Brasil

ONG brasileña aliada del UNICEF recibe el I Premio de Derechos Humanos Rey de España

Imagen del UNICEF
© UNICEF / España 2004
Zilda Arns Neuman fundadora y coordinadora nacional de la ONG brasileña Pastoral da Criança.

'Los gobiernos locales de Latinoamérica no están priorizando el cuidado de los niños' Zilda Arns Neuman

NUEVA YORK, 28 enero de 2005 - La ONG brasileña Pastoral da Criança,  fue galardonada el pasado 24 de enero con el I Premio de Derechos Humanos Rey de España como reconocimiento a su trabajo en pro de la infancia en Latinoamérica y África.

Pastoral da Criança es una organización que desde hace 21 años realiza proyectos para combatir la mortalidad y la desnutrición infantil y que cuenta con una inmensa red de voluntarios, alrededor de 240.000, que trabajan en los barrios más desfavorecidos y marginados de Brasil y en otros 14 países de Latinoamérica y África, donde han llevado su método de trabajo a través de la formación de líderes comunitarios.

Zilda Arns Neuman fundadora y coordinadora nacional de Pastoral da Criança, estuvo en Madrid recogiendo el premio y visitó la sede del UNICEF-Comité Español.

He aquí algunas de las preguntas que respondió en su visita:

Ustedes trabajan para combatir la mortalidad infantil y la desnutrición con base a una metología comunitaria, ¿nos podría explicar un poco el trabajo de Pastoral Da Criança?

Nosotros trabajamos con una metodología teórica y práctica que permite enseñar la “Pastoral Da Criança” o pastoral del niño, que es una filosofía comunitaria que permite a los líderes de cada comunidad conocer y capacitarse sobre el desarrollo integral del niño, desde la etapa del embarazo hasta los 6 años de edad. Nosotros capacitamos a los líderes en temas de salud, desarrollo mental y crecimiento social, cognitivo y espiritual de los niños.

Ustedes han logrado adaptar y expandir su experiencia de trabajo a favor de la infancia a otros 14 países latinoamericanos y africanos, ¿cómo han logrado tener tanta repercusión en sólo dos décadas?

Durante los tres primeros años de la Pastoral el único organismo que financiaba nuestros proyectos era UNICEF –que sigue ayudándonos hasta el momento. Fue también gracias a su deseo de dar a conocer nuestro trabajo en otros países en los que comenzamos a expandirnos. Especialmente después de que lográramos que en la población de Florestopolés, en Brazil se redujera el porcentaje de desnutrición de 127 por mil a 28 por mil.
Al principio, los directores de las otras organizaciones no tenían tiempo para desarrollar el sistema que les proponíamos. Así que en 1989 decidimos impartir los cursos de liderazgo comunitario. Por ejemplo, yo misma capacité en 1994 a las primeras 17 mujeres angoleñas y ahora atendemos en este país a 15.000 niños.

Por su experiencia, ustedes son grandes conocedores de la situación de la infancia en Latinoamérica ¿cuáles son los problemas que más afectan a los niños y niñas más pequeños?

Muchas veces falta conocimiento por parte de los padres de cómo cuidar a sus hijos, especialmente en los aspectos de salud y de nutrición. También falta solidaridad entre las familias para que puedan ayudarse.

Cuáles son los retos para los gobernantes de Latinoamérica?

En la mayoría de los territorios, los Gobiernos no están priorizando el cuidado de los niños. En Brasil, por ejemplo, ya tenemos unos estatutos que protegen a los niños, niñas y adolescentes y gracias a esto muchas cosas han cambiado. Pero muchas veces los gobiernos locales no conocen los Derechos de los Niños y no están muy preparados para gobernar en esta materia.
También considero que el control social debe ser fortalecido, no sólo para que se luche contra la corrupción, si no para que verifique que los programas sociales se están aplicando.

Además de sus logros en la reducción de la mortalidad infantil y desnutrición en zonas apartadas, esta organización sobresale por el sistema de información que utilizan para seguir el desarrollo de los niños y que es considerado uno de los mejores del mundo, porque cada tres meses informa tanto a las directivas como a los voluntarios de las etapas de los proyectos.


 

 

Búsqueda