Brasil

Unos jóvenes activistas ayudan a fomentar la sostenibilidad ambiental en la región amazónica de Brasil

Imagen del UNICEF
© UNICEF Brazil/2010/Barbery
Rosicléia da Silva, de 15 años de edad, frente a la escuela pública en la que estudiaba cuando inició sus labores como activista del medio ambiente.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 4 de octubre de 2010 – El Objetivo de Desarrollo del Milenio 7 apunta a lograr la sostenibilidad del medio ambiente para 2015. Entre los muchos jóvenes que trabajan para lograr ese objetivo figura Rosicléia da Silva, una niña de 15 años de la región amazónica de Brasil. Rosicléia conversó recientemente con Radio UNICEF.

 AUDIO: escuche

Rosicléia vive con sus padres y dos hermanas mayores en Palmares, un vecindario de la ciudad de Tailândia. Rosicléia se dedicado a la defensa del medio ambiente en su comunidad desde que entró en la adolescencia. En la actualidad es una de las principales promotoras de la siembra de árboles en una zona de la región que sufre los devastadores efectos de la deforestación.

La joven cree que los habitantes de su comunidad pueden colaborar todos los días con la preservación del medio ambiente que les rodea.

“Es muy fácil. Se trata de hacer cosas muy básicas, como separar los desperdicios para su reciclado y usar menos agua", señala Rosicléia. “El hecho de que alguien no tenga dinero no quiere decir que no pueda ayudar a proteger el medio ambiente".

La plaga de la deforestación

Durante muchos años, Tailândia y otras partes de la región amazónica de Brasil han sufrido los efectos devastadores de la tala ilícita de árboles y la deforestación incontrolada. Rosicléia cree que la violencia y los problemas sociales que aquejan a la región se relacionan estrechamente con las cuestiones referidas al medio ambiente que tanto le preocupan.

“El mayor obstáculo es la propia población", afirma al referirse a las barreras que dificultan los cambios en favor del medio ambiente en su comunidad. "Debido a que muchas personas vienen aquí a trabajar pero no viven realmente aquí, se sienten ajenas al lugar. Y por eso no lo defienden ni protegen".

Rosicléia añade que en su comunidad hay problemas con respecto a la eliminación de los desperdicios, además de falta de centros de atención de la salud y un sistema de educación deficiente. "Nuestros problemas económicos pueden resumirse en pocas palabras”, añade. "Hay muchas cosas que otras ciudades tienen y con las que nosotros no contamos".

Atención internacional

Rosicléia inició su labor como activista cuando cursaba estudios primarios en una escuela pública. Allí coordinó las labores de aplicación del Programa 21, un plan integral de acción en pro del medio ambiente a escala mundial, nacional y local.

Desde entonces, las labores de Rosicléia han despertado interés en el plano internacional. La niña ha participado en varias conferencias, como la Cumbre Júnior 8, celebrada en Roma en 2009. En representación de Brasil, Rosicléia formó parte del grupo de 56 adolescentes de 14 países que fueron seleccionados para asistir a esa reunión que organiza UNICEF desde 2005 con el propósito de enriquecer las reuniones anuales del Grupo de los 8 con las opiniones y puntos de vistas de los jóvenes.

Pese a los esfuerzos de los activistas como Rosicléia, Brasil sigue siendo uno de los países que más contamina. Y al contrario que en la mayoría de las demás naciones, donde la principal causa de contaminación es el empleo de combustibles fósiles, un 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero de esa nación sudamericana se deben a la deforestación y otras actividades relacionadas con el uso del suelo.

Consecuencias duraderas

Los principios del desarrollo sostenible son amplios y prolongados, ya que se refieren a cuestiones tan variadas como la protección de los recursos necesarios, así como del agua, el suelo y la calidad del aire para beneficio de las generaciones futuras. Rosicléia mantiene la esperanza de que las actividades que lleva a cabo para revertir los daños que ha sufrido el medio ambiente de la región amazónica tengan consecuencias duraderas.

“Creo que se trata de un trabajo importante, porque de otra forma nuestros hijos y nietos quizás no cuenten con lo que nosotros tenemos hoy en día", dice. "Por eso es tan importante proteger el medio ambiente para las próximas generaciones".


 

 

Audio

6 de agosto de 2010: Rosicléia da Silva, una activista juvenil brasileña, habla sobre la sostenibilidad del medio ambiente en la región amazónica de Brasil.
AUDIO escuche

Radio UNICEF

La juventud opina

Búsqueda