Bangladesh

La campaña de distribución de vitamina A llega a 18 millones de niños para ayudarlos a recuperarse de las inundaciones

Imagen del UNICEF
© UNICEF Bangladesh/-2204/Torlesse
Uno de los 18 millones de niños que reciben vitamina A, que les ayudará a prevenir enfermedades como la diarrea.

DHAKA, BANGLADESH/NUEVA YORK, 10 de noviembre de 2004 – Después de las inundaciones que este año destruyeron las cosechas y dejaron sin alimentos a extensas partes del país, más de 18 millones de niños de Bangladesh han recibido cápsulas de vitamina A que podrían salvarles la vida. Un millón de niños ya se enfrentan a la desnutrición aguda y, a menos que se tomen otras medidas, la crisis podría prolongarse un año más.

“Muchos de estos niños y niñas estaban desnutridos antes de que empezaran las inundaciones, y ahora corren un riesgo mucho mayor”, dice Harriet Torlesse, oficial de nutrición del UNICEF. “Precisamente porque no tienen buenos alimentos que comer, y muchos también están a menudo enfermos, la campaña nacional de vitamina A es tan importante este año”.

En 120.000 lugares distintos, entre ellos estaciones de tren y de autobús, miles de voluntarios y trabajadores de la salud administraron las cápsulas a los niños menores de cinco años. Los niños de entre dos y cinco años recibieron también tabletas contra los parásitos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Bangladesh/-2204/Torlesse
Niños y niñas de todo Bangladesh esperan en fila para recibir tabletas de vitamina A y medicamentos contra los parásitos. Los medicamentos se administraron en 120.000 lugares distintos.

“El estado nutricional de estos niños es muy malo”, dice Shairose Mawji, jefe de operaciones sobre el terreno del UNICEF en Bangladesh. “Las cápsulas de vitamina A aumentarán la fuerza de estos niños, para permitirles luchar contra enfermedades como la diarrea, y también fortalecerlos de modo que puedan seguir su crecimiento”.

Las inundaciones monzónicas afectaron Bangladesh entre julio y septiembre y destruyeron los medios de vida de cientos de miles de familias que perdieron cosechas, ganado y ahorros. En algunas zonas del país no habrá otra cosecha hasta mayo del año próximo.

Los precios de los alimentos han subido enormemente, y las familias no pueden permitirse comprar comida para sus hijos, lo que aumenta el riesgo de desnutrición y carencia de vitamina A.

El UNICEF sigue trabajando junto al Instituto de salud pública y nutrición y el Ministerio de Sanidad y Bienestar de la Familia de Bangladesh con el fin de garantizar que la salud de los niños no se deteriore más.


 

 

Vídeo (en inglés)

10 de noviembre de 2004: 18 millones de niños de Bangladesh reciben vitamina A.

Anchura de banda
baja l alta (Real Player)

Búsqueda