Brasil

UNICEF celebra 60 años de labor en Brasil

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Brazil/Ramos Chaves
Adrian Ursilli (dcha.), Director de marketing y publicidad de MSC Cruzeiros, organización aliada de UNICEF, ofreció un cheque simbólico a Marie-Pierre Poirier, Representante de UNICEF en Brasil, y a los adolescentes de la Plataforma de los centros urbanos.

RÍO DE JANEIRO, Brasil/NUEVA YORK, EE.UU., 14 de abril de 2011. Un almuerzo especial para celebrar los 60 años de UNICEF en Brasil tuvo lugar el pasado 26 de marzo a bordo del barco MSC Música, en Pier Mauá, Río de Janeiro. A la celebración asistieron casi 400 invitados, incluidos representantes de aliados corporativos de UNICEF, dirigentes de la comunidad y adolescentes que participan en la Plataforma de los centros urbanos, una iniciativa puesta en práctica en Río y São Paulo por UNICEF y sus aliados.

La celebración también contó con la presencia de artistas como el actor brasileño Renato Aragão, a quien se rindió homenaje por sus 20 años de labor como Embajador de Buena Voluntad de UNICEF en Brasil.

El almuerzo fue auspiciado por MSC Cruzeiros, uno de los aliados de UNICEF, y contó con el apoyo de la empresa de promoción de eventos Tudo y la agencia de comunicaciones Nova S/B. Los fondos recaudados con la venta de invitaciones se asignarán a iniciativas de UNICEF en Brasil.

El acto, cuyo maestro de ceremonias fue el actor brasileño Leonardo Miggiorin, homenajeó a los aliados corporativos de UNICEF que en 2010 lograron un cambio en las vidas de los niños, niñas y adolescentes brasileños. “Todos nosotros creemos que la inversión en la infancia es el modo más eficaz de contribuir a un desarrollo sostenible y equitativo para todos. Queremos cada vez más a aliados del sector privado a nuestro lado como coautores de las medidas que llevamos a cabo”, declaró Marie-Pierre Poirier, Representante de UNICEF en Brasil.

"Es emocionante poder ayudar"

Imagen del UNICEF
© UNICEF/Brazil/Ramos Chaves
Jacqueline Saturnino Vieira formuló un emotivo discurso durante la ceremonia por los 60 años de UNICEF en Brasil.

Durante la ceremonia, Director de marketing y publicidad de MSC Cruzeiros, Adrian Ursilli, entregó un cheque simbólico a UNICEF vinculado con la alianza mundial con la organización. El cheque, por importe de 486.000 reales (casi 306.000 dólares estadounidenses), es reflejo de los fondos recaudados gracias a esta alianza durante los seis meses pasados. “Se trata de la segunda partida de las donaciones, que desde 2009 han ascendido a más 1,6 millones de reales (unos 630.000 dólares). Para MSC Cruzeiros es emocionante ser capaz de ayudar a hacer que los sueños de estos niños y adolescentes, que necesitan tanto nuestro apoyo, se hagan realidad”.

“Hace dos años establecimos la alianza mundial entre MSC y UNICEF. En Brasil, apoyamos la Plataforma de los centros urbanos, que ha resultado ser una de las mejores inversiones que hemos hecho nunca. Estamos muy orgullosos y esperamos trabajar con la organización por mucho más tiempo", declaró Roberto Fusaro, Director General de MSC Cruzeiros para Sudamérica.

La gran sorpresa del encuentro fue el homenaje rendido al actor Renato Aragão por sus 20 años de actividad como Embajador de Buena Voluntad de UNICEF en el país. Renato recibió un trofeo como un símbolo de gratitud por su contribución a garantizar los derechos de los niños y adolescentes brasileños.

Una vida ligada a UNICEF

Como parte del tributo a Renato, Jacqueline Saturnino Vieira pronunción un emotivo discurso. Ella se unió a un proyecto respaldado por UNICEF cuando tenía 6 años. Ahora, a la edad de 26, es una de las mismas personas que ayuda a la realización de los derechos de los niños a aprender mediante su trabajo como multiplicadora en el proyecto Tronco de libros. 

Se trata de una iniciativa de UNICEF que contribuye al desarrollo de la capacidad para escribir e interpretar textos para los niños de escuelas públicas localizadas en las zonas rurales de los estados de Bahia, Alagoas y Sergipe.

“Tuve una infancia difícil, como tantos otros niños y niñas que han crecido y todavía crecen en Brasil”, dijo Jacqueline durante la ceremonia. “Hablar de UNICEF es hablar de mi propia vida, de cómo recobré el derecho a soñar y crecer con la ciudadanía, y sobre cómo creo que este derecho puede llegar hasta otros niños en el Semiárido. Le doy las gracias a Renato por ayudar a cambiar las vidas de miles de niños y hacerles sonreir con una vida más digna”.


 

 

Búsqueda