Brasil

Lo último

© UNICEF Brazil/2006/Bonacini
Esta niña es sólo una de los más de 10 millones de niños que se benefician de la reducción en las tasas de mortalidad infantiles y del mayor acceso a la escuela en la región semiárida de Brasil.

Brasil es el quinto país más poblado del mundo con más de 195 millones de habitantes, de los cuales aproximadamente el 30% son menores de 18 años.

Desde 1950, UNICEF ha participado en avances importantes de los derechos del niño en el país, incluyendo un papel activo en la promoción de la aprobación del Estatuto del Niño y del Adolescente; el diseño de estrategias que han erradicado la poliomielitis y reducido la mortalidad infantil; la promoción de programas de alimentación escolar; y la defensa con éxito de la ampliación de la edad de escolarización obligatoria de los 4 a los 17 años (antes era de los 6 a los 14).

A pesar de que el país es una de las 10 mayores economías del mundo, Brasil se enfrenta a grandes desafíos para reducir las desigualdades sociales. UNICEF trabaja para conseguir que la igualdad de derechos sea una realidad para todos los niños, niñas y adolescentes, independientemente de su género, raza u origen étnico, nivel socioeconómico, lugar de nacimiento o condición personal, con especial atención a los más vulnerables.

Actualmente, gran parte de la programación de UNICEF en Brasil se centra en la reducción de las desigualdades en tres grandes territorios: la región semiárida, la Amazonía brasileña y las zonas más pobres dentro de los grandes centros urbanos como Río de Janeiro y São Paulo. A través del programa Sello Municipio Aprobado, UNICEF trabaja directamente con más de 1.700 municipios pequeños y medianos en la región semiárida y la Amazonia brasileña para garantizar los derechos de todas las niñas y niños que viven en esa zona. Mediante la estrategia denominada Plataforma de Centros Urbanos, UNICEF trabaja para reducir las desigualdades que persisten dentro de las ciudades más pobladas.

El trabajo de UNICEF en Brasil se apoya en alianzas importantes con el Gobierno, el sector privado y la sociedad civil. Principalmente, UNICEF defiende el derecho de todos los niños y adolescentes a sobrevivir y desarrollarse, aprender, jugar y practicar deportes, crecer sin violencia, recibir protección contra el VIH y el sida, y tener prioridad en las políticas públicas.

 


 

 

 

 Imprimir artículo

Búsqueda