con la supervivencia infantil: Una promesa renovada, y miles de grupos de la sociedad civil y particulares han movilizado acciones y recursos en apoyo de la meta. Un conjunto amplio de gobiernos han comenzado a establecer nuevos objetivos ambiciosos para la supervivencia de las madres, los recién nacidos y los niños, mientras que, en todo el mundo, la sociedad civil exige cada vez más que los gobiernos sean responsables de sus promesas, un factor promovido por las nuevas tecnologías y las herramientas de comunicación.

Una promesa renovada reconoce que la capacidad de liderazgo, el compromiso y la rendición de cuentas son fundamentales para poner fin a las muertes infantiles prevenibles. Y debido a que cada vez más se reconoce que la supervivencia infantil es una responsabilidad compartida, todos tienen una función que desempeñar.


 

 

Fotografía UNICEF: Compromiso con la supervivencia infantil

Búsqueda